viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº3755

Lanús | 10 ago 2020

PANORAMA POLÍTICO

Los planes de Kravetz, el reclutador de peronistas de Grindetti

Giuliani del sur o Berni local, el jefe de Gabinete y encargado de la seguridad lanusense, influyó metiendo cizaña en la interna del Frente de Todos lanusense. Mientras tanto, desde las filas del oficialismo local reconocen al ex legislador porteño como una figura instalada con miras a la sucesión del Intendente amarillo.


Casi cinco años atrás, cuando Néstor Grindetti asumió su primer mandato como intendente de Lanús, designó como secretario de Seguridad a Diego Kravetz, un nombre ajeno para el Municipio e incluso para el PRO.

Kravetz fue legislador porteño por el Frente para la Victoria, armador del Frente Renovador en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e incluso candidato a vicejefe de Gobierno porteño del camaleónico Jorge Telerman.

Lo cierto es que, tras la partida de Adrián Urreli a la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Kravetz asumió como jefe de Gabinete de Lanús y luego fue electo primer concejal en 2019. Todo esto, sin abandonar el control de la cartera que comandaba.

El ex diputado porteño se apega a un libreto similar al que hoy maneja el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni: con apariciones en operativos policiales, portando chaleco antibalas y posterior difusión mediática del accionar de las fuerzas de seguridad en Lanús.

“¡Buena, Giuliani del sur!”, le espetó vía Twitter el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, luego de que Kravetz protestara contra el gobierno nacional cuando pospuso a Lanús en el envío de fuerzas federales a los municipios de la Tercera Sección Electoral.

Si bien se trataba de un tema de su área de competencia, se podría especular que Kravetz tuvo que salir a decir algo en lugar de Grindetti, quien trata de cultivar una relación de diálogo con el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof. Como consecuencia, debió ligar el cachetazo del jefe comunal lomense, que lo comparó con el alcalde de New York que patentó su doctrina de seguridad conocida como “tolerancia cero”.

 

Reclutador de peronistas

A la saga de Insaurralde vinieron las chicanas de los peronistas de Lanús. Hace meses que los integrantes del Frente de Todos comenzaron a percibir la mano de Kravetz en algunos episodios de su crisis. Por caso, cuando el concejal peronista de Cambiemos Omar López declaró a este medio que tenía intenciones de ir por la presidencia del Partido Justicialista (PJ) local.

Cuando el PJ de Lanús organizó un Zoom para condenar puertas adentro el acompañamiento del concejal Héctor Montero a la rendición de cuentas de 2019, los disparos iban direccionados hacia el exconcejal Jorge García, que se incorporó a trabajar en la Jefatura de Gabinete municipal bajo el ala de Kravetz.

“Diego tiene que ver, porque es el artífice de la llegada de Jorge”, reconoció a Política del Sur una voz del grindettismo en off the record. Al igual que otra fuente consultada del oficialismo lanusense, consideran que, además del paraguas nacional del frente Juntos por el Cambio, la figura de Grindetti y su acción en la gestión (y, agrega quien escribe, el ordenador de ser gobierno) logran la convivencia varias identidades políticas, como los peronistas de Lanús con sus otrora rivales históricos de la Unión Cívica Radical. En definitiva, un plan para una síntesis municipal.

Más allá de la gestión, hay lugar para la lectura política: Lanús está gobernado por el PRO, pero su tradición más fuerte y la administración de sus municipios vecinos son peronistas. Ya sea por trayectoria o por simple declamación, Kravetz cumpliría con el ítem de la chapa peronista. La raigambre política, a la hora de dialogar, construir y acordar, se convierte en un lenguaje en común.

“Quedó demostrado en la última elección, en la que un gran sector lanusense votó a Grindetti y a Alberto”, reflexionaron desde adentro de las filas amarillas.

No es tan casual ese hecho: cuando Grindetti tuvo que remontar la derrota en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), llamó directamente a “cortar a (el excandidato a intendente Edgardo) Depetri”.

Esos dichos fueron pronunciados en un acto en el club El Porvenir -recordado por los incidentes que se produjeron en la previa-. Allí hubo banderas con el nombre del Intendente, algunas con el de Kravetz y, en su mayoría, no eran del característico amarillo del PRO, sino granate: el color del club de fútbol por el que es conocida la ciudad afuera de la ciudad. En definitiva, un tono para una síntesis municipal.

2023

Casi cinco años después de su aterrizaje en Lanús, Kravetz es hoy un posible nombre para el 2023, ya que, por más que lo desee (y aunque nunca se haya manifestado públicamente al respecto), Grindetti no puede ir por un tercer mandato, a raíz de la modificación de la ley provincial votada en la Legislatura durante el gobierno de María Eugenia Vidal.

“Diego puede continuar hacia adelante con los lineamientos del grindettismo”, señalan desde las filas del jefe comunal lanusense, y añaden que, por jerarquía en el organigrama y trabajo territorial (con la respectiva publicidad de éste), consideran al Jefe de Gabinete como una figura instalada en el Municipio.

“Nosotros tenemos una forma política, que es poner el cuerpo en cada situación. Lo hizo al principio cuando estaba como secretario de Seguridad y ahora en la Jefatura de Gabinete”, se jactaron desde el partido amarillo.

Sin embargo, en esa potencial contienda hacia el alejado 2023 -no sólo cronológicamente, sino por el peso específico de la imprevisible pandemia-, desde las filas del actual alcalde lanusense reconocen también a Urreli como posible aspirante a la sucesión.

“Diego es una pieza fundamental, está en la trinchera poniendo la cara. Lanús ganó mucho con él y con Urreli”, señalaron.

De todos modos, coinciden en que cualquier definición correspondiente a un eventual sucesor en la gestión amarilla la tendrá Grindetti. El tiempo dirá si Kravetz busca darle músculo político para continuar afianzando el liderazgo del intendente macrista o si está construyendo para suceder al actual alcalde, con o sin la chapa del todavía convulsionado Juntos por el Cambio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS