martes 28 de marzo de 2023 - Edición Nº1574

Policiales | 6 mar 2023

CASO DYLAN ROBLEDO

Jugó en San Lorenzo, estuvo prófuga por un crimen en Lanús y ahora será juzgada

Todo ocurrió en una fiesta clandestina en Villa Jardín. La primera versión fue que habría sido un disparo accidental cuando "la melliza" quería sacarse una "selfie" con la víctima, pero esto fue desmentido. Escapó más de ocho meses y el Ministerio de Seguridad bonaerense había ofrecido una recompensa de 5 millones.


Por: Luis Giménez Ojeda

La ex futbolista de San Lorenzo acusada de homicidio, Brisa Ayelén Acebey, será juzgada por el crimen de Dylan Robledo, un joven de 20 años asesinado de un tiro en la cara en septiembre de 2021, durante una fiesta clandestina en Lanús.

Fuentes judiciales informaron a Política del Sur que la causa fue elevada a juicio por pedido del fiscal Martín Rodríguez, pero que todavía falta confirmar cuándo se va a desarrollar la primera jornada de la etapa de los debates probatorios.

La imputada se entregó en mayo del 2022, luego de estar casi ocho meses prófuga, y 24 horas después de que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires haya ofrecido una recompensa de 5 millones de pesos para quien aportara datos sobre su paradero.

Brisa jugó como defensora en las “Santitas de Boedo”, el equipo de fútbol femenino de San Lorenzo, donde debutó en Primera División el 20 de septiembre de 2019. Se encuentra detenida desde mayo pasado, acusada del delito de "homicidio con arma de fuego", tal como lo dispuso la UFI 6 del Departamento Judicial de Avellaneda-Lanús.

La hipótesis del fiscal

Dylan Lionel Robledo (20) fue asesinado el 19 de septiembre de 2021 durante un confuso episodio ocurrido en el interior de una vivienda donde se llevaba a cabo una fiesta clandestina, ubicada en la calle Talcahuano 3650 y Yatay del barrio Villa Jardín, partido de Lanús. Allí habría asistido junto a su hermana melliza, Priscila.

Las primeras informaciones indicaban que el disparo se había originado cuando intentaban tomarse una selfie con el arma, pero la investigación determinó que eso era erróneo y la causa dio un giro tras la declaración de testigos.

Leer más: Buscan a una mujer que le disparó en la cara a un joven y escapó

En diálogo con el programa Política del Sur, la hermana de la víctima también había descartado la hipótesis de un homicidio accidental y aseguró que se trató de un asesinato “por venganza”. “Ella se enojó porque mi hermano volvió con su pareja y la dejó de lado”, había afirmado.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho ocurrido entre las 8.30 y las 11 del 19 de septiembre del 2021, en el interior de la finca, Acebey comenzó a manipular un arma de fuego del tipo pistola calibre 9 milímetros con la cual, en más de una oportunidad, apuntó y accionó contra la integridad física de algunas de las personas que se encontraban en el lugar, sin herir a ninguno de ellos, pues los proyectiles no egresaron del armamento.

Sin embargo, según detallaron a este medio, "posteriormente con el mismo obrar, mediante la utilización del mentado elemento, a escasa distancia, direccionó y efectuó un disparo de arma de fuego en perjuicio de Dylan Robledo, el cual impactó en el rostro del mismo, causándole lesiones de arma consistentes en un orificio de entrada sin salida en la región mandibular derecha que ocasionó su deceso de manera instantánea, habiéndose representado y aceptado ese resultado fatal como probable sin importarle, para luego darse a la fuga".

Los testigos coincidieron en que, al escuchar el estruendo, hubo gritos y, enseguida, muchos de los presentes comenzaron a huir del lugar. Uno de ellos mencionó que, al ver al joven tendido en el suelo, Acebey gritó: “Qué hice, qué hice”, y dejó caer el arma. Luego, abrió la puerta y huyó junto a su melliza.

Leer más: La melliza ex futbolista de San Lorenzo seguirá detenida por el crimen de un joven en Lanús

En su declaración, insólitamente, Acebey negó haber estado prófuga y aseguró que durante estos ocho meses siempre estuvo en su casa. Además, sostuvo que el arma no era de ella sino de otra persona y que, previo a entregársela, “la habría descargado”. Por último, señaló que “el disparo se habría efectuado accidentalmente mientras bailaba”.

La autopsia reveló que la causa de muerte de Dylan fue un paro cardiorrespiratorio traumático “siendo la causa originaria un traumatismo cráneo encefálico secundario al paso de un proyectil que ingresó por la mejilla derecha”.

Los peritos describieron la dirección del disparo “de derecha a izquierda, de abajo hacia arriba y de adelante hacia atrás”. Además, indicaron que había signos de “ahumamiento y quemadura” en el orificio de entrada por lo que se estima que “el disparo se efectuó cercano al contacto”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias