jueves 06 de mayo de 2021 - Edición Nº3978

Lomas de Zamora | 1 may 2021

HOMENAJE

Un año sin “Beto” Carasatorre: el militante de barrio que llegó a lo más alto de peronismo lomense

Se cumple el primer aniversario de la muerte del histórico dirigente, que por 15 años fue presidente del Consejo Deliberante local. Desde el PJ remarcaron que “sigue vivo en cada reunión” de la militancia. Además, remarcan su empuje hasta el último momento de su vida. Desde la oposición se destacó se actitud de diálogo, y su trabajo por el bien de los vecinos.


A Santiago “Beto” Carasatorre se lo podía encontrar en cualquier lugar de Lomas de Zamora, en cualquier barrio, a cualquier hora. Su militancia nunca cambió, desde sus inicios barriales en San josé hasta que ocupó los máximos cargos de la Municipalidad. Siempre estuvo cerca de la gente.

 

En dos lugares verlo era natural: en el Concejo Deliberante, el cual presidió 15 años, y en las tribunas de Banfield, el club de sus amores. En ambos lugares mostraba toda su pasión, compromiso y alegría. Porque todos coinciden que hasta sus últimos días, Carasatorre nunca perdió la sonrisa, esa mirada pícara que muchos conocieron de cerca.

Leer más: La despedida a Beto Carasatorre: el hombre que abría puentes

 

Al cumplirse un año de su muerte, el mundo político y social de Lomas de Zamora y la región lo recuerda, y le rinde homenaje. Lo hará bautizando el recinto del HCD con su nombre, para que presida por siempre las sesiones. Pero también lo homenajea en cada reunión de militantes, en cada encuentro discusión política, cuando alguien lo nombre. Porque su recuerdo sigue vivo, recordando aquella frase del escritor José Martí: “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.

 

Una breve biografía dirá que Santiago Carasatorre nació en el 29 de agosto de 1950 en el barrio lomense de San José. Los inicios de su militancia estuvieron vinculados al sindicalismo ya que fue secretario gremial de la UOM a fines de los 70. En 1991 y 1995 formó parte de la lista del ex intendente José Bruno Tavano como concejal suplente y en 2001 fue electo como edil.

A partir de allí comenzó su trayectoria en el HCD, el cual presidió por 15 años. Además, fue intendente interino cuando Martín Insaurralde fue diputado nacional, y ocupó su banca. Siempre pieza clave del peronismo lomense, trabajó incansablemente por la unidad, tanto en el recinto como en el partido. Eso lo volvió pieza clave de las gestiones locales, en especial la del actual jefe comunal.

Tengo un vacío inexplicable, fuiste un gran ejemplo para mí y para toda la militancia, fuiste un gran maestro, un hermano, un amigo, ese amigo que ya no hay, de los de antes, de los que se subían a todos los sueños por hacer de la política la amistad y la solidaridad un cosa cotidiana y simple”, escribió Insaurralde hace un año, cuando se conoció el fallecimiento del dirigente.

Leer más: Profundo pesar por el fallecimiento del histórico dirigente peronista Santiago "Beto" Carasatorre

Panteón peronista

 

El recuerdo de “Beto” se hizo sentir este primer año sin su presencia, en cada reunión política del peronismo. “Lo mejor que podemos hacer cuando recordamos a gente que a dado todo por una Argentina más justa, libre y soberana, como hizo ‘Beto’, es seguir nombrándolos, seguir teniéndolo presente”, recordó Osvaldo Deglaue, secretario de Adoctrinamiento del Partido Justicialista (PJ) y uno de los dirigentes más cercanos a Carasatorre.

 

En diálogo con Política del Sur, remarcó que “Beto” era “un tipo muy querido, hay que decirlo siempre. Uno muere cuando lo olvidan, y eso es parte del fenómeno de ‘Beto’, que está presente en todas las reuniones, cada vez que hay un encuentro del PJ sale su nombre”. Quienes lo conocieron destacan su forma de militar, siempre cerca de la gente.

 

“Te caía a tu casa, cuando tenías un problema como me pasó a mí, sin que lo llames, así era”, destacó Deglaue.

 

La muerte de Carasatorre se dio en pandemia, luego de luchar contra una grave enfermedad por un largo tiempo, lo que no lo alejó de la actividad política. Como remarcó Luis Ajmechet, presidente del Centro de Estudios de Políticas Públicas Bonaerense (CEPPBO), “dejó su vida” por sus ideales.

 

“Los primeros sangrados que tuvo no les dio bolilla porque estaba en campaña. Fue y será un tipo recordado, admirado y el orgullo de sus hijos, tenía aún mucho para dar. Todo lo que sucede es el reconocimiento de la gente. Era un vecino ilustre”, comentó el dirigente en una entrevista con el programa radial de Política del Sur.

 

En el mismo sentido, Deglaue subrayó que “en plena enfermedad se hizo cargo de una campaña electoral, fue al Concejo Deliberante a presidir sesiones en sillas de ruedas, un ser especial”. Incluso en la última internación, le pedía a los cercanos que lo lleven a su casa, para seguir con su tarea.

Leer más: Ajmechet recordó a Beto Carasatorre como “un tipo admirado y el orgullo de sus hijos”

 

Luego de su muerte, su figura entró en el panteón del peronismo local, y muchos lo colocaron junto a otro mito de la política de Lomas de Zamora: el ex intendente Juan Bruno Tavano.

 

“Son dos figuras, pero me parece que no sería noble comparar, los dos son recordados por la militancia peronista por lo mismo, por el mate compartido, por estar siempre al lado de la gente”, dijo Deglaue. Además, nunca se escapaban de a discusión: “Iban los dos a parar los conflictos con vecinos, a reuniones donde no iban a hablar bien de ellos, eran dos terribles militantes, además de grandes políticos”.

 

Por su parte, Ajmechet los emparentó por su forma de sentir la política: “No voy a inventar nada que no haya dicho o sentido todo el mundo. Creo que después de Juan Bruno Tavano (ex Intendente) fue el militante más importante que tuvo Lomas. Ha dejado su vida, porque desatendió su cuidado personal para atender campañas, militancias y acompañar a la gente. No he visto un caso igual”.

 

 

El “corazón” del HCD

 

En sus 15 años como presidente del Concejo Deliberante, Santiago Carasatorre era el corazón del cuerpo. Estaba siempre presente. Quienes pasaron por el recinto recuerdan su gestión de “puertas abiertas”, y recibía a todos los concejales, a cualquier hora, de cualquier bloque. “en cualquier momento si querías consultarlo, tenías alguna duda, siempre estaba dispuesto a recibirte, a cualquier hora te recibía”, sostuvo Graciela Andrada, actual concejal de la UCR. Con las obvias diferencias políticas, la radial recordó su vocación de diálogo.

 

Teníamos diferencias, había sesiones que no se lograba acordar, pero en todo lo que era bueno para Lomas de Zamora nos poníamos de acuerdo”, agregó, en diálogo con Política del Sur.

 

Leer más: Cruces por la suspensión de clases presenciales y un homenaje “Beto” Carasatorre, los ejes de la sesión

Andrada conoció a Carasatorre en su barrio, ya que la ahora concejal iba a la escuela que está a la vuelta de donde vivía el dirigente. “Era muy querido en el barrio, respetado por su trabajo, fue uno de los primeros que tuvo una radio local, ayudaba mucho a los clubes barriales, ayudó a unidades sanitarias”, afirmó.

 

Incluso desde la presidencia del HCD, siempre estaba dispuesto a apoyar los proyectos que eran para favorecer ese barrio de sus inicios, se comprometía mucho. “Por la pandemia no podemos hacer un homenaje como le hubiera gustado, con el recinto lleno”, dijo Andrada, quien fue la encargada por la UCR de decir unas palabras el año pasado cuando se homenajeó a Carasatorre.

 

“Era el corazón del recinto, era el presidente que estaba siempre, te escuchaba hasta problemas personales, era muy divertido en el trabajo diario, era muy ameno con todos, más allá de ser de distintos partidos políticos siempre nos decía que éramos compañeros de trabajo”, reafirmó Andrada. Por esa cercanía, en cada uno de los concejales dejó una marca.

 

“Era un animal político, era un dirigente de barrio que llegó a los puestos más importantes de poder, nunca perdió su identidad, ni su humildad. Nunca olvidó sus orígenes”, concluyó Andrada.

 

En este punto, la definición de la edil radical coincide con la que hace el peronista Deglaue: “Los tiempos cambian, ‘Beto’ pertenece a una generación que tenía una forma de hacer política, con la cual me identifico, de estar cuerpo a cuerpo, no sé si es la mejor, pero es la que me gustaría que vuelva”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS