lunes 28 de septiembre de 2020 - Edición Nº3758

Policiales | 13 ago 2020

EL DETENIDO DIO POSITIVO DE CORONAVIRUS

Pío Ghisoni cuestionó a la Justicia por seguir retrasando el beneficio de la prisión domiciliaria para su hijo

“Me llama poderosamente la atención la forma en la que se dilatan los tiempos”, señaló el padre del acusado a Política del Sur, en referencia a la falta del resultado de una pericia psiquiátrica que podría ser clave para determinar la prisión domiciliaria. Ante la falta de avances, recurrieron a la Cámara de Casación de La Plata.


El médico obstetra Pablo Ghisoni, quien cumple prisión preventiva hace más de un año tras haber sido acusado de abusar de dos de sus hijos menores de edad, dio positivo recientemente de Covid-19 mientras se encuentra recluido en una clínica psiquiátrica de Lomas de Zamora. En ese marco, su familia volvió a cuestionar el modo en que es llevada a cabo la causa, debido a los reiterados rechazos a los pedidos de prisión domiciliaria y por la falta de los resultados de un informe psiquiátrico realizado en enero. 

“Me llama enormemente la atención la forma en la que se han estado dilatando los tiempos”, señaló al programa radial de Política del Sur el padre del imputado, Pío Ghisoni, en referencia a las negativas del Juzgado de Garantías 6 de Lomas a las solicitudes de la defensa y la demora en el envío de una pericia que debió ser remitida en enero. En ese sentido, consideró que se trata de “una demora no justificada bajo ningún punto de vista, prácticamente desde lo humano”.  

En diálogo con este medio, el hombre contó que la semana pasada, su hijo comenzó a presentar síntomas como “dolor muscular, tos rara y pérdida del olfato”. A raíz de ello, se le realizó el hisopado correspondiente, el cual determinó que contrajo coronavirus en el edificio donde permanece internado

“Frente a la denegatoria de la jueza (Laura Ninni), la Cámara solicitó que para que se otorgue la morigeración, le sea efectuada una evaluación psiquiátrica y una psicológica”, explicó Ghisoni. Ambas se habrían realizado entre enero y febrero de este año por peritos oficiales de la causa y de las dos partes intervinientes. Sin embargo, la ausencia de un informe que podría ser clave en la investigación para determinar el futuro del acusado hasta la llegada del juicio se prolongó hasta ahora. 

Se trata de una pericia realizada por la perito oficial Susana Mansilla, quien “desde que comenzó la pandemia en marzo, se recluye en su domicilio y hasta hoy no la ha enviado”, afirmó. 

Por otro lado, la cámara a la que hizo mención, es la Cámara de Apelaciones 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. A raíz de la demora, la defensa recurrió a la Cámara de Casación de La Plata, la cual el 11 de agosto habría indicado al Juzgado de Garantías lomense que ordene que la perito psiquiátrica envíe la pericia “en el término de cinco días”. “Debía ser remitida el 23 de enero, pero en el medio de esto, Pablo aparece infectado”, lamentó. 

Al ser consultado sobre el origen del conflicto, recordó que la exesposa de Pablo Ghisoni, Andrea Vázquez, denunció que dos de sus hijos habrían sido abusados por el padre en junio del 2016.  

Aunque evitó referirse a un trasfondo detrás de la denuncia, tal como había sostenido en su momento la abogada defensora, Claudia Bosso -quien habló de “maniobra extorsiva” de parte de Vázquez-, explicó: “El tema era la tenencia. Después de un período de vacaciones con nosotros, en marzo se quedan circunstancialmente con ella. Cuando en el mes de junio un Tribunal ordena el reintegro, es ahí cuando se establece la denuncia de abuso sexual". 

“Llegamos al año 2019 al punto de que siete fiscales consideraban que no había elementos en consideración para generar un proceso. O sea que esto iba en camino a juicio con la libertad de Pablo hasta que se aclarara la situación”, agregó. No obstante, la fiscal de la UFI 6 Mabel Lois, solicitó a mediados de julio la prisión domiciliaria, avalada por la jueza Laura Ninni

Según Pío Ghisoni, el argumento de la fiscal fue “el riesgo de fuga”. “En una fecha en la que el defensor tenía que hacer una presentación, Pablo no se presenta y la fiscal dicta la prisión preventiva aduciendo que salió del país en seis oportunidades, entre el año 2016 al 2019”, indicó, y añadió: “Eran eventos profesionales, como congresos a los que era invitado.” 

Desde entonces, el acusado se encuentra internado cumpliendo prisión preventiva. Pese a que ya pasó más de un año, la fiscalía no pidió la elevación a juicio para que sea juzgado por el delito por el cual se le imputa: “abuso sexual agravado con acceso carnal por la situación de convivencia existente por tratarse de un descendiente, reiterado en varias oportunidades”. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS