Back Inicio
Una clausura que trajo polémica PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 03 de Octubre de 2016 02:09

La clausura del edificio de “La Tercera” provocó una fuerte polémica entre las autoridades municipales y el periódico. Hablan los protagonistas.

 

La polémica por la clausura del ex edificio del diario La Tercera continúa. Luego de la editorial publicada por “Política del Sur Web” (Que la sangre no llegue al río), las autoridades municipales salieron al cruce e informaron que el inmueble fue clausurado porque no estaba habilitado. El mismísimo intendente, Martín Insaurralde, aseguró que los motivos no fueron políticos sino administrativos. Desde el períodico insistieron con la denuncia de “persecusión”.

El Secretario de Gobierno lomense, Martín Choren, fue el primero en aclarar a “Política del Sur” lo ocurrido con “La Tercera”. El funcionario negó de manera enfática que existiera algún tipo de “persecusión” contra el períodico y aseguró que el diario contaba con una habilitación provisoria (locación) desde 2010. “Nunca hicieron el trámite final de habilitación. No hicimos un operativo, sino que tres. En todas las ocasiones nos encontramos con el edificio vacío”, contó a nuestro medio.

Según el funcionario, la primera de las inspecciones se hizo el 15 de junio; la segunda el 7 de septiembre; y la última el 9 de ese mes. “Cuando hicimos el primer operativo no había ocurrido ninguna tapa en contra del Municipio”, advirtió.

Pero fue el propio intendente Martín Insaurralde quien se ocupó personalmente de aclarar la situación. El Jefe Comunal levantó el teléfono y negó de manera enfática que exista algún trasfondo político en la clausura.

“Me han pegado montones de veces. Hubo artículos que me dolieron mucho. Se han escrito un monton de pavadas y jamás salí a criticar a ningún periodista, ni medio. A veces sentí mucha bronca, pero me la guardé para mi. Por eso, remarco,  pido que averiguen por qué se publicaron esas notas. Soy un firme defensor de la libertad de expresión, aunque a veces me duela”, señaló a “Política del Sur”.

Al mismo tiempo reconoció la situación que vive el distrito en materia de seguridad. “Sé que en Lomas hay inseguridad, como no voy a saberlo. Por eso le pido a la Gobernadora, que no es de mi signo político, que vuelva a enviar  la Gendarmería, más patrulleros, más efectivos”, enfatizó.


La Tercera

La otra pata de esta historia es justamente el director de “La Tercera”, Ingnacio Molina. En contacto con nuestro medio reconoció que existía una habilitación transitoria, pero aclaró: “Decidimos no continuar con el trámite porque tomamos la decisión de mudar nuestras oficinas comerciales”.

De todas formas deslizó sus dudas por lo ocurrido la semana pasada. “Me llamó poderasamente la atención que el día en que publicamos la tapa ‘Insaurralde nos asfixia’, a las pocas horas la Municipalidad nos mandó dos camionetas y cinco inspectores a efectuar la clausura. ¿No sabían que el diario se había mudado hace 5 meses?”, destacó.

En ese marco advirtió que “desde hace dos años y medio no tenemos pauta con el Municipio, el cúal mantiene una deuda con nosotros desde esa fecha. El pago está bloqueado por una decisión política”.

Además denunció que “desde la Secretaria de Cultura y Comunicación hay un manifiesto destrato e incomunicación con nosotros. No nos envían gacetillas, ni nos invitan a actos oficiales a donde sí participan otros medios. Desde que asumió Federico Otermín se deterioró la cordial relación que existía”.

Finalmente subrayó que “la dirección del diario tomo una nueva política de informar”, y acusó a las autoridades de la comuna de impedir la distribución de “La Tercera” en el edificio Municipal. “El personal de seguridad del municipio les notificó a los repartidores de diarios la prohibición de distribuir el matutino en el edificio municipal”, concluyó.

 
Banner