miércoles 22 de mayo de 2024 - Edición Nº1995

Policiales | 1 feb 2023

PROBLEMÁTICA

Inhibidores de señal: cómo funcionan y lo que hay que hacer para evitar robos

El especialista en seguridad Luis Vicat, habló con Política del Sur acerca de los ataques con estos elementos, una práctica delictiva que crece día tras día.


El abogado, licenciado en Seguridad y ex comisario jefe del Área Especial de la Policía Bonaerense, Luis Vicat, dialogó con el programa Política del Sur, sobre una modalidad delictiva en pleno auge: los robos con inhibidores de señal de alarmas, una herramienta cada vez más usada por delincuentes que roban desde pertenencias sustraídas del interior de los autos o incluso desvalijan casas.

Es que el propietario del vehículo de manera casi automática, sin prestar mucha atención, aprieta el botón para cerrar el auto y activar la alarma, y se va tranquilo, confiado en que si intentan robar se activará ese sonido tan fuerte y molesto que llamará la atención. Sin embargo, estos aparatos logran evitar que se active la alarma

Acerca de la problemática, Vicat, quien hace años alerta sobre el uso delictivo de estos elementos, apuntó: "Hace 10 años no se conocían este tipo de robos. Los malos han desarrollado sistemas para el delito con el avance de la tecnología también".

En general, los lugares elegidos por los delincuentes son los que cuentan con estacionamiento y avenidas donde la garantía del sonido o la confirmación del cierre es imperceptible, pero el propietario igual se va tranquilo. Por su parte, los ladrones pueden abrir el auto sin forzarlo ni llamar la atención de la gente que pueda estar en el lugar.

Muchas veces, los autores de estos delitos escapan con el auto, pero en la mayoría de los casos en realidad aprovechan para sustraer lo que esté adentro, desde objetos de valor a documentación.

No obstante, en muchos hechos registrados por Política del Sur ocurrió también que los asaltantes se llevaban llaves y direcciones de las viviendas de los damnificados para luego desvalijarlas. Otros, más sofisticados, copian las llaves y las devuelven al auto y dejan todo normal. Al cabo de algunos días entran a los domicilios.

"La recomendación es que cuando cierren se hagan unos metros y vuelvan para ver si quedó cerrado o si tenemos que irnos porque nos inhibieron", señaló en especialista en seguridad.

Estos aparatos se consiguen de manera legal, tienen forma de handy y lo que hace el ladrón es cambiar la frecuencia y superponerla con la de las alarmas."Se consiguen por plataformas de internet o vía Paraguay. Lamentablemente, son de muy fácil acceso para los delincuentes", explicó Vicat.

"Es un delirio vivir así y una gran paranoia, pero si no aprendemos a observar nuestro entorno es probable que tengamos disgustos. Tenemos que estar precavidos", alertó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias