miércoles 22 de mayo de 2024 - Edición Nº1995

Policiales | 12 ago 2022

INSEGURIDAD

Inhibidores de señal: cómo es la modalidad delictiva cada vez más recurrente en el conurbano

Los robos se repiten en distintos puntos con un modus operandi en común pero que no todos conocen. Mirá cómo atacan los ladrones dedicados a ese tipo de delitos.


Efectivos del Comando de Patrullas de Avellaneda detuvieron este martes a un joven de 24 años acusado de ser el autor de un robo cometido minutos antes con un inhibidor de señal. Se trata de una modalidad delictiva cada vez más recurrente que se replica en todo el país y que consiste en usar ese aparato para evitar que los automovilistas, desprevenidos, activen la alarma. 

Es que los delincuentes logran que el dueño del vehículo, aunque así lo crea porque aprieta el botón, no acciona la alarma ni el cierre centralizado y siga su camino confiado en que dejó todo seguro. Mientras tanto, los ladrones, escondidos en un sitio cercano a su objetivo, al poder abrir el auto sin forzarlo no llaman la atención de la gente que pueda estar en el lugar y llevan a cabo sus robos con plena impunidad.

Aunque no parezca, no se trata de aparatos sofisticados ni difíciles de conseguir y los delincuentes dedicados a este tipos de robos adaptan los handys para usarlos de esa manera.

Según los especialistas, los inhibidores deben estar a una distancias de 30 a 50 metros para apuntar a su víctima. El dispositivo genera un ruido electrónico que interfiere la conexión del cierre centralizado y la llave, lo que inhibe la señal.

Muchas veces, los autores de estos delitos escapan con el auto, pero en la mayoría de los casos en realidad aprovechan para sustraer lo que esté adentro, desde objetos de valor a documentación.

No obstante, en muchos hechos registrados por Política del Sur ocurrió también que los asaltantes se llevaban llaves y direcciones de las viviendas de los damnificados para luego desvalijarlas. Otros, más sofisticados, copian las llaves y las devuelven al auto y dejan todo normal. Al cabo de algunos días entran a los domicilios.

Estos aparatos se consiguen de manera legal, tienen forma de handy y lo que hace el ladrón es cambiar la frecuencia y superponerla con la de las alarmas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias