martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Policiales | 17 jun 2022

AVANZA LA INVESTIGACIÓN

Crimen en Fiorito: aseguran que “todavía hay partes del cuerpo que no se encontraron”

La hermana del hombre asesinado y descuartizado no descartó que la acusada por el crimen haya usado restos de él para hacer empanadas. Además, pidió que se investigue la desaparición de una ex pareja de la detenida.


La causa que investiga el crimen y descuartizamiento de Daniel Tomas Silvero sigue su curso en busca de determinar el móvil del sangriento hecho ocurrido en Villa Fiorito y cuya autoría se habría adjudicado la pareja de la víctima, detenida junto a dos de sus hijos carniceros que habrían sido cómplices.

Mientras tanto, una teoría escalofriante que comenzó a circular como un rumor entre vecinos del barrio de la víctima podría tomar fuerza en las próximas horas con la declaración de su hermana, Mirian Silvero, que en diálogo con el programa Política del Sur, no descartó la posibilidad de que la supuesta asesina haya usado los restos de él para hacer empanadas y reconoció que “todavía hay partes del cuerpo que no se encontraron”.

Además, en esa misma línea, la entrevistada planteó la sospecha de otro caso similar que habría terminado de la misma manera, en manos de la supuesta familia. “La Justicia tiene que investigar porque hay un ex de esa misma señora que también desapareció y quizás le hicieron lo mismo”, aseguró.

Es que, de acuerdo a la palabra de una vecina de la acusada, esta habría sido vista en una feria vendiendo empanadas y temen que las haya hecho con el cuerpo de su esposo.

 “Yo sentía que le hicieron algo a mi hermano y cuando desapareció lo fui a buscar a la casa. Ella se levantó de dormir la siesta como si nada y todos ellos se reían”, señaló Silvero.

Maltratos, denuncias y amenazas contra la víctima

La mujer indicó al aire de Radio Urbe que el fallecido era víctima de maltratos por parte de la acusada y sus hijos, quienes, según sus palabras, “lo tenían amenazado”.

"Ellos estaban hace mucho tiempo, convivían hace 6 años. Siempre fue una relación conflictiva. Yo trabajaba con mi hermano, ella siempre iba a hacerle problemas a su lugar de trabajo. Era muy conflictiva", recordó.

Al ser consultada sobre las denuncias de abuso que pesaban sobre la víctima, manifestó que se habría tratado de una estrategia para mantenerlo amenazado. “Ella lo denunció por el abuso de su hija en 2019 y se casaron en 2020”, explicó.

En ese sentido, siguió: “Nunca abusó de nadie, ella lo tenía así amenazado para que no la dejara, le decía que lo iba a denunciar y que por los derechos de las mujeres, todos le iban a creer a ella”.

"Muchas veces trató de separarse de esa señora. Trataba de terminar la relación y ella lo venía a buscar a la casa de mi mamá a la madrugada”, agregó.

Sin embargo, habría otra denuncia por un presunto caso de abuso que habría radicado la hija del hombre. Esta había sido archivada en los Tribunales de Lomas de Zamora. La mujer no supo dar mayores detalles al respecto, aunque negó que el abuso haya existido.

Por último, añadió también que los autores del asesinato habrían sido más de tres y acusó a los hijos de la imputada. "Mi hermano vivía con esa mujer y con cuatro personas más que eran los hijos de esta señora", precisó.

La investigación

La imputada es Laura Marcela Campos (46), esposa de Daniel Tomás Silvero (56), quien estaba desaparecido desde el 1 de junio.

Tanto Campos como dos de sus hijos carniceros fueron detenidos en el marco de la causa que investiga el macabro hallazgo de dos piernas mutiladas, encontradas el jueves 9 de junio a la mañana en un basural de Fiorito. Más tarde fueron encontradas más partes en abandonadas en otros puntos de Lomas de Zamora.

La detenida confesó haber asesinado y descuartizado a su esposo, por lo que ella junto a dos de sus hijos, de apellido Campos, quedaron a disposición de la fiscal Marcela Juan, a cargo de la UFI 16 especializada en violencia de género y violencia familiar del Departamento Judicial de Lomas.

Además de admitir su culpabilidad, dijo que era insoportable vivir con Silvero, a quien definió como un violento abusador y que no podían dejar a su hija sola con él.

Es que en 2019 el hombre había sido denunciado por la supuesta violación de la hija de Campos, que por entonces tenía 12 años, y ese expediente aún tramitaba en la UFI 9 Especializada en delitos contra la Integridad Sexual.

Anteriormente, Silvero fue denunciado en 2010 por el presunto abuso de su hija biológica, pero esa causa fue archivada por la misma fiscalía.

Por otro lado, los dos hijos carniceros de la autora confesa del crimen fueron imputados del "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" de Silvero y se negaron a declarar ante la fiscal Juan.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias