viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

Policiales | 1 nov 2023

EN SAN JUAN

Condenaron por abuso sexual a Eduardo Salvadores, el ex jefe de una banda de “Usurpadores VIP”

El empresario, que había sido encontrado culpable de manejar una organización delictiva que usurpaba casas en barrios residenciales de Adrogué y Temperley, fue condenado a un año y seis meses de prisión por atacar sexualmente a una joven.


El empresario inmobiliario Eduardo "Dado" Salvadores, ex jefe de una banda de “Usurpadores VIP”, fue condenado a un año y seis meses de prisión en la provincia de San Juan, donde lo encontraron culpable de abuso sexual contra una joven que lo denunció en 2022.

Se trata del mismo sujeto que había sido condenado en 2018 por la Justicia de Lomas de Zamora, por ser el cabecilla de una organización delictiva dedicada a usurpar mansiones en barrios residenciales de Adrogué y Temperley.

"Conocimos a Eduardo Daniel Salvadores dado que usurpaba casas y en San Juan cae por abusador. También violó las restricciones en cuarentena. Había salido a comprar bebidas en 2020 y se salvó de ser condenado. Hizo trabajos comunitarios y pagó para poder salir", contó a Política del Sur el periodista Walter Vilca, quien trabaja para el diario Tiempo de San Juan y siguió el proceso judicial.

En diálogo con este medio, calificó al imputado como “una persona bastante misteriosa” y recordó que en esa provincia “se decía que podía tener negocios inmobiliarios con el Gobierno". "Vive en un departamento frente a la plaza central de San Juan", precisó.

"Se habló de un ex gobernador vinculado y es difícil hacer periodismo cuando se trata de alguien vinculado al poder político”, agregó.

El ataque sexual atribuido a Salvadores, sucedió la madrugada del 16 de septiembre del 2022, cuando el empresario se reunió con unos jóvenes en su departamento en pleno centro sanjuanino.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho, expuesta durante los alegatos del juicio por el fiscal Ignacio Achem, en medio de la noche, el empresario salió a comprar bebidas con una de las chicas, de 21 años, a bordo de su camioneta.

Según lo determinado por la jueza María Gema Guerrero, en el camino, el hombre empezó a acosarla y hacerle caricias dentro del vehículo, hasta que se abalanzó sobre ella y la manoseó en sus partes íntimas. Ante eso, la joven se defendió y lo insultó, luego consiguió que la llevara de regreso al departamento para que retirara sus pertenencias y se marchara.

Durante los alegatos, el representante del Ministerio Público Fiscal lo acusó del delito de abuso sexual simple y pidió una pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo por el hecho ocurrido en la capital sanjuanina.

No es la primera vez que Salvadores, conocido en Buenos Aires por sus antecedentes delictivos, se ve envuelto en un escándalo judicial en San Juan. En mayo de 2020, fue detenido por violar la cuarentena en plena pandemia del Covid 19. Aquella vez fue sometido a un proceso penal en flagrancia, pero consiguió que le otorgaran la suspensión de juicio a prueba, o sea la probation. Para "zafar" tuvo que donar 50 mil pesos para merenderos y realizar trabajos comunitarios en la Municipalidad.

Causa de los "Usurpadores VIP"

"Dado" Salvadores se hizo conocido en las crónicas policiales a partir de una investigación originada en busca desbaratar una banda que operaba en las zonas más residenciales del sur del Gran Buenos Aires por estafas y usurpaciones de inmuebles de alto valor económico.

En 2018, se confirmó la condena impuesta por el juez Correccional de Lomas de Zamora tras el juicio oral desarrollado a los integrantes del grupo: el empresario Eduardo Daniel “Dado” Salvadores, la abogada Rosana Paola “Roxi” Capotosti y el comerciante Ricardo José “Ricky” Manestar

Sin embargo, la sentencia quedó "en suspenso" por los reiterados de recursos de apelación elevados por la defensa de Salvadores, que dilataron las diferentes causas en el tiempo, al punto de que muchas de ellas quedaron prescriptas.

"El que tiene plata, no va preso en este país, cuando hablamos de delitos menores, como es el caso de Salvadores.  Eso se debe, en parte a la propia ley penal y procesal, pero también, y en numerosos casos, a la lentitud pasmosa de algunos funcionarios judiciales que, de tal modo, permiten incluso que muchas causas terminen prescriptas", expresó Pedro Cruz Henestrosa, abogado querellante en el juicio realizado en los Tribunales de Lomas contra el empresario inmobiliario, que en diálogo con Política del Sur, enumeró las diferentes instancias judiciales a las que recurrió el imputado para poder evitar la cárcel.

“Es ahí donde la función de los querellantes es clave para contrarrestar ese tipo de situaciones injustas para las víctimas de delitos”, agregó el letrado.

Sobre su situación actual en la provincia de San Juan, recordó que durante el proceso judicial desarrollado en 2017, determinaron los vínculos que tenía Salvadores con el poder político de turno.

"En aquel entonces, habría tenido reuniones con el gobernador de San Juan, José Luis Gioja. Gracias a información privilegiada que le habrían aportado altos funcionarios de esa provincia, procuraba comprar campos con diferimientos fiscales caídos, a bajísimo costo, para luego venderlos a un precio muy elevado. También merced a listados que le habrían aportado sobre personas con discapacidad en San Juan, tenía proyectado sortear el pago de impuestos. En fin, un negocio redondo para los vivillos de este país”, afirmó.

"La banda de los usurpadores VIP"

Las condenas en contra de la banda de Salvadores se relacionaban con diversos hechos comprobados a lo largo del juicio oral, entre los que se destacaron el caso “Licenziato” (la falsificación de varios documentos -testamentos y documentos de pago- para poder quedarse con todos los bienes, incluidos las obras de arte de dicha artista plástica) y el caso “Henderson” (la usurpación de la vivienda de la británica que falleció en su domicilio de la Avenida Fernández al 300 en el Barrio Inglés de Temperley).

La obra pictórica de la artista plástica Nelia Licenziato fue recuperada durante dos allanamientos dispuestos en la causa penal. En uno de ellos, el hallazgo tuvo ribetes cinematográficos: más de 2000 pinturas, más todos los elementos que usaba para realizar sus trabajos, estaban en un local contiguo a un galpón ubicado a escasos 20 metros de la casa de Salvadores, en Colón al 100 de Temperley, luego de que la policía derribara una falsa pared.

El lugar estaba acondicionado con estantes y aireación como para la preservación de las obras. En la causa se estableció que Salvadores pugnaba por venderlas. Según el juez, el policía Capuccio, que participó del allanamiento, lo relató clarísimo en el juicio: "Parecía el botín de los nazis".

En el allanamiento efectuado en la mansión de Salvadores se encontraron 35 de las mejores obras de Licenziato, que las tenía colgadas en todas las paredes interiores de la finca y hasta en los baños.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias