jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2003

Policiales | 22 sep 2023

INSEGURIDAD

“A mi hijo no me lo van a devolver pero por lo menos tengo justicia”

Así manifestó la madre del repartidor asesinado en el 2020 por motochorros en Adrogué. Los delincuentes fueron condenados a cadena perpetua.


Marina Cortés, madre de Fernando Marino, el joven repartidor asesinado a balazos por dos motochorros en Adrogué recordó el hecho delictivo e informó que “fue muy duro para nosotros pero “tuvimos la suerte de que finalmente la sentencia condenatoria sea perpetua”.

Mi hijo fue asesinado un día lunes 22 de julio del 2020, mientras trabajaba repartiendo para una app muy conocida en la calle Italia en Adrogué. Dos motochorros lo interceptan para robarle”, relató en diálogo con Política del Sur.

“Pienso que lo sorprendieron, de parte de él no hubo resistencia. Así lo demuestra cómo entró la bala y porque estalló el vidrio de su camioneta donde él estaba”, aseveró.

En esta línea, Cortés, apuntó que los condenados, Mauro García de 28 años y Johana Quevedo de 32 años “claramente tienen desprecio por la vida porque mi hijo no se iba a resistir. Mi marido le había puesto un seguro importante para que si le robaran no se resistiera, para que se sienta seguro”.

“Ese día salió 6: 30 de la mañana. Me dijo que no lo llame porque iba a tener mucho trabajo, era un chico responsable”, subrayó y remarcó que  “fueron muy duros estos tres años pero por lo menos obtuvimos un bálsamo. A nuestro hijo no me lo van a devolver  pero por lo menos tenemos justicia”.

Por último, manifestó que “La familia de los acusados nunca llamaron y de hecho se consideran inocentes”. “La verdad que nosotros nos enfocamos mucho en el juicio, después lo que cada uno no hace queda librado a su propio destino”.

Es una herida en nuestra mente, en nuestra alma, en nuestro corazón”, concluyó.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias