lunes 24 de junio de 2024 - Edición Nº2028

Policiales | 25 ago 2023

Juicio contra Pablo Ghisoni

La defensa alegó que no hay pruebas contra el doctor y apuntó contra la madre por "inocular el mal" en sus hijos

Durante la audiencia Gonzalo Álvarez, el abogado defensor del ginecólogo acusado por su es esposa de abusar de sus hijos, sostuvo que no se puede probar una conducta abusiva porque no existen pruebas y enfatizó la responsabilidad sobre la condición psicológica de Vázquez, la madre de los chicos.


En la segunda audiencia de alegatos del juicio que se realiza en los Tribunales de Lomas de Zamora contra el obstetra Pablo Ghisoni, acusado de abusar sexualmente a dos de sus hijos, su abogado Gonzalo Álvarez realizó una argumentación final sobre la inocencia de su defendido que corrió el eje la figura de su ex esposa, Andrea Vázquez. 

En su alocución el letrado marcó que la presunta inocencia del doctor está sostenida en la ausencia de pruebas que confirmen el presunto abuso, en línea con lo que manifestó la semana anterior el Fiscal Jorge Bettini Sansoni,  quien habia dicho en su exposición final el jueves 17 de agosto desestimó la acusación al considerar "la imposibilidad de tomar por cierta la Cámara Gesell".

El representante de la Justicia ese día además apuntó sus sospechas hacia la denunciante, Andrea Vázquez, al citar pericias donde describen su actitud como "conductas psicópatas" y recordó, incluso, que "amenazaba a empleadas domésticas".

En su alegato de hoy, al que tuvo acceso Política del Sur, el abogado defensor de Ghisoni se pronunció en la misma línea que el Fiscal al apuntar contra Vázquez, madre de los jovenes presuntamente abusados sexualmente, y argumentó que las versiones de las víctimas menores de edad fueron “inoculadas”.

Además, remarcó la declaración de su hijo mayor, quien se mostró reiteradas veces en apoyo a su padre y afirmó que su madre "instigaba a su mayor (menor  de edad en ese entonces), para que se suicide".

 

El rol Vázquez en la version de los jóvenes

Durante las aproximadamente tres horas que duro su alegato, el letrado Gonzalo Álvarez hizo hincapié en las pericias psicológicas de la ex esposa del imputado, las cuales aseguró que confirman los diagnósticos que hicieron los peritos oficiales, que la describen como una persona “violenta” y que “no se somete a la ley”.

Aseveró que las pruebas psicológicas realizadas por el equipo médico forense fueron confirmados y en ese sentido expresó que la mujer “viola los perímetros” establecidos, que “hace los escraches” en los lugares de trabajo del obstetra y que se comporta de tal modo que, “el que no está a su favor es desterrado y pasa a ser otra víctima de ella”.

El abogado recordó que en su accionar la madre llegó a amenazar con denunciar a los jueces.

“Acá no hay duda de que esto es una falsa denuncia”, manifestó el abogado, al tiempo que afirmó que no existe el Síndrome de Alienación Parental (SAP), pero que “inoculó el mal” en los menores.

“No hay una sola prueba que demuestre las barbaridades que ha pedido la querella”, concluyó Álvarez.

 

El fundamento del alegato de la defensa

El alegato del abogado se basó en las pruebas básicas para detectar un abuso y destacó que contrariamente a lo que demanda el proceso judicial, no se hicieron las pericias psicológicas y psiquiátricas de la víctima.

Además, señaló que  no se tuvieron pruebas diagnósticas confirmatorias ni presuntivas de la pericia médica forense.

 

El futuro del Juicio 

En la audiencia no fue autorizado a tomar la palabra Pablo Ghisoni, pese a que estaba previsto que pudiera decir sus últimas palabras frente la Tribunal. Deberá esperar ahora hasta el próximo 1 de septiembre, fecha donde podrá hablar antes de la sentencia, y donde además se dará lugar a réplicas y dúplicas, de ser necesario.

Las abogadas de Vázquez, Verónica Heredia y María Florencia Piermarini, habían solicitado en la primera audiencia de alegatos 10 años de prisión por abuso sexual en el caso de uno de los hijos y, para el segundo caso, unos 20 años por el mismo delito, con la distinción de estar agravado por el vínculo y la convivencia.

La querella sostuvo en su momento que la Fiscalía utilizó como argumento el SAP, algo que en sus alegatos el abogado desestimó y confrontó en cambio con la tesis de la "inoculación del mal", y  las supuestas falsas denuncias para no acusarlo.

Denunciaorn incluso que, durante el juicio, fueron excusados cinco fiscales y tres apartados por mantener contacto con Ghisoni.

El proceso judicial del caso fue llevado adelante por los jueces Marcelo Dellaure, Luis Miguel Gabián, Claudio Fernández, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora.

En el 2021 la jueza de Garantías 6 de Lomas, Laura Nini, elevó la causa a juicio oral y público y el obstetra enfrenta hoy una posible sentencia de una pena de prisión de entre 8 y 40 años, cuya fecha de veredicto se fijará el próximo primero de septiembre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias