lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº1958

Gremiales | 15 mar 2023

QUEJAS DE LOS GREMIOS

En los hospitales la ola de calor extremo obliga a suspender servicios y cirugías

Como sucede en las escuelas, las altas temperaturas afectan a los nosocomios del AMBA, lo que resiente la atención de los pacientes. Trabajadores y pacientes denuncian que en muchas salas “es imposible estar” por la falta de aire acondicionado.


Por: Diego Lanese

En el hospital Durand de la Ciudad de Buenos Aires, en los últimos días familiares de pacientes internados tuvieron que traer sus propios ventiladores, porque la falta de climatización en las salas hace imposible estar en el lugar. En medio de la ola de calor que afecta a buena parte del país, los centros de salud de CABA padecen la falta de infraestructura, como viene pasando con las escuelas. La situación no es mejor del otro lado de la General Paz. En el conurbano bonaerense, los nosocomios deben afrontar los problemas con los aires acondicionados, a lo que se les suman los constantes cortes de luz producto de la alta demanda. Así, en plena “alerta roja” por los problemas en la salud que traen las temperaturas extremas, en los centros asistenciales se vive “un verdadero infierno”, según declaran los trabajadores. Pese a los reclamos constante a las autoridades, la situación se mantiene en estos días.

 

Como pasa en los colegios del AMBA, en los hospitales públicos el calor deja al descubierto las enormes dificultades que existen para afrontar la ola de calor. A diferencia de lo que sucede en el sector escolar, que se pueden suspender las clases, los centros asistenciales deben permanecer abiertos, e incluso en este tiempo tuvieron un pico de consultas en guardias de personas afectadas por las altas temperaturas. “Con el tema del calor la verdad que se se está padeciendo”, admitió Aída Ledesma, enfermera del hospital Gandulfo de Lomas de Zamora. En diálogo con Política del Sur, la también delegada de ATE Sur explicó que “la situación más compleja se vive en los consultorios externos, donde no hay aire acondicionado ni ventiladores, estos días pusieron un ventilador, pero es muy chico”. Pese a los reclamos desde hace tiempo de los trabajadores, recién cuando llegó esta larga ola de calor se intentaron algunas mejoras, pero que no tienen demasiado impacto.

Otra área del Gandulfo que se ve afectada por esta situación es la maternidad. “En la sala de parto es un verdadero horno, ahí las madres están dando a luz en esas condiciones”, dijo Ledesma. En estos días se intentaron algunas mejoras, pero “atan con alambre en un lugar, y se desata en otro”. “Es insoportable el calor dentro del hospital”, resumió Ledesma. En la región, la situación de los nosocomios es similar, lo mismo que en las unidades sanitarias o centros asistenciales. Esto genera inconvenientes, en especial porque las consultas en guardias aumentaron por los efectos del calor. En este sentido, se estima que en la zona del AMBA se registró un incremento del 15 por ciento en las consultas asociadas con las altas temperaturas en las últimas dos semanas y el llamado “golpe de calor”. Ante la consulta a Ledesma sobre si la provincia de Buenos Aires implementó algún programa o plan de contingencia para salvar la crisis, la respuesta fue contundente: “no hay nada”.

 

En tanto, en CABA la situación del calor en los centros asistenciales viene siendo denunciada desde comienzos de enero por la agrupación ATE Hospitales. Desde que comenzó el calor, desde el gremio estatal denunciaron que se suspenden “20 operaciones diarias” por la falta de aire acondicionado en los quirófanos. En enero los casos más extremos estaban en el hospital Durand y el oftalmológico Lagleyze, pero con el tiempo se fueron extendiendo a toda la red pública. Héctor Ortiz, referente de ATE y enfermero del Durand, le dijo a Política del Sur que en la ola de calor de marzo “seguimos con suspensiones de operaciones, en el hospital seguimos con varios pisos sin aire, y algunos días se tuvo que cerrar la guardia”. “El que más se perjudica es el paciente, hay algunos que están internados con cuadros graves y tienen que traer su propio ventilador por el calor”, remarcó Ortiz. "No se puede trabajar así”, ratificó.

En estos días, en las redes sociales del gremio se vieron videos y fotos de las consecuencias de realizar tareas en estas condiciones. “Por la ola de calor los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, no cuentan con equipos de refrigeración para los pacientes internados en el distrito más rico de la Argentina. La ausencia del Estado en CABA”, denunciaron. Además, se pudieron ver testimonios de pacientes y familiares que llevan sus aparatos para evitar el colapso y cerrar los servicios. “El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no escucha, mira para otro lado, estamos muy mal en las condiciones laborales”, insistió Ortiz. Todos estos pedidos fueron elevados al ministro de Salud, Fernán Quirós, en una serie de reclamos documentados desde ATE.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias