domingo 27 de noviembre de 2022 - Edición Nº1453

Gremiales | 23 nov 2022

PRESIÓN DE LOS LABORATORIOS

Farmacias podrían cortar atención de obras sociales por nuevo acuerdo de precios

En medio de las negociaciones por el nuevo convenio que el Gobierno busca firmar con la industria farmacéutica, el sector minorista advierte que se buscan cambiar las condiciones de dispensa, lo que impactaría negativamente en su rentabilidad. Los gremios se mantienen alerta por esta situación.


Por: Diego Lanese

La semana pasada, se venció el acuerdo entre el Gobierno y la industria farmacéutica para mantener el precio de los medicamentos por debajo de la inflación. La idea de la Secretaría de Comercio es renovar el convenio, por lo cual hay intensas negociaciones entre las partes, a los que se suman las entidades que representan a las farmacias. Este último sector está en alerta porque las versiones indican que para sostener los valores de los tratamientos como quiere el oficialismo, se reducirán algunos beneficios que se entregan a quienes dispensan, lo que haría caer la rentabilidad. Por eso, adelantaron que si esa situación se concreta, dejarán de atender a prepagas y obras sociales sindicales, lo que tiene en alerta a los gremios. La amenaza se podría concretar en estos días, si no hay una respuesta satisfactoria a los pedidos. En cuanto al nuevo acuerdo, las fuentes del Ministerio de Salud se muestran optimistas, aunque admiten que para iniciarlo podría haber una suba inicial de los remedios de más del 5 por ciento.

 

La amenaza de corte se formalizó el jueves pasado, cuando dirigentes de las entidades de las farmacias se reunieron para analizar la situación del acuerdo de medicamentos, donde acordaron un documento donde ponen de manifiesto su descontento. Según denunciaron desde la Asociación de Propietarios de Farmacias de la República Argentina (ASOFAR), Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF), FEFARA y la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina (AFMSRA), se intentan cambiar las condiciones de dispensa, lo que alteraría la rentabilidad, que ya está comprometida por la realidad económica.

Está actitud traerá aparejado un quiebre en la rentabilidad de las farmacias, cuestión que dificultará la atención de la seguridad social, impidiendo a la población la accesibilidad del medicamento en los mostradores”, sostuvieron. Fuentes del sector le confirmaron a Política del Sur que las medidas que se avecinan incluye “la baja de descuentos y promociones, que reciben tanto droguerías como farmacias, y que podrían aumentar los costos de dispensar medicamentos a obras sociales y prepagas”. Lo mismo, alerta, pasará con el PAMI, incluso con los medicamentos de entrega gratuita.

“Las entidades farmacéuticas, nos hemos hecho eco de lo antes expuesto y haremos lo que esté a nuestro alcance para evitarlo”, dicen las firmantes, que buscaron difundir el tema para poner en conocimiento a sus pacientes de “los problemas que tendremos para reponer el stock”, según insistieron desde el colectivo que nuclea al resto de las entidades, con presencia en todo el país. En tanto, las maniobras de la industria se dan mientras se espera que tanto el ministro de Economía, Sergio Massa, como su par de Salud, Carla Vizzotti, convoquen a las partes, y rubricar el nuevo convenio.

Antes, las entidades que firmaron el documento crítico se reunieron y no descartan medidas de fuerza, aunque no fueron anunciadas. Sorprendió que no esté entre las firmantes la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), entidad mayoritaria, con 12 mil farmacias adheridas. “Fue un guiño a la industria, una especie de respaldo tácito a la medida”, dijeron las fuentes consultadas. Por su parte, la FEFARA emitió una aclaración a las pocas horas donde comparte la preocupación pero se desliga de las posibles medidas.

 

Precios

 

En tanto, en esta semana se espera que haya reuniones entre los laboratorios y los funcionarios comerciales para dar continuidad al acuerdo. Para eso, los productores de medicamentos piden que se suba un 5,3 por ciento el vademécum general, ya que la inflación promedio fue del 6,3 por ciento. El acuerdo era estar siempre un punto del IPC. Pero las fuentes del sector consultadas por Política del Sur marcan que la suba en los últimos tres meses, cuando el convenio estuvo en vigencia, los tratamientos no cumplieron con esa regla. Según los datos, en lo que va del año, los costos llevan acumulados 72 por ciento de aumento, contra un índice general de 76,6 por ciento. Si se observan los últimos 12 meses, la inflación del rubro productos medicinales de salud asciende a 75,6 por ciento, versus un índice general del 88 por ciento. Pero en algunas áreas, esto no se cumple.

 

Como le explicó a Política del Sur Radio Leonardo Fernández, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Lomas de Zamora, “a pesar del existente aumento de precios en medicamentos estos no llegan a superar los índices de la inflación gracias al acuerdo establecido entre las farmacias y el gobierno nacional”. “Los productos de extrema necesidad no han bajado la venta. Cuando un cliente va a la farmacia por un tratamiento para el dolor, por ejemplo, entre todas las alternativas que existen elige el medicamento más barato, eso es lo que se ve habitualmente. También se ve mucho el pago a través de las tarjetas de crédito y eso habla de los problemas para llegar a fin de mes”, aseveró.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias