viernes 09 de diciembre de 2022 - Edición Nº1465

Policiales | 21 nov 2022

JUICIO

Veredicto condenatorio para los hermanos acusados del crimen de Pablo Torales

El fallo se conocerá esta semana en los Tribunales de Lomas de Zamora por el hecho ocurrido el 1 de enero de 2021 en Almirante Brown.


El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora dictó este viernes veredicto condenatorio para dos hermanos, encontrados culpables del crimen de Pablo Torales, asesinado el 1 enero de 2021, en Adrogué. Además, absolvió a uno de los acusados.

Fuentes del caso señalaron a Política del Sur que los imputados Luciano Sebastián y Ramón Ezequiel Acevedo conocerán su pena el jueves 24 de noviembre, tal como acordaron las partes en la última audiencia.

Durante su alegato, la fiscal Mariana Monti pidió 20 años de prisión para Luciano Sebastián Acevedo y 19 años para su hermano Ramón Ezequiel, por el delito de “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego”.

Por otra parte, para Julián Rodrigo Díaz y Benjamín Iván Bahamondes solicitó 12 años de prisión por el mismo delito. En tanto, el particular damnificado solicitó prisión perpetua para los cuatro.

También Monti retiró la acusación por Alfonso Arrambery y requirió su inmediata libertad. El TOC 7 presidido por Elisa Beatriz López Moyano, en un adelanto del veredicto absolvió al joven.

Los cinco jóvenes de entre 19 y 25 años llegaron al juicio oral y público que empezó el 13 de septiembre acusados de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de arma de fuego”. Sin embargo, para la fiscalía el "acuerdo premeditado" para asesinar a Torales fue solo entre los hermanos Acevedo. Díaz y Bahamondes, por su parte, habrían actuado como partícipes necesarios.

Un crimen en "manada"

Pablo Torales fue atacado el 1 de enero de 2021 alrededor de las 9 de la mañana a metros de su casa, sobre la calle Diomedes, entre Derqui y Asamblea. Los autores serían un grupo de jóvenes, uno de los cuales lo ultimó con un arma de fuego para escapar de la escena del crimen junto con sus cómplices.   

Los asesinos huyeron en dos motos con las que se movilizaban, sin robar ninguna pertenencia. A partir de testigos presenciales del caso, los investigadores lograron identificaron a los supuestos agresores, que vivían a pocas cuadras.    

Los primeros fueron detenidos ese mismo día, mientras que el resto de los apresados cayó el lunes 4 de enero en el marco de una serie de allanamientos realizados en el Barrio Arzeno de la localidad de Burzaco y en Capital Federal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias