jueves 11 de agosto de 2022 - Edición Nº1345

Policiales | 3 ago 2022

TRIBUNALES

En la primera jornada del juicio por el crimen de Zamira pidieron perpetua para los acusados

Familiares de la nena se concentraron en la puerta de los Tribunales de Lomas de Zamora para reclamar justicia en el arranque del proceso contra la madre de la víctima y su pareja.


El juicio por el crimen de Zamira Dominguez comenzó este miércoles con la declaración de los primeros testigos citados a declarar en el marco del juicio contra los detenidos Brenda Fernández y Brandon González.

Fuentes judiciales informaron que el proceso judicial consistirá en al menos tres jornadas previas a conocer el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora a cargo de llevar adelante las audiencias.

Pedido de justicia en Tribunales

Allegados de la menor cruelmente asesinada en 2018 se concentraron en la puerta de los Tribunales de Lomas de Zamora, mientras el resto de los familiares citados a declarar estaban dentro de la sala donde se desarrollaba la primera jornada de debates.

En diálogo con el programa Política del Sursostuvieron la culpabilidad de ambos imputados y rechazaron la hipótesis de que Brenda, la madre de la víctima, haya actuado a raíz de la violencia de género ejercitada por su pareja y principal sospechoso, Brandon González.

"Una vez la vimos con la cara golpeada, nosotras le decíamos que a ella le haga lo que quiera pero que a la nena no", contó Belén, amiga de la acusada y madrina de la hermana de Zamira.

La entrevistada expresó al móvil del programa presente en la puerta del Departamento Judicial de Lomas que junto al resto de sus amigas, desconocían el infierno que padecía la víctima. 

"Éramos un grupo de cuatro amigas, nunca nos dimos cuenta que le podía pasar esto a Zami. Sí notábamos la diferencia con Zami por ser sordomuda. Una vez la vimos con la cara golpeada, nosotras le decíamos que a ella le haga lo que quiera pero que a la nena no", manifestó al aire de Radio Urbe.

El crimen de Zamira

Zamira Domínguez tenía 5 años y era sordomuda, por lo que se expresaba a través de señas. Sin embargo, la Justicia no hizo lo suficiente para salvarle la vida pese a las denuncias por maltratos del entorno paterno de la niña.

El viernes 28 de septiembre del 2018, la nena llegó muerta al Hospital Santamarina de Monte Grande. Su mamá, Brenda, de 21 años, dijo que "se había caído", y que cuando fue a verla al sillón donde dormía notó que había vomitado varias veces, que le salía espuma por la boca y la lengua "se le había dado vuelta".

Los médicos notaron los signos de violencia inmediatamente y dieron aviso a la Policía. Además, un informe posterior confirmó que presentaba hemorragias internas en el hígado y los riñones

Al principio, las principales sospechas apuntaron hacia González, quien era pareja de la madre y quedó detenido horas más tarde del homicidio, mientras que el arresto de Fernández se ordenó en abril del 2019, al considerarla cómplice.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias