domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº4142

Gremiales | 27 jul 2021

PARITARIAS 2021

Sanidad no espera más: paro de 24 horas y máxima tensión en clínicas y sanatorios

El gremio anunció la medida de fuerza para este jueves 19, ante la falta de respuesta al pedido de aumento salarial del 45 por ciento. El aumento de prepagas, la “llave” del sector empresarial para solucionar el conflicto.


El gremio de la Sanidad definió endurecer las protestas en demanda de mejoras salariales. Tras una jornada con cese en las actividades de 4 horas por turno en clínicas y sanatorios privados, ahora anunció un paro nacional por 24 horas para el próximo jueves 29. La medida de fuerza fue resuelta por la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) que conduce Carlos West Ocampo y tiene como máximo referente público al titular de la CGT Héctor Daer.

 

Se trata de la continuidad del plan de lucha iniciado semanas atrás ante la negativa de los empresarios de recomponer los salarios del sector. El paro comenzará a las 0 horas del jueves y alcanza a clínicas, sanatorios y establecimientos médicos del sector privado, en el marco de los convenios colectivos de trabajo 122/75, 108/75, 107/75 y 459/06.

 

El anuncio de FATSA genera preocupación en el sector, en un contexto donde los casos de coronavirus fueron vahando, pero aún se mantienen altos, en especial en algunas provincias del país. “Luego de largas negociaciones no se ha podido acordar una nueva escala en cada convenio colectivo”, dijeron desde la entidad sindical, que llamó a un paro de 24 horas para este jueves 29 de julio. “Los empresarios tienen la obligación de pagarnos lo que corresponde y si no tienen recursos, que los vayan a buscar”, advirtió la Federación de Trabajadores de la Sanidad en un comunicado de prensa que difundieron la semana pasada, en el que también señalaron: “Nos quieren confundir hablando de merecimientos e imposibilidades. Los trabajadores no nos confundimos, sabemos lo que queremos y lo vamos a conseguir”. Y agregaron: “Nuestro reclamo es justo y legítimo”.

 

Los empleados de Sanidad reclaman un incremento del 45 por ciento. Por su parte, los empresarios insisten en que no están en condiciones de dar un aumento salarial si antes no se actualizan los aranceles que definen los financiadores (obras sociales, prepagas y el PAMI), pero esa decisión está subordinada al incremento en las cuotas de la medicina privada y el Gobierno aún no resuelve ese punto. En junio el Ministerio de Trabajo dicto la conciliación obligatoria, pero una vez cencida no hubo acuerdo, por lo cual la situación escaló.

 

La clave del conflicto

 

El viernes pasado, a la par que los empleados realizaban asambleas y paros por turno, las clínicas y establecimientos privados suspendieron los turnos programados y las prácticas no urgentes. “Como empleadores de más de 320 mil personas en todo el país, asumimos nuestra responsabilidad de generar los recursos necesarios para pagar salarios y poder prestar servicio normalmente, pero, sin embargo, esos recursos no los generamos libremente en el sistema de salud en el que interactuamos ya que no somos formadores de precios”, recalcaron desde la Federación Argentina de Prestadores de Salud (PAPS) respecto al conflicto.

Leer más: Oyhamburú contra las clínicas privadas: "A nosotros que no nos vengan con que no tienen guita"

 

Ante este verdadero laberinto, los empresarios pretenden que el gobierno autorice el alza en las cuotas de las prepagas, para llegar a una solución. Un grupo de firmas logró un fallo judicial favorable hace unos días, y lanzaron la versión de una inminente suba del 26 por ciento en las cuotas, pero hasta ahora se sigue negociando.

 

Todos los convenios se encuentran vencidos al día de la fecha y sin aumento salarial para los trabajadores y trabajadoras por la falta de acuerdo para reactualizar las escalas. La FATSA y sus gremios de primer grado reclaman un aumento salarial del 45 por ciento. Hoy las negociaciones están estancadas y desde la organización entienden “necesario insistir con las medidas de acción directa”.

 

La semana pasada los gremios movilizaron durante tres días en todo el país y realizaron asambleas informativas en los centros de salud con cese de actividades de 4 horas por turno. El conflicto ya atravesó una instancia de conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo sin resultados positivos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS