domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº4142

Gremiales | 8 jul 2021

SE TENSA LA NEGOCIACION

Se suspendió la audiencia de la paritaria de Sanidad y el gremio llamaría a nuevas protestas

El Ministerio de Trabajo decidió posponer la cumbre de ayer miércoles, a la espera de definiciones en materia de financiamiento de los prestadores de salud. Esto generó enojo en ATSA, que prepara nuevas actividades pese a la conciliación obligatoria.


Luego que el Ministerio de Trabajo decidiera suspender la audiencia de ayer miércoles, se tensó el clima en la paritaria de los trabajadores de la Sanidad, que se encuentra en medio de la conciliación obligatoria, y que genera tironeos entre clínicas, sanatorios y prepagas, que aseguran que no pueden afrontar el pedido del gremio. Todo con una reforma del sistema de salud de fondo. Este miércoles se iba a llevar adelante la audiencia de la paritaria 2021 entre las empresas y la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), que ante la postergación no descartaron realizar protestas, como la marcha realizada el viernes pasado.

 

Según se informó, previo a la reunión, la cartera laboral suspendió la convocatoria, según detalló a través de un comunicado el gremio. El motivo de la suspensión de la audiencia fue porque “Trabajo está elaborando instrumentos que permitan solucionar los problemas de financiamiento del Sistema de Salud que impactan en forma directa sobre las economías de las clínicas privadas, sanatorios y el resto de los empleadores”.

 

La organización que conducen Carlos West Ocampo y Héctor Daer vienen llevando adelante un plan de lucha ante el rechazo de las cámaras empresariales de una recomposición de entre un 43 y 45 por ciento de incremento salarial, en línea con lo que firmó Camioneros y Bancarios, entre otros gremios. En este marco, y tras la suspensión de la audiencia, convocaron a todos los secretarios generales a un plenario para este jueves 8 de julio, a fin avanzar en el plan de lucha porque -señalaron- “sin salarios no hay salud”.

 

Las grandes empresas de salud, clínicas, laboratorios y prepagas, habían asegurado que no pueden pagar incrementos salariales como los que pide el sindicato si no les permiten aumentar sus cuotas y aranceles. Ante la suspensión de la audiencia de conciliación obligatoria, desde Sanidad expresaron, en tanto, que “no van a aceptar más dilataciones ni demoras, los salarios de los trabajadores se encuentran vencidos y despreciados a causa de la inflación”. Es que la semana pasada el gremio iba a llevar a cabo paros de cuatro horas el jueves y viernes, pero fueron suspendidos por la intervención de Trabajo.

 

Nuevas protestas

 

En este marco, enfatizaron que continuarán con las medidas porque “los empresarios continúan sin formular una propuesta a sus demandas”. “No vamos a cesar en la presión a los empresarios hasta obtener el salario que nos corresponde”, agregaron. Luego, exhortaron al Ministerio de Trabajo que dirige, Claudio Moroni, a qué “convoque urgente a las audiencias que resulten necesarias para alcanzar una justa recomposición de nuestros salarios”.

Leer más: Sanidad se movilizó pese a la conciliación obligatoria y tensa la negociación

 

Moroni había dispuesto la conciliación obligatoria el miércoles pasado luego de que el sindicato anunció paros de cuatro horas por turno para el jueves y el viernes, a los que sumó una protesta de las cámaras agrupadas en la Federación Argentina de Prestadoras de Salud (FAPS), que en esos mismos días iba a suspender las atenciones programadas no urgentes ante “la dramática falta de financiamiento del sistema”. La protesta del sector de los prestadores de salud fue decidida la semana pasada durante un zoom del que participaron unas 600 empresas de todo el país ante el “dramático desfinanciamiento que afecta al sistema de salud y frente a la discusión paritaria 2021″.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS