sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Provincia | 7 abr 2021

Segunda ola en la provincia

Los gremios chocan con la oposición y el Gobierno por las clases presenciales

Desde la FEB y UDOCBA manifestaron que deben suspenderse y volver a la virtualidad, la oposición rechaza el pedido y piden que haya más horas de clase.


Las clases presenciales en las escuelas de la provincia de Buenos Aires representan el logro de la oposición y sectores de la sociedad organizados para el retorno a las aulas. Ahora, en medio de la segunda ola de Covid-19, algunos gremios plantearon suspenderlas para evitar que los casos sigan incrementando.

Por caso, desde la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) plantearon que “se garanticen las medidas de resguardo de docentes y alumnos de acuerdo con la realidad sanitaria de cada localidad y, de ser necesario, se suspendan temporalmente las clases presenciales”.

LEER MÁS: Mesías consideró que la solución al aumento de casos no es "cerrar y prohibir"

En ese plano, desde el gremio UDOCBA, también pidieron la suspensión de las clases y manifestaron que les "preocupa y alarma continuar en una presencialidad que ni garantiza la continuidad pedagógica ni protege de la avanzada del virus a las comunidades educativas involucradas".

Desde Juntos por el Cambio, al contrario, insistieron con mantener el esquema presencial e incluso fueron más allá y manifestaron la necesidad de que las y los estudiantes acudan más tiempo del que concurren actualmente, para completar los contenidos.

“No escuché este pedido de suspensión de todos los gremios, solo de algunos que muestran una vez más que están fuera de la realidad”, sentenció el diputado provincial del PRO, Sergio Siciliano, en diálogo con Política del Sur.

En efecto, el exsubsecretario de Cultura y Educación bonaerense durante la gestión de María Eugenia Vidal, manifestó que “los números no demuestran que los casos de contagio sean representativos, si bien hubo casos de enfermedad y algunos docentes que lamentablemente han fallecido, no fue originado dentro de la escuela”.

“Me parece que estos planteos separan más a quienes dicen representar, que son los docentes que no tienen nada que ver, del resto de la sociedad y de las familias. Hoy, la modalidad adoptada de clases está funcionando con muchas dificultades, es muy difícil y dispar según el distrito y los colegios, pero es algo”, afirmó el legislador.

Asimismo, desde la coalición opositora manifestaron que el Gobierno debe aceptar el protocolo presentado por las escuelas de doble jornada, y avanzar con más cantidad de horas de clase para los niños y adolescentes.

Mientras estos gremios sostienen la preocupación por los casos y avanzaron en los reclamos de cierre, desde el Gobierno nacional el ministro Nicolás Trotta manifestó que no hay riesgos en las escuelas y las clases son esenciales.

“Creo que no es posible avanzar con un cierre de las escuelas ni aunque quisieran porque no hay margen social, ya hubo un consenso en que la escuela es prioritaria y después de un año los chicos pudieron volver a las aulas”, sostuvo Siciliano.

En tanto, a nivel provincial, desde la oposición pidieron variedad de veces la presencia y las explicaciones sobre los diferentes puntos a la directora General de Cultura y Educación, Agustina Vila, pero solo tuvieron la presencia de la funcionaria una vez en la comisión de la Cámara baja durante el año anterior.

“Todavía no fui convocado a ninguna comisión, de hecho estoy reclamando a los presidentes que lo hagan, sobre todo en Educación. La ministra Vila no habla con nadie, ni con la oposición ni con el oficialismo, la verdad es que es complicado saber si va a estar presente en alguna reunión de la comisión; ni ella ni nadie habla desde el Ministerio, no hay datos, no aceptan los pedidos de informes, nada”, sentenció Sicialiano.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS