martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº3955

Policiales | 30 mar 2021

VIOLENCIA FAMILIAR

Liberaron a la jubilada de Llavallol que mató a su hijo esquizofrénico

Para la Justicia, está acreditado que la mujer "era víctima de violencia" por parte del hombre fallecido. Permanece imputada por homicidio agravado por el vinculo, pero en libertad.


La jubilada de Lavallol acusada de rociar con alcohol y prender fuego a su hijo mientras dormía bajo los efectos de los sedantes aplicados por un brote psicótico, se encuentra imputada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” por el hecho ocurrido en un contexto de graves conflictos de convivencia. Sin embargo, la mujer fue liberada a raíz de su edad avanzada por orden de la fiscalía especializada en delitos de violencia familiar de Lomas de Zamora y seguirá en esa condición. 

Así lo señalaron a Política del Sur desde la UFI 16 encargada de investigar el caso ocurrido en el medio de una terrible pelea que habrían protagonizado las partes durante la mañana del 19 de marzo en la casa en la que vivían. Un episodio violento que no habría sido aislado y se sumaba a los que tenía habitualmente Elsa Galeano (73), la acusada, con su hijo, Carlos Aramayo Galeano, un hombre de 45 años con problemas psiquiátricos. 

Según precisaron a este medio, Galeano habría padecido maltratos por parte del fallecido y “está acreditado en la fiscalía que era víctima de violencia”. Esa habría sido el detonante de la brutal reacción de la jubilada, que, en medio de un ataque de ira, y luego de una nueva pelea, tomó la drástica decisión

La víctima dormía en una de las habitaciones de la propiedad, producto de los calmantes que le había inyectado personal de Emergencias de Lomas. Minutos antes, había tenido un ataque de nervios que requirió la asistencia de los profesionales. No obstante, el desenlace sería fatal. Galeano aprovechó que su hijo dormía y lo prendió fuego en el colchón

El hombre fue llevado de urgencia al Hospital Luisa Gandulfo donde agonizó hasta que no aguantó más y falleció como consecuencia de las heridas en su cuerpo, el cual presentaba quemaduras en el 90 por ciento. 

Pese a ello, al no existir peligro procesal por un posible riesgo de fuga y los antecedentes previos, además de que la propia madre fue quien llamó al 911, se había dispuesto su libertad.

El hecho ocurrió en una casa ubicada sobre 1ro de Marzo al 700 de la localidad de Llavallol, donde los efectivos del Comando de Patrullas del partido de Lomas de Zamora asistieron por un caso de confrontación familiar. Una vez allí, se encontraron con un panorama aterrador y el testimonio del padre de la víctima, quien advirtió lo que había pasado.   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS