martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº3955

Gremiales | 31 mar 2021

EDUCACION Y PANDEMIA

Crece la resistencia de los gremios docentes a las clases presenciales

En la Ciudad de Buenos Aires, la muerte de un profesor generó protestas y un paro, además del rechazo de la posible flexibilización de los protocolos en las escuelas. En la provincia de Buenos Aires ya se pidió que se revierta la situación, ante el aumento de casos.


Por:
Diego Lanese

La muerte de Jorge Langone, el docente de la Escuela Técnica 13 del barrio de Villa Lugano, en la Ciudad de Buenos Aires, puso en alerta a los gremios docentes de todo el país, que vienen pidiendo que se revean las clases presenciales por considerarlas posible foco de contagio de coronavirus, tanto para los trabajadores como para los alumnos. Con un aumento sostenido de casos, los sindicatos porteños y de otras jurisdicciones quieren rediscutir la forma de dar clases, y rechazan la posibilidad de flexibilizar los protocolos, como se adelantó en algunos lugares. Pese a las advertencias, en la reciente reunión del Consejo Federal de Educación, que forman los ministros del área de todo el país, se ratificó la presencialidad, y se afirmó que el porcentaje de contagios ronda el 1 por ciento, según las cifras extraoficiales.

 

La semana comenzó con protestas de los gremios docentes porteños por la muerte de Langone, primer caso fatal de este ciclo lectivo. Luego del paro realizado por Ademys y las actividades encabezadas por UTE, el sector insiste con la necesidad de garantizar la seguridad en los colegios. En este sentido, el gremio mayoritario rechazó que se flexibilicen los protocolos, como adelantó el Ministerio de Educación de CABA, que quiere habilitar comedores, que los chicos puedan sacarse el barbijo en los recreos, además de dejar el ingreso escalonado. “Es una locura, no vamos a aceptar que se tomen estas medidas”, le dijo a Política del Sur un dirigente del UTE. Desde la organización adelantaron que “la idea inicial es poner en marcha estas medidas en abril, pero no tenemos confirmado que vayan a hacerlo”. En el gremio hay malestar por el respaldo que recibió el gobierno porteño del Ministerio de Educación nacional, que avaló los datos de infectados dados esta semana.

Leer más: Protestas de docentes porteños luego del primer caso fatal en una escuela

 

En tanto, otras jurisdicciones decidieron sumarse a los reclamos, y pedir revisar la presencialidad de las clases. En la provincia de Buenos Aires, el gremio UDOCBA salió a pedir por la exención de la presencialidad en las escuelas bonaerenses en el marco del crecimiento de casos de coronavirus y luego de que el Gobierno dispusiera el teletrabajo para la administración pública nacional. “Estamos pidiendo que se suspenda la presencialidad. Carla Vizzoti fue muy clara: se viene la segunda ola”, sostuvo Miguel Ángel Díaz, respecto a la pandemia. El pedido de la suspensión de clases por parte de UDOCBA se luego de que los casos de coronavirus en la provincia de Buenos Aires pegaron un salto en la última semana y se incrementaran un 32 por ciento, por lo que el gobernador Axel Kicillof pidió incrementar la solidaridad y reforzar las medidas de cuidado individual.

 

En este panorama, el gobierno nacional habló de al menos 45 localidades que están en “rojo” respecto del aumento de contagios. Entre los partidos bonaerenses, se incluyó en esta situación a Avellaneda, Berazategui, Campana, Cañuelas, Chivilcoy, Ensenada, Esteban Echeverría, Florencio Varela, General Alvarado, General San Martín, Hurlingham, José C. Paz, La Plata, Lanús, Malvinas Argentinas, Morón, Necochea, Olavarría, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Trenque Lauquen y Vicente López. Hasta ahora, los sindicatos mayoriitarios en la provincia de Buenos Aires, SUTEBA y FEB, no se pronunciaron sobre el tema.

 

Pese al reclamo de los gremios, hasta ahora la presencialidad no está en duda. Ayer martes el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, encabezó la sesión virtual del Consejo federal de Educación, que tuvo como objetivo evaluar los primeros resultados de carga de datos de la plataforma, que informa tanto los casos sospechosos como confirmados de Covid-19 en las escuelas. “Su implementación, desde el retorno de las clases presenciales, tiene como finalidad alertar sobre casos registrados para servir a las acciones de prevención, control y monitoreo de los Estados”, informaron desde la cartera educativa. Durante la sesión, Trotta se refirió a la importancia de “contar con información confiable en momentos donde la segunda ola está impactando fuertemente en el continente”. “Los protocolos, que han demostrado tener una dimensión preventiva y de cuidado y que nos han permitido tener un rápido accionar frente al Covid-19”, agregó. De esta forma se confirmó que por el momento la presencialidad se mantendrá en todo el país.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS