viernes 24 de septiembre de 2021 - Edición Nº4119

Lomas de Zamora | 22 dic 2020

SOBRE LA POLÍTICA LOCAL

Oyhamburú advirtió que si el insaurraldismo no logra cooptar a ciertos dirigentes peronistas, estos van a pasar a Juntos por el Cambio

El titular de la CGT Regional Lomas de Zamora se refirió a la dinámica política local. Volvió a manifestar sus inquietudes respecto de un supuesto alejamiento entre la gestión y la militancia, y el impacto de esta dinámica en lo territorial. Consideró que a ciertos dirigentes que hoy están a la cabeza de las secretarías municipales “les falta experiencia”. “Está la sensación de que hay dirigentes históricos que están siendo expulsados”, expresó. Por otra parte, dio detalles de cómo el Sindicato de la Sanidad se prepara para la campaña de vacunación contra el COVID.


Contundentes. Así fueron las declaraciones que el titular de la CGT Lomas de Zamora y ex presidente del bloque oficialista del Concejo Deliberante, Sergio Oyhamburú, hizo en diálogo con Política del Sur.

Previo a su análisis sobre la dinámica actual del peronismo lomense, hizo referencia a cómo el gobierno del Frente de Todos le hizo pelea al COVID para que este no propague sus efectos negativos en la sociedad.  “Hemos aguantado los trapos a raíz de desastre macrista y esta pandemia inédita que estamos viviendo con todas sus problemáticas que hemos padecido. Se han tomado medidas que han sido importantes como el IFE y el ATP”, destacó el dirigente de Sanidad.

A su entender, tales medidas estuvieron destinadas “a los que menos tienen y en pos de que las empresas sigan abiertas con los trabajadores adentro”. “Lógicamente, tenemos nuestras cuestiones relativas a la falta de coordinación y comunicación del Gobierno pero todos han hecho lo mejor posible dentro de la coyuntura”, aclaró.

La política local

Ahora bien, en lo que respecta a la política local no le faltaron tapujos para decir lo que piensa sobre la movida, rosca y gestión de los últimos meses. Esas que tienen que ver con el impacto que tuvo la pérdida de Santiago “Beto” Carasatorre pasando por la salida de Guillermo Viñuales de la administración municipal. En estas circunstancias, Oyhamburú volvió a decir eso que considera un problema para el Ejecutivo de Martín Insaurralde: “La falta articulación entre gestión y militancia”.

Para el referente de la CGT local, “una cosa es la gestión por la que uno puede estar de acuerdo o no, y otra es lo que la gestión hace cuando la política baja a los barrios”. “En lo segundo está el déficit, producto de la gran ausencia de Santiago “Beto” Carasatorre, ratificó Oyhamburú quien duplicó la apuesta en relación a “ciertos dirigentes que hoy están a cargo de secretarías”. “Hay situaciones de falta de experiencia”, disparó.

Las declaraciones de Oyhamburú pueden estar apuntadas a aquellos funcionarios que rondan el circulo cercano de Martín Insaurralde en los últimos años y que están profundamente allegados a nada más y nada menos que al presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Federico Otermín, con quien el “oyhamburismo” ya tuvo sus diferencias en el (no) homenaje a José Rucci en la Legislatura.

Leer más > Oyhamburú sostuvo que Rucci está por encima “de las mezquindades y desconocimientos” de algunos compañeros

Oyhamburú insistió en sus críticas para esta camada de jóvenes dirigentes que hoy ostentan importantes secretarías locales. Dijo: “Para que se forme un dirigente gremial tenes fácil 12 o 15 años. En la política también porque sino uno comete errores. Lo peor, no obstante, es cuando muchos referentes del peronismo no son consultados y que están afuera de la gestión”.

Es decir, el problema no sólo está en la supuesta falta de experiencia sino en que no hay un diálogo con los históricos del PJ local. Esta situación para Oyhamburú genera un clima de hostilidad. “Está la sensación de que están siendo expulsados de este Frente de Todos cuando yo consideró que hay que ampliarlo”, remarcó y está lectura puede aplicarse a la figura de Viñuales también.

El impacto de esta “sensación de expulsión” de cara al 2021

También el hecho de que no haya un representante de la CGT en el recinto San Martín genera apatías. “Si bien hoy las 62 Organizaciones están representadas por Osvaldo Jerez, la CGT no tiene cargo deliberativo. Están representados muchos espacios aunque tienen que tener una mirada de lo que se viene porque si no se va tornar mucho más difícil la elección del 21 si hay una mezquindad. Entonces, una parte del peronismo va a quedar afuera”, señaló.

El sindicalista recordó que “hay un ala peronista dentro de Cambiemos que empezó a trabajar fuerte para poder cooptar muchos peronistas que hoy quieren estar dentro del Frente de Todos pero el oficialismo no lo deja”. “Entonces, estaría bueno que haya una expresión que sea abarcativa. Una PASO estaría sumando mucho”, dijo Oyhamburú.

Las palabras del referente de la CGT pueden estar entendidas del siguiente modo: Si el insaurraldismo no da pie a la participación de estos sectores en una interna, estos dirigentes podrían empezar a dialogar con los peronistas de Cambiemos.

Sobre la campaña de vacunación

En otro marco, hizo referencia a la campaña de vacunación contra el COVID que el gobierno estima empezar para esta época estival. En primer lugar, rechazó los cuestionamientos de un sector de la oposición al titular de la cartera sanitaria ante las demoras en la llegada de la vacuna y el enfoque  de los medios ante la carga ideológica del programa.

“Nadie puede discutir la inteligencia y honestidad de Ginés González García. Es el mejor ministro, lejos hoy. Hay que seguir escuchándolo y bancarlo porque no es fácil empezar a coordinar todo el plan de vacunación”, dijo Oyhamburú.

En una línea profundamente critica de los anti-vacuna, sostuvo:”Para que la vacuna sea dada acá pasa por el ANMAT que es una institución con mucho prestigio. Si esta entidad dice que uno se la puede dar no puede haber problema”.

Por último, respecto de cómo su gremio se prepara para la implementación de la campaña adelantó que este miércoles Sanidad y representantes del Gobierno llevarán a cabo una reunión. La idea del Sindicato es proveerse 34 mil dosis. Un número que parece justo dada la responsabilidad de los trabajadores de Sanidad quienes están en la trinchera ante esta batalla contra el enemigo invisible.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS