martes 02 de marzo de 2021 - Edición Nº3913

Lomas de Zamora | 27 oct 2020

POLICIALES

Doble femicidio de Ingeniero Budge: para el abogado querellante “no hay otra pena que la prisión perpetua”

Sebastián Silvestre adelantó que por la violencia de los hechos el acusado de matar a Marianela Lorelei Rivera y su madre, María Laura Rivera, debe ser condenado a la pena máxima.


La semana pasada, la justicia de Lomas de Zamora confirmó la elevación a juicio de la causa que investiga el doble femicidio de Marianela Lorelei Rivera y su madre, María Laura Rivera, ambas asesinadas a balazos en febrero de este año. El TOC 7 juzgará al único detenido por el crimen, Miguel Sosa, a través de un juicio por jurado, que todavía no tiene fecha. Sebastián Silvestre, abogado querellante del doble femicidio de Ingeniero Budge, explicó que “la elevación fue confirmada, no tenemos fecha porque los protocolos de la Corte Suprema no establecieron cómo serán las audiencias, teniendo en cuenta la pandemia y la necesidad del distanciamiento social”. Respecto a las expectativas, adelantó que pedirán la pena máxima.

 

Silvestre contó en el programa radial de Política del Sur que todo hace suponer que el juicio será “recién el año que viene”. Respecto a la modalidad del juicio, el letrado aseguró que “en este tiempo donde el paradigma de la violencia de género fue cambiando, este es un paso más, es la sociedad involucrándose en todo el proceso”. “La posibilidad que exista el jurado, que tenga participación activa, es importante porque le dará mayor legitimidad al proceso”, agregó.

 

De acuerdo con los testigos que presenciaron el hecho, Miguel Sosa, ex pareja de Marianela, irrumpió en la vivienda ubicada en Manuel Pedraza al 3700, y luego de discutir con ambas mujeres efectuó más de 20 disparos que terminaron con la vida de madre e hija. Luego, el hombre se dio a la fuga, pero fue detenido al día siguiente por personal policial de la Comisaría 10° de Lomas de Zamora.

Leer más: Elevaron a juicio la causa por el doble femicidio de Ingeniero Budge

 

Respecto a la pena a solicitar, Silvestre remarcó que “no hay otra que la pena máxima, la presión perpetua”. “Este caso será muy particular, las audiencias serán muy gráficas. El accionar de Sosa, para acribillar a las víctimas, fue muy notorio. Este es un doble femicidio, donde además concursan otros delitos, como el abuso de arma, las amenazas. La única condena que podemos solicitar es la prisión perpetua”, graficó el letrado querellante.  

 

Sosa hostigaba constantemente a Marianela, y tomó la decisión drástica de ir a la casa, donde estaban festejando un cumpleaños, y matarla a ella y a su mamá. Era una persona muy celosa, posesiva”, recordó Silvestre. La noche de los asesinatos, el abogado recordó que “hubo un cambio de cargador, disparó hasta que se trabó la pistola. El odio está claramente vinculado a una cuestión de género, el trato que tenía con Marianela era de una violencia extraña”, concluyó Silvestre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS