martes 19 de enero de 2021 - Edición Nº3871

Gremiales | 21 oct 2020

INTERNA SINDICAL

Rubén García categórico: “Queremos la unidad de la CGT, pero sin los personajes que le dieron demasiado tiempo a Macri”

El dirigente municipal ratificó sus críticas a la actual conducción de la central obrera, y pidió una CGT fuerte para apoyar al gobierno de Alberto Fernández. Además, criticó duramente a la vieja federación: “son los que espiaban a dirigentes gremiales”.


En el marco de los festejos por el Día de la Lealtad peronista, quedó de manifiesto que hay al menos una fractura en la CGT, que tuvo su acto presencial en la sede de Azopardo y una caravana protagonizada por el sector que responde a Pablo Moyano. Las diferencias se vienen arrastrando desde la gestión de Mauricio Macri, cuando se acusó a la conducción de ser demasiado “dialoguista” con su gobierno. Para Rubén “cholo” García, uno de los problemas puede ser la figura de Cristina Fernández de Kirchner. “Quizás a algunos dirigentes de la CGT no les caiga bien Cristina, afirmó el titular de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM).

 

García analizó en el programa radial de Política del Sur los actos del sábado pasado, y ratificó el apoyo del movimiento obrero al actual gobierno. “El 17 de octubre fue espontáneo, la gente festejó hasta tarde, ni la lluvia nos pudo parar”, sostuvo. Respecto al acto de la CGT, aclaró que “no pude ingresar a la página donde el presidente Alberto Fernández dio su discurso. El denominador común es que no hubo agresiones”. Al respecto, García agregó que “es importante que el presidente haya llamado a la unidad nacional. Lo conocí cuando era jefe de gabinete y cuando no fue más estuve con él en un conflicto en Luján. Es un hombre de diálogo”.

 

Respecto al rol de Cristina Fernández de Kirchner, García aseguró que “bajó la línea, lo deja conducir a Alberto Fernández los destinos del país y está cumpliendo con lo que prometió”. “Quizás a algunos dirigentes de la CGT no les caiga bien Cristina”, dijo.

 

Respecto a la unidad del movimiento obrero, el dirigente municipal afirmó que “cada uno sabe lo que tiene que hacer, pero hoy la CGT debe ser fuerte como la que tenía Juan Domingo Perón. Porque acá la pelea es contra los poderosos y el gobierno nacional necesita ese contrapeso”. “Queremos la unidad de todos en la CGT, pero sin los mismos personajes que le dieron demasiado tiempo a Macri”, insistió García.

 

Municipales

 

Por otro lado, el también titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) habló de la situación de los trabajadores del sector. “Hoy la gran mayoría de trabajadores municipales están en salarios de indigencia. Hablé con los responsables políticos, me pidieron un poco de tiempo porque estamos en la crisis de la pandemia”, afirmó.

 

En este sentido, coincidió con el dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Buenos Aires, Humberto Bertinat, con quien la FESIMUBO tiene un largo enfrentamiento. “Bertinat es de la federación de los espías de Mauricio Macri, son los que espiaban a dirigentes gremiales y salieron a apoyar en plena campaña a Miguel Ángel Pichetto y a María Eugenia Vidal, además del propio Macri, dijo García.

Leer más: Bertinat: "Si bien en la mayoría de los distritos se llegó a un acuerdo salarial, varios están debajo de la linea de la pobreza"

 

 

Por último, García volvió a cargar contra las políticas laborales del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez: “el 17 de octubre nos faltaron el respeto nuevamente. El intendente de Merlo, presidente del PJ, le dio 30 por ciento de aumento a los trabajadores con un ‘pseudo dirigente’ de la vieja estructura”. “Menéndez aumentó de 6.800 a 8 mil, es vergonzoso. Se sacaron fotos, el intendente de Merlo habló de peronismo y todo”, concluyó García.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS