viernes 30 de octubre de 2020 - Edición Nº3790

Sociedad | 16 oct 2020

SEXO EN PANDEMIA

El lado emocional del orgasmo: La necesidad de una mejor comunicación

La sexóloga licenciada Silvina Lizarraga abordó los impedimentos para desarrollar una plena sexualidad del lado de las angustias y los mitos, y bregó por un mayor diálogo con el otro.


La semana pasada, en su columna habitual sobre sexología en el programa radial de Política del Sur se planteó la necesidad de diferenciar entre squirt y eyaculación femenina, dos fenómenos muchas veces asociados pero que no son lo mismo. Para seguir por ese camino, la sexóloga licenciada Silvina Lizarraga eligió continuar hablando del orgasmo femenino, que tiene un fuerte componente emocional. “Si hay situaciones emocionales que me están atravesando, es difícil conectar con la sexualidad”, recordó.

 

Como ejemplo, la especialista recordó que hace un tiempo vio a un chico en la calle gritando, con desesperación, que se había quedado sin trabajo. Hablando por teléfono, explicaba lo angustiante de su situación. “Esa persona llega a la casa y lo que menos ganas tiene es de tener un encuentro sexual, y es posible que por más que lo intente va a tener una dificultad, porque emocionalmente está golpeado”, agregó Lizarraga. Esto va de la mano de la idea que la sexualidad “es altamente vulnerada”, y cuando se pierde de vista “uno se empieza a exigir, y lo único que se hace es boicotear el encuentro”.

 

Hay veces que hay encuentros que no terminan en orgasmos, porque a veces tengo ganas de ir ‘hasta ahí’, no tengo ganas de cumplir todo el ciclo”, remarcó. Si esto pasa, es fundamentar hablar con la pareja. “Muchas mujeres no tienen un orgasmo en un encuentro e igual dicen que la pasaron espectacular, pero muchos hombres no aceptan esto”, dijo Lizarraga. Por eso es importante aceptar que el otro la pasó bien sin necesidad de terminar.

 

Leer más: Squirt y eyaculación femenina: similitudes y diferencias

 

Superar esas presiones, es parte de encontrarse con uno y el otro en la sexualidad. “Para eso es fundamental el diálogo sexual, conversar acerca de lo que uno siente, lo que le pasa”, afirmó la especialista. Sobre si esto pasa, sobre todo en estos tiempos respecto de lo que sucedió hace un tiempo, Lizarraga aseguró que “se nota que se habla más, a veces sin la profundidad necesaria. Lo que pasa con la comunicación es que a veces no se dicen las cosas de la forma adecuada, para que el otro entienda, y queda como un reproche o un error”. En este sentido, ejemplificó: “Una cosa es que me digan ‘me gustaría que me acaricies más en el cuello’ y otra cosa decir ‘vos nunca me acaricias el cuello’. Lo segundo lo pone al otro a la defensiva y los golpea emocionalmente”.

 

Cuando el que no logra el orgasmo el hombre, hay cuestiones que entran en juego. “Hay algo que se llama eyaculación retardada, que es no poder eyacular cuando se está con una mujer, pero si cuando se masturba, lo que corresponde a algo que se dañó en el hombre y se trabaja. Otra cosa que puede pasar es que el hombre puede tener orgasmos sin eyacular”, concluyó la especialista.

 

Al no llegar al orgasmo, muchas mujeres deben recurrir a fingirlo, lo que es considerado por Lizarraga como “terrible”. “Llevar esa carga, llegar a ese lugar es espantoso. Yo atendí a una mujer que durante 20 años fingió sus orgasmos, y en la consulta lo que salió es que ella tenía tanto miedo a quedarse sola que no decía que lo que la pareja le hacía no lo sentía, pero el miedo a que la abandonaran no le permitía hablar”, recordó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS