lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

Gremiales | 5 jul 2024

ANALISIS

La “mano invisible” de la Ley Bases ya tiene efectos en el mercado laboral

Incluso antes de ser reglamentada, la norma comenzó a mostrar su cara más negativa para los trabajadores. En algunos supermercados se comenzaron a cambiar las condiciones de trabajo, de la mano de la figura del “colaborador”. En la sanidad, hay temor al cierre de clínicas por el fin de la emergencia sanitaria. La reforma laboral bajo la lupa de los especialistas.


Por: Diego Lanese

“Por la presente ha sido designado a su nuevo lugar de trabajo, en jornada laboral normal y habitual”. El telegrama, así de escueto, fue recibido por varios trabajadores de distintas sucursales de Supermercados Día, tanto en Ciudad de Buenos Aires como en Provincia.

Esta semana, de manera unilateral, se comenzaron a notificar estos cambios en las condiciones laborales, y los delegados no tienen dudas de la razón detrás de las medidas: la aprobación de la Ley Bases. Es que la norma tan deseada por el presidente Javier Milei trae una reforma laboral que fue frenada inicialmente por la justicia en el DNU 70, pero que ahora es una norma.

El caso se suma a otros que se vienen dando en otras áreas, como la salud, donde se pueden producir despidos en el sector Sanidad por el cierre de clínicas y sanatorios, que hasta ahora estaban protegidos por la emergencia sanitaria decretada en pandemia, y que prohibía por ejemplo los remates de estos establecimientos.

Sin esa normativa, anulada por la Ley Bases, afirman que la AFIP puede comenzar a rematar locales. Estos casos son parte de una reforma que un informe de la CTA de los Trabajadores calificó como “muy profunda”, en especial al limitar el derecho a huelga y precariza las condiciones de trabajo.

Los efectos de la Ley Bases se comenzaron a sentir apenas se aprobó, de manera invisible, casi silenciosamente. Lo alertan los gremios que vienen viendo como las empresas comienzan a usar la Ley Bases de excusa. Lo que pasó en Supermercados Día es “un peligroso precedente” en ese sentido. Otra cuestión que alarma es que la reforma laboral permite el despido con causa a quien protagonice ciertas protestas.

A partir de esto, un trabajador que participe en una protesta que no permita la circulación puede ser cesanteado sin derechos. Además, la “afectación de la libertad de trabajo de quienes no adhieran a la medida de fuerza, mediante actos, hechos, intimidaciones o amenazas” será castigado con el despido sin causa.

Lo mismo sucede con “la provocación de daños en personas o en cosas situadas en el establecimiento o su retención indebida”. Esta modificación fue agregada en la cámara de senadores, que no estaba presente en el proyecto aprobado en Diputados, que lo convalidaron.

Otro efecto que podría verse de inmediato fue advertido en el sector salud. Allí, durante el fin de semana una entidad aseguró que sin emergencia sanitaria, como establece la Ley Bases, muchos prestadores quedan desprotegidos ante posibles cierres y remates por parte de la AFIP, algo que estaba prohibido por la pandemia.

“La Ley Bases que fue aprobada por el Congreso perjudica al sector por la eliminación de la emergencia sanitaria, la cual se prorrogó sucesivamente desde 2002 y protegía los activos de las clínicas y sanatorios ante posibles ejecuciones de la AFIP”, explicaron desde la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales de la provincia de Buenos Aires (FECLIBA), que reconoció que hay una crisis “que lleva muchos años”.

“La emergencia sanitaria servía de paraguas para que las clínicas no sean demandadas por la AFIP. Esa emergencia ahora se cae y no ha sido reemplazada por nada”, alertó la entidad. “Ahora AFIP puede salir a embargar a todos los que deban impuestos, incluidas las clínicas y sanatorios y muchos deben impuestos por que nunca se hizo una reforma impositiva acorde al sistema de salud”, agregó la FECLIBA.

En cuanto a los trabajadores, desde el gremio CICOP adelantaron que la vuelta del Impuesto a las Ganancias, que confirma la flamante Ley Bases, hará que un millón de asalariados sean alcanzados por el tributo, muchos de ellos profesionales de la salud. Hasta ahora, se había exceptuado del cálculo de la Cuarta Categoría los pagos por guardias, pero la nueva normativa eliminó esto.

Días atrás, un informe de la fundación Soberanía Sanitaria había alertado sobre las consecuencias de esta norma en el sector, y los posibles problemas en la cobertura de esas guardias, ya que los trabajadores dejarán de cubrir cargos para evitar pagar Ganancias. Esta situación fue confirmada por Guillermo Pacagnini, secretario general de CICOP. ante la consulta de Política del Sur, el dirigente recalcó que “la eliminación de la extensión de Ganancias en el pago de guardias va a ser un tema complicado en el futuro, porque la inflación y el impuesto se va a comer los aumentos futuro”.  

Estos movimientos previos a la reglamentación de la Ley Bases y su reforma laboral hacen pensar que su puesta en marcha tendrá un fuerte impacto. En este sentido, un informe del Centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores hizo un análisis profundo de los cambios, y concluyó que las modificaciones incluidas “afectan sobre todo derechos individuales de los trabajadores, aunque avanzan también en forma directa sobre algunos derechos colectivos, en particular tras la inclusión de causales de despido vinculadas con acciones colectivas”.

Para los asalariados formales, se dijo, “implica precarizar su situación de diversas formas”, mientras que para los empleadores “recorta costos laborales, en algunos por la mayor permisividad hacia la no registración y el fraude laboral”. El trabajo permite visualizar el impacto que tendrá cuando esté en plena vigencia esta reforma, que fue resistida por los gremios, pero que el gobierno logró avanzar con el aval de bloques aliados.

“Se trata de una reforma profunda, que no es nueva en tanto intento de avanzar sobre los derechos colectivos e individuales de las y los trabajadores y no aporta, en cambio, soluciones a los problemas acuciantes tales como las profundas desigualdades que caracterizan al mercado laboral argentino y, en particular, la existencia de un sector creciente que queda por fuera de las relaciones laborales formales y protegidas”, destacó el centro en su reporte, al que tuvo acceso Política del Sur.

Además, advierte que en varias formas la reforma “puede incentivar el no registro de relaciones de dependencia, ya que elimina sanciones e indemnizaciones vinculadas con la no registración y, a la vez, habilitan formas contractuales ‘no laborales’ que pueden enmascarar relaciones de trabajo”.

Se trata en concreto de “la figura de ‘trabajadores independientes con colaboradores’ a cuya creación se suman algunos cambios que facilitarían el uso de contratos de locación de obra o de servicios para la contratación de trabajadores, práctica difundida que suele encubrir relaciones laborales no registradas como tales”.

Se incluye, además, “un nuevo blanqueo laboral que también puede desincentivar la registración al generar la expectativa de nuevas condonaciones de deuda a futuro”. “Para las y los trabajadores se trata de pérdida de derechos, de menor protección y mayor inestabilidad”, insistió CIFRA, que recalcó que “no se advierte de ningún modo una modernización de las relaciones laborales ni una promoción del empleo registrado ni un intento por mejorar su calidad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias