lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

Opinión | 23 jun 2024

POR ANTONIO NOVIELLI

S.O.S. Economía Regional en Peligro

La suba sostenida de los insumos por arriba de la inflación, bajas en la producción, sumado a una significativa caída de la demanda, llevaron a que las producciones se encuentren en alerta. La situación (preocupante) de cada sector.


Complicada realidad atraviesa las economías regionales a 6 meses del inicio de la actual administración, con la esperanza puesta en el nuevo proclamado pacto del 9 de julio (Producto del frustrado pacto del 25 de mayo) el cual tiene al ingenuo productor, casi como si estuvieran corriendo tras la zanahoria como un hámster en su rueda.

La suba sostenida de los insumos por arriba de la inflación, bajas en la producción (espejo de las realidades de otros sectores) sumado a una significativa caída de la demanda, llevaron a que las producciones se encuentren en alerta. En una cuna lechera como Rafaela (Sta. Fe). Se plantean la necesidad de actualizar la cifra de tambos operativos en el país.

Los cuales se cree que son menos de los 10.200 según los registros oficiales.

Se intenta incorporar tecnología para capacitar y retener a los jóvenes, de este modo colocar a los tambos en la punta de los sistemas autónomos e inteligentes. En la actualidad la edad de los productores lecheros rondan los 55 años de edad para arriba, dejando en claro que esta actividad de no modernizarse está rumbo a desaparecer.

El dato no termina ahí, los empresarios aseguran que en lo que queda del 2024, una cifra superior a los 1.815 establecimientos cerrarán sus puertas.

Mismas características sucede en la provincia de Buenos Aires, donde  desaparecieron 470 tambos,  llevando a los jóvenes emigrar,  produciéndose un quiebre en el recambio generacional. No es menos importante destacar que en esta oportunidad a diferencia de otras, los tambos grandes que con anterioridad absorbían las vacas de los más chicos cuando eran vendidos, no lo están haciendo, por ende esas vacas van al mercado de hacienda produciendo sobre oferta y disminuyendo el valor, así como también disminuyen los stocks de vacas en ordeñe disminuye la producción de leche, es decir, menos vacas, menos leche.

Esta observación me la realizó Ignacio Contreras productor de San Vicente en Buenos Aires. Agregando que otro desafío es la caída de cría bovina y su bajo precios en el mercado de Cañuelas, principalmente en la vaca conserva que se destina a la exportación a China, desmotivando la cría de la misma, dejando al productor en una encerrona donde a falta de producción,  tiene que depender de créditos, crédito que no se les otorga por no tener producción (nuevamente corriendo tras la zanahoria).

A consecuencia de esta realidad, los nuevos profesionales del campo, "NO LA VEN" como una profesión atractiva.

El resto de la cadena como el porcino está pasando una situación muy complicada. Normalmente de abril a junio, julio, eran meses malos, pero este año se adelantó a enero. Esto ha provocado que los productores estén perdiendo plata, todos grandes, medianos y chicos, razón por la cual muchos han decidido salir del sector, afirmó el productor y analista Juan Uccelli.

Un cuanto a la miel, el vino y mosto están afectados por los costos, mercados muy estancados y contracción de precios, a la vez que se suman algodón, bovinos, cítricos, dulces, forestal, granos, mandioca, ovinos, papa, peras y manzanas, tabaco y yerba mate.

Esta información se desprenden del último informe del sector elaborado por Coninagro sobre los meses abril y mayo, que dan cuenta de la profundización de los problemas en las cadenas productivas.  La entidad indicó que las producciones agro tienen precios por debajo de la inflación, con un crecimiento intenso y acelerado de los costos. En referencia a la producción pos sequía, se evidencia valores menores a los esperados o con problemas de calidad. 

Un punto a tener en cuenta tiene que ver con la baja demanda a través de los indicadores de consumo y de exportaciones. Este punto es central por el efecto que provoca en los incentivos para mejorar la producción en las próximas campañas. En cuanto a planificación, es importante tener en consideración que ante la falta de demanda va a ser difícil generar inversiones a largo plazo. El  informe de economías regionales realizado por CAME señaló que durante el primer cuatrimestre del año, todos los eslabones de la cadena de valor han visto afectada su rentabilidad por los fuertes incrementos de costos, no solo debido a la devaluación, sino también al aumento del transporte y logística, luz, gas, patentes e impuesto inmobiliario, arrendamientos, combustibles, fertilizantes y repuestos de maquinarias, entre otros.

En cuanto a sus proyecciones para el resto del año indican que, al momento, no se vislumbran mejoría inmediata, y ello se vincula con las decisiones de la actual administración en torno al desarrollo del mercado interno y la capacidad de consumo. 

Mencionado nuevamente la implementación del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) que promueve la “Ley Bases”  hoy en la Cámara de Diputados quien tendrán la versión definitiva la cual se cree que terminará por aprobar, no es menor que a medida que el reemplazo de producción local por extranjera que podría darse con este régimen destruye los saberes empresariales y operarios que demoraron décadas en generarse, desarticulando y destruyendo los circuitos productivos, un informe de la Fundación Pueblos del Sur alertó sobre las implicancias de la implementación del RIGI en cada territorio. Otro condicionante es el impacto de la desregulación de precios y la apertura importadora vía el DNU 70/2023, que afecta de forma significativa a algunas economías regionales. 

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) que representa a cooperativas del sector agropecuario del país, dieron a conocer su informe titulado "Semáforo de las economías regionales" mencionando la situación actual de gran parte de las producciones primarias a nivel federal. 

Como datos menciona a abril del 2024, donde relevaron la situación de 19 economías regionales y detallaron que 15 sectores productivos están en crisis (semáforo en rojo), mientras que 1 está en situación de alerta (amarillo) y 3 están en verde, es decir, muestran crecimiento.

Los motivos que explican esta situación señaló que los rojos combinan baja demanda, costos elevados para el esquema productivo y precios estancados, en tanto que el amarillo se explica por alta volatilidad de precios y los verdes por “alguna demanda activa y estrategias de manejo de costos”. 

En detalle por producción, la actividad porcina (carne de cerdo) mantuvo su tendencia en rojo por el estancamiento en precios, con costos crecientes y un menor consumo (estaba en verde hasta hace dos meses), en tanto que la producción de vino y mosto finalizó su cosecha con menores volúmenes a los esperados, y precios muy estancados. En cuanto a los volúmenes enviados al mercado interno y de exportación, son menores interanualmente y hay que estar atentos al próximo aumento del costo de la energía.

Otro alerta se la lleva la producción de miel, también que se encuentra en situación crítica, vinculado a la baja producción, y los elevados costos del combustible sumado a la demanda deprimida.

Las demás producciones “en rojo”, el algodón sigue teniendo problemas de calidad en algunas zonas pero con una mejora respecto de la campaña anterior, aunque con precios muy por debajo de la inflación (+124% interanual vs. 289% inflación).

En la producción de carne bovina los precios de las categorías novillo y ternero crecieron en promedio 4% en abril, por debajo de la inflación, los niveles de producción medidos a través de la faena están empezando a ver disminuciones y la demanda tanto internacional como local se ubican entre los más bajos de la última, décadas. Por su parte (CRA) Confederación Rural Argentina se manifestó en contra de la tasa de recargo del 5 % de existencia a los productores de soja y trigo aplicado por el Banco Central en el comunicado "A" 7931 pidiendo la derogación "Ya" de la misma.

En el caso de los cítricos dulces se destacaron los bajos precios, a diferencia de la producción forestal, con precios a la par de la inflación pero con un nivel de demanda muy bajo de exportaciones. En la producción de granos, se conjugan los seis principales cultivos, se observaron precios bajos al productor en términos interanuales en pesos y costos que crecen por arriba, con recuperación productiva al estar saliendo de la sequía, pero un muy bajo nivel de exportación inclusive respecto a la campaña anterior.

Dato a tener en cuenta en cuanta a la Soja, si EE.UU. produce en exceso harina de soja, las empresas de ese país exportarán la sobreoferta de suministros en el corto plazo en lugar de dejar que el producto se eche a perder durante el almacenamiento. Y para aumentar los volúmenes de exportación, las compañías  estadounidenses necesitarán bajar los precios considerablemente.

En Formosa  se aplicó una actualización de impuestos por parte de la Administración Tributaria Provincial para los productores agropecuarios, con aumentos que alcanzan el 1.500% para la comercialización de productos rurales. Pánfilo Ayala referente de la filial Laguna Nauneck de la Federación Agraria Argentina, señaló que es una medida "inoportuna y destructiva" .

Con este panorama ante el análisis de situación, el ingenuo productor murmura  "Ay, ay, ay, ay, a esta altura todo me da igual". Casi como si fuera "Cucho" de los Auténticos Decadente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias