domingo 21 de julio de 2024 - Edición Nº2055

Lanús | 20 jun 2024

LANÚS

El club Juncal rechazó el acto de Ferraresi, pero Julián Álvarez no logró bajarle la convocatoria

Hay nueva sede para hoy viernes. Según fuentes cercanas a Ferraresi, el intendente de Lanús “actuó como un viejo barón del conurbano al presionar al club para rechazar el acto del intendente militante de Kicillof. Claramente La Cámpora vuelve a blanquear su enfrentamiento con el gobernador.


Por: Ricardo Carossino

El club Juncal donde hoy se tendría que haber hecho el encuentro con a la militancia de La Patria no se Vende en Lanús, no fue posible porque la sede de buenas a primeras rechazó la presencia del intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, con lo cual el jefe comunal se vio obligado a cambiar de lugar a último momento.

El encuentro, que no fue para atrás, tendrá su nueva convocatoria hoy a las 17.30 en la calle Suipacha 2053 en Lanús Este, con lo cual la intención de aguarle el acto le quedó cortó al intendente de Lanús, que tendrá que soportar igualmente que el armador del gobernador Axel Kicillof lleve sus diatribas a este otro distrito de La Cámpora como lo hizo en Quilmes.

Al mejor estilo Manuel Quindimil cuando reinaba en su territorio, Álvarez recuperó las viejas prácticas políticas del manual del barón del conurbano y según fuentes cercanas al intendente de Avellaneda, se encargó de ensayar una suerte a “apriete camporista” que termina sin surgir efecto alguno.

Como dijeron a Política del Sur dirigentes de Ferraresi: “Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista, pero en Lanús esa máxima no se cumple”, con lo cual ya La Cámpora no tiene intención de esconder la verdadera naturaleza la interna que los enfrenta con el gobernador Kicillof.

Desde está columna, PDSur se preguntaba si Álvarez le pondría algún límite a Ferraresi, obviamente ordenado por Máximo Kirchner, y la realidad es que se cumplió. El presidente del PJ bonaerense a través de su empleado municipal intentó marcarle la cancha al jefe comunal vecino a Lanús.

En vista de los hechos, y dado que Ferraresi esquivó el golpe y abrió otro escenario para no dar marcha atrás, queda en evidencia que Máximo Kirchner y Julián Álvarez terminaron fracasando al no poder impedir el avance del intendente de Avellaneda sobre territorio camporista.

Esto termina por oficializar la interna que se intentó esconder y que hace meses se viene jugando dentro del peronismo luego de la derrota de Sergio Massa, pero que sobrepasó los límites de la paciencia de muchos intendentes y también porqué no, de los kirchneristas ortodoxos que ven cómo sus chances de llenar boletas el año que viene se diluye.

La pregunta del millón es si Máximo Kirchner tiene el poder de daño que haga a los intendentes irse de nuevo al mazo como el año pasado. Por la manera en que está comandanda esta avanzada sobre los territorios de La Cámpora, todo parece indicar que la opinión pública no estaría dándole al cristinismo el abal que años atrás supo tener.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias