lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Opinión | 9 jun 2024

Por Antonio Novielli

La preocupante situación que atraviesan industrias, Pymes y trabajadores

Los sectores productivos están en la encrucijada de la "Sábana corta" donde se cuestiona si paga proveedores, servicio, carga tributaria, carga sociales o paga sueldos. Mientras, se acrecienta la sensación de frustración, enojo y tristeza, pues las Pymes, micropyme y comerciantes junto a sus trabajadores, no podrán afrontar sus compromisos económicos.


Por: Antonio Novielli

Dentro de una semana que la política pareciera estar inverso en un" juego de espías", el día a día que atraviesa las Pyme micropyme y Comerciantes, le queda claro la distancia entre lo teórico y práctico en su lucha por resistir. Tras el fallido pacto de mayo, llegamos al mes de junio y se deberá afrontar las últimas medidas aplicadas por la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) la cual resolvió aumentar los intereses punitorios que cobra a las pequeñas empresas y profesionales autónomos que exceden del plazo autorizado para liquidar el IVA. 

En cuanto al régimen de monotributista, se actualizan las escalas y los valores de pagos. La llamada Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, presenta una actualización de los topes de facturación y cuotas, con subas de entre 300 y 330%.

Sabido es que los sujetos que facturamos tenemos un plazo estipulado según la actividad y el tamaño para efectuar el pago de IVA. Una vez excedido ese plazo, tenemos que pagar intereses punitorios, respecto al IVA que responden a pagos diferidos propios de cada cadena de valor. Los clientes más grandes pagan a 30 o 60 días, lo que excede por mucho el máximo establecido por la AFIP.

La Resolución 3/2024 publicada en el Boletín Oficial. “Establecerse que la tasa de interés resarcitorio mensual prevista en el artículo 37 de la Ley N° 11.683, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones, y en los artículos 794, 845 y 924 de la Ley N° 22.415 (Código Aduanero) y sus modificaciones, vigente en cada bimestre, será equivalente a (1,3) veces la tasa activa efectiva mensual de descubiertos en cuenta corriente no solicitado previamente del Banco de la Nación Argentina, vigente el día veinte (20) del mes inmediato anterior al inicio del referido bimestre”, consignó el artículo primero de la norma.

Pasando la tasa de intereses resarcitorios actual y la actualización que dispuso el Palacio de Hacienda, la misma pasará del 5,91% al 15% mensual.

A partir de negociaciones llevadas adelante por distintas entidades afectadas con el ente recaudador, se logró consensuar una tasa punitoria de interés por mora del 6.4% a partir del primero del mes de junio. 

En cuanto al sector industrial, en una encuesta realizada por la Unión industrial Argentina (UIA) reflejó que el 66% de las empresas consideran que es un mal momento para invertir en bienes de capital. Hace un año el porcentaje era del 46%, mientras que en enero de 2022 solo el 25% pensaba que en esa línea.

Este contexto de caída brutal de la producción y las ventas, las firmas ven al aumento de los costos y al derrumbe de la demanda como los principales problemas.

Por estudios de la UIA ya en abril, más de la mitad de las empresas industriales tuvieron tanto una caída de la producción como de las ventas en el mercado interno en comparación con el trimestre previo. Por los índices arrojados podemos decir que se trata de los segundos peores indicadores de los últimos años, solo superados por los datos que surgieron en la encuesta de enero.

En paralelo, el 37% tuvo una baja de sus exportaciones y el 24% experimentó una reducción de los puestos de trabajo. El dato de empleo empeoró los números desde enero.

La crisis industrial tiene como correlato la proporción de empresas que tienen dificultades para hacer frente a todos los pagos, los cuales trepó de 7% a 12%. Los mayores problemas se verificaron para el pago de impuestos, aunque  también hubo inconvenientes en el pago a proveedores, de compromisos financieros, servicios públicos y salarios.

Cerca del 60% de las compañías asegura que se encuentra peor que un año atrás.

Con estos índices y ante la proximidad del pago de aguinaldo desde (FECOBA ) Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires, alcanzó al Gobierno una propuesta para pagar el aguinaldo en cuotas.

El presidente de la entidad, Fabián Castillo, tiene esta idea ante la situación que está atravesando el sector con la caída muy fuerte de las ventas. En este sentido,  tendrán una reunión con la Secretaría de Trabajo para  presentar formalmente la propuesta ante el Gobierno.

Otros sectores se sumarían a la iniciativa esperando conseguir el aval de la actual administración para el pago desdoblado del aguinaldo.

Teniendo en cuenta que siete de cada diez pymes en crisis a consecuencia de la recesión y la caída del consumo, las entidades financieras salieron con lineas de créditos destinados a apuntalar el pago del aguinaldo en el mes de junio.

Este año el pago del medio aguinaldo llega en un momento donde muchas de las empresas ven comprometidos sus flujos de caja y en los trabajados el endeudamiento para sortear el día a día, razón por lo cual la retracción se irá profundizando.

En cuanto al sector público, en distintas provincias ya empiezan a decir que no tienen el dinero para afrontar ese beneficio laboral en tiempo y forma.

Desde Banco Provincia anunció que pondrá a disposición de sus clientes empresas una línea con tasas menores al 40% para que puedan cumplir con el pago del medio sueldo anual complementario, SAC, (AGUINALDO) regulado por ley 23073 como se lo conoce habitualmente, el cual se divide en dos pagos: un medio aguinaldo en junio y otro en diciembre.

Cada medio aguinaldo corresponde al 50% de la mayor remuneración mensual percibida por el trabajador dentro de cada uno de los semestres. La primera cuota se paga en la última jornada laboral del mes de junio y la segunda cuota en la última jornada laboral de diciembre.

Si durante el semestre la persona beneficiaria no trabajó todos los meses, ya sea porque empezó a trabajar recientemente o porque se extinguió el contrato, se paga un proporcional a los meses trabajados.

Mientras la política sigue alejándose cada vez mas de la realidad del hombre de a pie, los sectores productivos están en la encrucijada de la "SABANA CORTA" donde se cuestiona si paga proveedores, servicio, carga tributaria, carga sociales o paga sueldos en un intento por resistir, sumando a los despidos producidos en el transcurso de estos meses hará retraer aún más el consumo, profundizando el abatimiento de los estados de ánimo que se irán acrecentando junto a la sensación de frustración, enojo y tristeza, pues las Pymes, micropyme y Comerciantes junto a sus trabajadores, no podrá afrontar sus compromisos económicos, rompiendo su estructura financiera.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias