lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Provincia | 6 jun 2024

Nueva movida

Libertarios disidentes podrían dejar de ser sostén del oficialismo en la Legislatura

La foto de Carlos Kikuchi y Sergio Vargas con Pichetto y Randazzo explorando un acuerdo político equidistante del kirchnerismo y mileísmo resentiría los apoyos a UP en el Parlamento. Interrogantes sobre el juego que desempeñará la ex dirigente del Frente Renovador Silvana Ventura.


Por: Federico Cedarri

Los desajustes acaecidos en el marco de la política nacional generan correlación en el juego bonaerense y por consecuencia inmediata en los ámbitos parlamentarios.

Kicillof es un gobernador que no maneja diputados y senadores propios en la Legislatura, justamente ahí radica la razón de ser de los armados que le responden: la intención supina de posicionarse con un poder político propio que le permita ejercer una injerencia sustancial en la confección de listas que La Cámpora viene colonizando sistemáticamente amparándose en el poder  de Cristina Kirchner.

Mientras tanto, el mandatario provincial piensa en el ahora y en ese menester el oficialismo había entablado una relación implícita aunque estratégica desde el punto de vista de la aprobación de los proyectos más importantes que pedía el gobernador, ese vínculo habría entrado en zona gris y se han  echado a sembrar interrogantes sobre su continuidad en el futuro.

Como bien planteó este portal, el peronismo despuntaba el apoyo del sector de libertarios disidentes, en Diputados el espacio de Gustavo Cuervo que tiene en su haber ex massistas  y en el Senado el de Carlos Kikuchi.

Lo concreto es que estos legisladores, hoy alejados de la órbita de la Casa Rosada, le permitieron a Unión por la Patria avanzar con el dictamen de emergencias médicas en la comisión de Salud de Diputados con la sorpresiva ausencia de sus dos representantes.

Pero en Legislación General y Presupuesto e Impuestos esta vez los disidentes firmaron proyectos en disidencia junto con el PRO macrista, los amarillos bullristas y la UCR abadista.

Ese signo de inequívoco cambio de tendencia encendió las alarmas en el oficialista Unión por la Patria.

Es que como contó este portal, más allá de que el peronismo ya logró los despachos para llevar la iniciativa al recinto allí necesita imperiosamente de los votos de los 9 legisladores que comanda Cuervo debido al rechazo tajante que la propuesta de emergencias médicas despierta en las vertiente del PRO y la UCR.

Foto que levantó polvareda

En la Cámara Alta la situación parece más clara respeto al rol que los libertarios disidentes jugarían hacia adelante.

Echó algo de luz al respecto una sugestiva foto de Carlos Kikuchi, que comanda el bloque violeta vetado por la casa Rosada, y Sergio Vargas, un ex funcionario de la aduana durante el período en que Sergio Massa fue todopoderoso ministro de Economía, con Miguel Angel Pichetto y Florencio Randazzo que puso los pelos de punta en el oficialismo bonaerense.

Es que en el Senado se repite la misma ecuación que en Diputados, los 3 votos del bloque de Kikuchi son trascendentales para el avance de cualquier iniciativa que propicie el oficialismo en lo que confiere a la aprobación por mayoría simple.

La UCR y el PRO, ahora desagregado entre macristas y bullrista también en la Cámara Alta, han endurecido su postura con Axel Kicillof que había encontrado en el apoyo libertario disidente un atajo para sus propósitos en la Legislatura.

La jugada de Kikuchi y Vargas de construir una opción electoral con miras al 2025 con sectores del peronismo tradicional equidistante del kirchnerismo y del mileísmo podría genera un inconveniente en la Cámara Alta para el oficialista Unión por la Patria.

En caso de que estos dos legisladores dejen de acompañar las propuestas de Kicillof el oficialismo debería rever su estrategia de acuerdos en las dos Cámaras legislativas y volver quizás a refundar su relación con los intendentes radicales.

Kikuchi fue armador de Javier Milei en la provincia antes de la primera vuelta electoral y durante las mieles de la victoria fue eyectado de la mesa chica por el Jefe, Karina Milei, lo que devino a que en las postrimerías del ballotage operara para emitir junto con muchos de los legisladores electos un repudio explícito al acercamiento con Mauricio Macri y Patricia Bullrich.

Luego de ese documento público no hubo retorno del Chino con la Casa Rosada que incluso bendijo, con foto incluida con el jefe de Estado, al bloque de Carlos Curestis, un soldado de Sebastián Pareja, antiguo coequiper de Kikuchi.

No se descarta en el ámbito parlamentario la chance de que el Chino y Vargas hagan juego propio y formen una bancada con nuevo nombre que proyecte en el Parlamento bonaerense el anhelo del nuevo armado que tejen con el pichettismo.

Una incógnita a develar será el rol que desenvuelva la tercer integrante del espacio en el Senado, Silvana Ventura, que fue parte del Frente Renovador de Sergio Massa en el pasado reciente y que algunos incluso sindican que podría integrarse a la estructura oficialista de Unión por la Patria.

En rigor, el Parlamento bonaerense no detiene su reconfiguración al compás de la vorágine que despunta la realidad.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias