lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Nación | 29 may 2024

OPINIÓN

¡Dale gas!

El escritor lomense Antonio Novielli renovó críticas al Gobierno por los problemas en el abastecimiento de gas.


Sumado a los problemas ya existentes y al grado de deterioro del mercado, como si fuera poco, por impericia o falta de previsión, la actual administración suspendió el suministro energético para la industria para poder abastecer el uso domiciliario.

Las zonas del país más afectadas por los cortes de GNC son la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, ya que poseen varios parques industriales y estaciones de servicio. Oscar Olivero, vicepresidente de la cámara de expendedores, manifestó que el impacto de esta medida se sentirá en la movilidad diaria de miles de usuarios que dependen del GNC para sus vehículos. Además, podría tener consecuencias económicas para los expendedores y para el sector en general, que enfrenta desafíos significativos en la gestión del suministro energético en alta demanda.

También se registran complicaciones en Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, Mendoza, La Rioja, San Luis, Santa Fe y Córdoba, que es un corazón neurálgico productivo, entre otras provincias.

Una razón más para decir que la industria no parece haber tocado su piso de actividad aún, lo que abre un interrogante sobre sectores claves de la economía con gran capacidad de generación de empleo.

La consultora Orlando Ferreres arrojó una caída del 9,8% en la actividad industrial durante abril. Sumado a que en el primer cuatrimestre la magnitud de la baja fue similar, del 9,5%. Esto refleja que el piso de la recesión aún está lejos de alcanzarse y la tan anhelada recuperación en "V" de la economía también se aleja cada vez más.

La industria manufacturera forma parte de los sectores más complicados, donde las bajas más pronunciadas se dieron en la elaboración de minerales no metálicos, plásticos y metales básicos.

No logrando ver señales claras de que pueda comenzar una recuperación de la actividad mientras no se logre pasar la fase de ajuste focalizada en moderar la inflación orientada a recomponer los ingresos de las familias.

Lo que nos lleva a la gran pregunta: ¿Hasta cuándo seguirá cayendo la industria y por qué es temprano para pensar que se alcanzó un piso?

En el caso de Alimentos, Bebidas y Tabaco, este sector registró durante abril una expansión del 1% en la medición anual, acumulando para los primeros cuatro meses una contracción en el margen de 0,1%.

En rubros como Maquinaria y Equipo, la producción registró en abril un descenso del 0,7% con relación al mismo mes del año pasado, acumulando para el período transcurrido una baja del 21,2%.

Según el detalle que provee ADEFA sobre las terminales automotrices, durante el cuarto mes se produjeron 42.974 vehículos, un 21% menos que hace un año.

En cuanto a la manufactura de metales básicos, mostró en abril una contracción del 22,9%, acumulando para el primer cuatrimestre del año una baja del 26%. Por su parte, la Cámara Argentina del Acero informó para el cuarto mes caídas interanuales en todas las líneas de producción, destacándose el acero crudo (-26,3%), los laminados terminados en caliente (-28,9%) y los laminados en frío (-28,6%).

Los minerales no metálicos, este sector ligado directamente a la construcción, marcó la caída más fuerte de todos los manufactureros. La baja de abril fue del 33,5% anual, acumulando para los cuatro meses transcurridos una contracción del sector del 30,4%. La Asociación de Fabricantes de Cemento Portland reportó para el cuarto mes del año una producción 35,6% inferior a la del mismo mes del año pasado.

Las expectativas de la UIA, ante el mencionado rebote del entramado productivo, corren el riesgo de profundizar su caída debido al desabastecimiento de gas. Enargas puso en estado de preemergencia al sector, instruyendo a todas las transportistas y distribuidoras del país (TGN, TGS, Metrogas, Litoral Gas, Naturgy, Gas Nea, Gasnor, Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur, Distribuidora de Gas del Centro, Distribuidora de Gas Cuyana y Redengas). Todas ellas ya pueden proceder con el corte de los servicios. Las licenciatarias de transporte y distribución involucradas deben adoptar de inmediato todas las medidas necesarias para asegurar condiciones de operabilidad del sistema y un servicio regular y continuo a los consumidores (art. 31, Ley N° 24.076), lo que incluye el debido aprovisionamiento de gas para respaldar la demanda ininterrumpible de gas, producto del riesgo de desabastecimiento causado por las bajas temperaturas.

Esta medida ya está impactando en la actividad del sector Pyme. Va a afectar de manera sustancial a muchas empresas, pues no saben si los cortes van a ser programados ni de qué manera se implementará la medida. Desde la actual administración no hay una bajada de línea o información más precisa sobre cómo se llevará a cabo.

En otras ocasiones del pasado, los cortes se realizaban durante "los horarios pico", es decir, de mayor frío o de más consumo. En esa oportunidad también afectó muchísimo, porque se cortaban los procesos en las líneas de producción continuas. Donde más afecta ese corte de gas es en las líneas de producción que, por lo general, se trata de no cortar porque la pérdida es mayor. Poner en marcha nuevamente esa línea lleva unas seis, ocho horas y hasta medio día.

Desde el sector de distribución de gas explicaron que hay fábricas con servicios interrumpidos que llevan una semana con el servicio suspendido. En los últimos días se avanzó con el recorte de los servicios en empresas con contrato que permite cortar solamente por un tiempo previamente acordado y con aviso previo. Hay industrias que acuerdan que el 80% del suministro de gas será interrumpible y el 20% firme.

En algunas provincias ya manifestaron su opinión, como es el caso del Ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy, Juan Carlos Abud, quien advirtió que la industria se verá severamente afectada, poniendo en riesgo la fuente laboral, llegando incluso al cierre de empresas y un aumento considerable en el desempleo si la situación no se resuelve pronto.

En la provincia de San Juan, empresarios caleros anunciaron que estarían dispuestos a invertir una suma millonaria para construir un gasoducto en la localidad de Retamito en Sarmiento, con el interés de ampliar el suministro de gas para la producción de este insumo clave. Considerando que esta restricción representa un riesgo operacional significativo para las empresas industriales de la región, podría resultar en la reducción o suspensión de actividades y pérdidas económicas considerables.

Como todos los inviernos, y ante la inconstancia de inversión energética que padece el país, el sector calero volvió a estar en jaque desde el fin de la semana pasada por la ola polar que obligó a implementar cortes de suministros en estaciones de GNC y empresas con contratos "interrumpibles". Es importante tener presente que los caleros han recibido aumentos en el costo del servicio de gas del 322% en lo que va del año.

En el Parque Industrial de Trelew (Chubut), confirmaron la restricción o tope de consumo para las firmas Tendlarz y Unilán, pero la medida podría contemplar una peinaduría y otros grandes consumidores.

En la provincia de La Pampa y en la ciudad de La Plata, pudimos notar que las estaciones de GNC habían contratado gas con la modalidad de servicio interrumpible. Por esta razón, se quedaron sin fluido y debieron cerrar sus puertas.

Esta realidad hace desear escuchar las frases del querido conductor y animador Johnny Allon cuando gritaba "¡DALE GAS!".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias