lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Nación | 25 may 2024

ALQUILAR O NO ALQUILAR

Qué dicen desde el PRO porteño y bonaerense sobre una alianza con Milei: ¿recuperar identidad o prestarla?

PDSur consultó dos fuentes amarillas puras. Una del Gran Buenos Aires y otra de CABA. Milei necesita al PRO para 2025. Mauricio Macri pulsea con Bullrich para ver quien maneja el lápiz. ¿Cuáles son los objetivos de Macri en ambos distritos? ¿Quién presidirá en Pcia y quien encabezará lista?


Por: Ricardo Carossino

Quizás Javier Milei no la vea, pero una muestra de lo importante que será para su gestión la elección intermedia del 2025, fue la anterior del 2023 en donde no tuvo un solo candidato a concejal, intendente o gobernador que ganara en el país. Es más, apenas si terminó con un bloque de 34 diputados y un solo senador en la Cámara Alta nacional.

La segunda vuelta fue un conjunto de eventualidades que el azar decidió, junto a la pésima gestión comunicativa de Alberto Fernández y Sergio Massa, darle un triunfo fuera de toda lógica a La Libertad Avanza que no tenía la menor idea de que podían ganar.

Ahora, quienes rodean a Milei saben que en 2025 su figura no estará en ninguna lista y el libertario no tiene militantes, sino seguidores files o fascinados (tachar lo que no corresponda) por su histrionismo, por lo que difícilmente voten otra cara en las boletas tanto en CABA como en la Provincia de Buenos Aires.

El año que viene se define otra conformación de las Cámaras Legislativas de Nación, de Provincia y de la Ciudad Autónoma y más allá de que tal vez a Milei no le importe (o sí) la correlación de fuerzas parlamentarias, si le importa el resultado como plebiscito de su gestión económica y quien ante todo está mirando eso es Mauricio y Jorge Macri.

El PRO se juega una parada fundamental en su futuro y del otro lado quien más entiende la importancia de esa elección es Patricia Bullrich que sabe lo importante que será en 2025 tener una estructura más sólida para salir a la cancha por eso sigue intentando que LLA se quede con el PRO, como el PRO antes se quedó con la UCR.

Hay dos instancias. Una es la Provincia de Buenos Aires y más exactamente la Tercera Sección electoral donde la derecha no termina de hacer pie, pero que con lo que tiene le da músculo político para llenar las bancas en Nación y en el territorio bonaerense y Bullrich quiere esas bancas.

Atento a esta jugada, Mauricio Macri movió sus piezas y ni lerdo ni perezoso hizo que 24 de los 33 consejeros del PRO bonaerense renunciaran este jueves al Consejo Directivo. Las dimisiones en masa obligan ahora a una normalización del partido y, según pudo saber PDSUR, las elecciones serían en dos meses.

De esta manera, intenta frenar la estrategia de Bullrich, Sebastián Pareja, Diego Valenzuela y su esposa y senadora bonaerense Daniela Reich (titular del PRO provincial) para poner la estructura amarilla al servicio de La Libertad Avanza para el 2025.

Mauricio Macri no quiere que “le usen gratis” el partido, dijo a este medio una fuente del PRO de la Primera Sección y quiere ser él quien defina si le alquilan la estructura a Milei con la potestad de armar una lista amarilla y no libertaria que es lo que busca Bullrich, obviamente porque los libertarios siguen sin armar tropa bonaerense: sólo cuidan al rey y siguen teniendo los flancos del tablero descuidados.

Cristian Ritondo sería el nuevo titular del PRO bonaerense y como ya adelantó Política del Sur Diego Santilli, ahora cercano a LLA, sería tentado para encabezar lista y lo mismo pasaría con Néstor Grindetti. Esto con la intención de blindar la Provincia ya sea para ir solos a las urnas o para prestar los nombres a Milei.

El otro caso es CABA. Territorio legendario del PRO, la capital del imperio amarillo que podría caer y sería el final de la carrera política de Mauricio Macri: Bullrich lo sabe y sabe también que, en ese territorio, a diferencia de la Tercera Sección bonaerense, LLA y el PRO pelean la misma clientela por eso presiona a Jorge Macri.

En la Ciudad Jorge Macri va a querer comandar el armado de lista. Quiere tener bancas más jorgemacristas que amarillas, pero sobre todo no quiere regalarle bancas a Bullrich y LLA ¿por qué lo haría? Desde el otro extremo dicen que Milei quiere comprar esas bancas y que está dispuesto a pagar, pero ¿pagar con qué?

Se trata del giro del 2,95% de la coparticipación que estableció la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, algo que empieza a poner nervioso a todo el PRO, como ya se dijo, porque CABA es el único refugio importante para los amarillos, como la Provincia lo es para el peronismo.

El verdadero temor del PRO es que Karina Milei ponga como candidata en CABA a Patricia Bullrich y le gane la elección a Jorge Macri que necesita esos fondos retenidos por la Rosada, para gestionar y ganar adhesiones para 2025.

“¿Alguien se imagina la catástrofe que sería para el PRO perder en la Capital?”, confesó a PDSur esta fuente cercana al jorgemacrismo. Saben que, como confiesan a regañadientes, “si al loco (por Milei) le va bien, se terminó el PRO porteño, con lo cual se termina el PRO nacional”. La gran alternativa para esquivar el papelón político más grande de la historia amarilla, sería aliarse. Si no puedes con ellos, únete a ellos.

Pero Bullrich tiene muy claro que tampoco le conviene tener al PRO en la esquina contraria, a pesar de que Jorge Macri, aun criticando a Milei se diferencie del kirchnerismo, porque lo mismo saben en LLA: “Si al loco le va mal y pierde en CABA se terminó el sueño 2027”, afirmaron. Con lo cual como dice el dicho popular es “plata o mierda (SIC)”, para ambos espacios.

Al parecer, desde el jorgemacrismo lo que esperan es que Bullrich y Karina Milei tensen la cuerda para tener a raya al jefe de Gobierno porteño, que piensa que si para mitad de año no llega el dinero iría a la justicia. Esa sería la instancia primordial porque pasarse a la vereda de enfrente del gobierno nacional tiene sus costos: hacer equilibrio en entre volverse opositor a Milei o no quedar pegado al kirchnerismo.

La pregunta del millón es si el PRO porteño cree que Bullrich tiene poder de fuego para ganar o para hacer daño. Aún no lo tienen evaluado, dicen y le advierten a LLA que “si ellos creen que tienen al gordo en un puño se equivocan”.

Quien aconsejó a Mauricio y Jorge Macri qué hacer fue el nuevo crédito amarillo de Chubut. El rutilante Nacho Torres que presionó al PRO desde una entrevista de La Nación +: “Hoy hay un Gobierno (nacional) en el cual hay cosas con las que estoy de acuerdo y hay muchas en las que no y si mi espacio es fagocitado por la LLA, estaría siendo contradictorio con lo que yo creo”, explicó. Ante este escenario, el mandatario de Chubut analizó que “lo más sano para el PRO es recuperar la vocación de poder”.

Al ser consultado por el periodista sobre si abandonaría el partido en el caso de que la fusión existiese, Torres contestó: “No, yo no me fusiono”, ya ante la repregunta si se iría del PRO, el gobernador aseguró: “Sí”.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias