lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Provincia | 27 may 2024

Nueva estrategia

Kicillof baja un cambio en su disputa con La Cámpora y profundiza el enfrentamiento con Milei

El gobernador seguirá trepándose a tribunas bonaerenses y nacionales para despotricar contra el jefe del Ejecutivo Nacional y su política de ajuste. Cómodo en su rol de tenaz opositor explorará acuerdos con mandatarios refractarios a la Casa Rosada.


Por: Federico Cedarri

Precipitado por los acontecimientos, Axel Kicillof se ha lanzado definitivamente a la arena de la construcción de un espacio alternativo con un perfilamiento contrapuesto con el Gobierno nacional que encabeza Javier Milei.

El gobernador bonaerense sabe que necesita expandirse en el armado más allá del límite de la provincia de Buenos Aires para tener chances de posicionarse hacia el 2027, tiene a mano el ejemplo de los últimos tres gobernadores bonaerenses que han naufragado en su intento de llegar por la vía electoral a la Casa Rosada contando con el 37 por ciento del padrón: Antonio Cafiero, Eduardo Duhalde y más recientemente Daniel Scioli

Las visitas a las apuradas a Chubut y Santa Fe donde tuvo su foto con dos mandatarios de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres y Maximiliano Pullaro, le sirvieron a Kicillof para escenificar en el tablero político nacional su oposición virulenta contra la Ley Bases y el perimido Pacto de Mayo.

Más allá de las conjeturas que se han echado a rodar sobre la construcción política con tintes presidencialistas de Kicillof, el gobernador también necesita posicionarse con fuerza en la interna que tiene en el patio trasero con La Cámpora.

La orga se muestra vigorosa y entienden que recuperaron la iniciativa con la jugada sorpresiva de adelantar los comicios internos en el PJ bonaerense tratando de explorar las contradicciones que puedan existir en el campo de los referentes que impulsan al gobernador a su proyección nacional.

Al margen de estas escaramuzas, trascendió que Kicillof y Kirchner volvieron a cruzarse mensajes de tono conciliador aunque el presidente del PJ no mandó ni siquiera emisarios de su tropa al acto que el gobernador montó en Florencio Varela en lo que pareció un virtual lanzamiento de la nueva melodía en el peronismo.

En la gobernación bonaerense predican la necesidad de bajar un cambio en el enfrentamiento con La Cámpora y en ese sentido el mandatario colmó de elogios a la ex presidenta Cristina Kirchner en varios pasajes de su discurso en el sur del conurbano.

El incipiente kicillofismo atraviesa la cuenta regresiva, necesita encontrar un referente que aglutine a toda la tropa afín y en ese sentido son varios los caciques y pocos los indios lo que podría desencadenar en un internismo que no sería conveniente para las huestes que auspician al mandatario bonaerense.

En rigor, el único lanzado a presidir el PJ es el alcalde de Avellaneda, Jorge Ferraresi, que comenzó en febrero con los plenarios mutisectoriales buscando amalgamar a su lado a ex funcionarios albertistas como Juan Zabaleta y Victoria Tolosa Paz, sin contar las charlas con el rebelde Fernando Gray.

Vale la pena recordar que Ferraresi mantiene un enfrentamiento político en su distrito con el camporista y senador provincial Emmanuel González Santalla.

Más allá de esta movida del alcalde avellanedense que en el Palacio de calle 6 tildan de personal, cerca de Kicillof  están pensando en alguien del riñón del gobernador para unificar criterios, algunos referentes parlamentarios echaron a rodar el nombre del ministro de Obras y Servicios Públicos, Gabriel Katopodis, un funcionario que junta voluntades coincidentes entre los alcaldes del conurbano y los referentes sociales.

Aunque es prematuro aventurarlo, quién logre encabezar la fórmula kicillofista para pelear por el PJ estará explícitamente posicionado con vistas a la carrera por la sucesión del gobernador en 2027.

Profundizar el papel de opositor a Milei

La intención del gobernador Axel Kicillof es correrse por el momento del eje de la interna en el reducto bonaerense, delegar en su mano derecha Carlos Bianco y en los cada vez más cercanos  a su mesa chica,  Andrés Cuervo Larroque y Cristina Alvarez Rodríguez, la logística del armado para robustecer su proyecto político.

El mandatario seguirá concentrado en la gestión bonaerense que está amenazada por nubarrones financieros para el segundo semestre, allí es factible que Kicillof deba concurrir indefectiblemente al endeudamiento votado por la Legislatura de 1.800 millones de dólares en moneda nacional para solventar los gastos comunes.

De igual modo, no perderá ocasión para subirse a cualquier tribuna y emitir innumerable diatribas contra el presidente Javier Milei: "Para Kicillof, Milei es su contrapunto ideal pero para Milei también lo es Kicillof, por eso te puedo asegurar que son absolutamente funcionales entre ellos y se alimentan mutuamente en su dialéctica de acuerdo a su conveniencia coyuntural”, explica a PDS un conocido consultor político que mide el pulso a la sociedad bonaerense.

Kicillof se siente a sus anchas despotricando contra el Ejecutivo Nacional, ya asumió que se será su rol indelegable en los próximos tres años y medio: “Axel de movida se posicionó como opositor decidido a Milei y su ajuste, mientras los demás gobernadores peronistas y de Juntos por el Cambio negocian limosnas con el Gobierno nacional”, sentencia a este portal un legislador peronista que ya reporta en la nueva melodía.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias