jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº2017

Gremiales | 22 may 2024

SALUD EN CRISIS

Gremios médicos alertan de los efectos del ajuste de Milei en el sistema sanitario

En el marco de la jornada de lucha de los estatales de todo el país, la FESPROSA denunció los problemas que se viven en las distintas provincias por los recortes del “plan motosierra”. Repaso de los conflictos abiertos por las demandas salariales y laborales de los trabajadores.


Por: Diego Lanese

Este jueves, los estatales de todo el país volverán a protestar contra las políticas de ajuste y desguace que lleva adelante el gobierno de Javier Milei en el sector público. Nucleados en el Frente de Gremios Estatales, las organizaciones reclaman una mesa de diálogo y rechazan los cierres y privatizaciones que proyecta la gestión libertaria, en especial si logra aprobar la Ley Bases. Además, en junio se terminará la auditoría iniciada en el Estado nacional y se espera que esto habilite nuevos despidos, que se sumen a los cerca de 100 mil que se hicieron hasta el momento. En este contexto, los gremios médicos de todo el país confirmaron su participación en la jornada de lucha y les sumaron a los reclamos cuestiones sectoriales. Es que a los pedidos del resto de los estatales le sumaron una dura advertencia sobre el impacto del ajuste en los distintos sistemas sanitarios del país. “En salud se están recortando derechos”, denunciaron desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA), que remarcaron que las consecuencias del “plan motosierra” ya se pueden ver en todo el país, con varios conflictos abierto, como el que ocurre en Misiones. Además, remarcaron que el cierre de planes nacionales afecta a los pacientes, en especial las mujeres, que sufren más el recorte de la gestión libertaria.

 

Según confirmó la conducción de FESPROSA, este jueves se sumarán a la jornada de lucha de los estatales y pedirán por recursos para todos los sistemas sanitarios. La entidad se sumará al acto central a realizarse frente al Congreso de la Nación. El eje de la convocatoria “es la defensa de los derechos de los trabajadores de la salud y de los usuarios y el rechazo a la política del gobierno en el área sanitaria”. En este sentido, la dirigencia envió un documento al Ministerio de Salud nacional, exponiendo los problemas que trae en el sector el DNU 70 y el ajuste brutal que se está haciendo en materia de giro de recursos a las provincias. Una de las cuestiones criticadas por la FESPROSA es la liberalización del precio de los medicamentos que permite el decreto firmado por Milei, “aumentos de hasta el 400 por ciento en los últimos seis meses”. Además, se reiteró “la exigencia de un aumento de los presupuestos sanitarios, tanto a nivel nacional como provincial, y la continuidad de los programas nacionales de apoyo a los pacientes vulnerables”. En particular, los gremios pondrán en evidencia la situación en la Dirección de Asistencia Directa para Situaciones Especiales (DADSE) y la suspensión de los tratamientos de alto costo, entre ellos contra el cáncer, “para más de 1.900 pacientes oncológicos y con patologías de baja frecuencia”. También se reclamará la continuidad “del plan de prevención de embarazo adolescente, el que fue discontinuado por el Gobierno, dejando cesantes a centenares de trabajadores del sistema”.

“En salud se están recortando derechos, como la prohibición de hacer huelga o asambleas”, sostuvo María Fernanda Boriotti, titular de la FESPROSA. En diálogo con Política del Sur, al ajuste general hay que sumarle la Ley Bases, que se intenta aprobar en el Congreso, que impactará directamente en los sistemas sanitarios. “La norma que se discute en el Senado trae una baja en los presupuestos y el cierre de programas que preservan la salud de las mujeres, como pasó con el plan de prevención del embarazo adolescente”. “El ajuste impacta directamente en el sector salud, tanto en los trabajadores que están bajo amenaza de perder su puesto constantemente, con las amenazas a lo público que hace el propio presidente, como por el cierre de los programas”, agregó Boriotti. En este punto, marcó que los médicos y profesionales de la salud “se están quedando sin herramientas para garantizar el acceso a la atención de la población”, como pasó con la DADSE o el plan de lucha contra el embarazo adolescente no deseado. A eso se le suma que en el sistema sanitario argentino hay mucha precarización en sí. En este punto, la titular de la FESPROSA puso de ejemplo al Hospital Posadas, donde “descontaron los días de paro como preludio de los despidos y donde el 90 por ciento de los profesionales están en situación de precarización laboral”. Otro punto es la violencia “que impulsa y alienta el Gobierno nacional, que afecta especialmente a las mujeres, diversidades y en el colectivo de las discapacidades”.

 

En el ámbito laboral, alertó FESPROSA, los trabajadores de la salud” han perdido más del 20 por ciento de su salario en los últimos seis meses”. Además, el DNU 70 “prohíbe las asambleas hospitalarias y elimina, de manera inconstitucional, el derecho de huelga del medio millón de trabajadores de la salud pública”. A esto se le suma la mirada de género de los efectos del ajuste, en un sector altamente femenizado. Así, Boriotti afirmó que todas las políticas de ajuste “impactan más en las mujeres, porque somos las que trabajamos en mayor situación de precariedad”. En el sector salud particularmente, la referente dijo que “muchas trabajadoras son sostén de familia, y con esta licuación del salario y la Ley Bases se van a ver empeoradas sus situaciones”, sostuvo la dirigente.

Por último, en la previa a la jornada de lucha la federación de los gremios de la salud recordó que en varias provincias hay conflictos abiertos, incluyendo la rebelión estatal de Misiones, a la que se sumó el personal sanitario. En las provincias, “los acuerdos salariales para los trabajadores de la salud, con o sin negociación colectiva, han sido todos a la baja”. “Mientras las obras sociales pierden afiliados por la desocupación creciente y sectores medios abandonan las prepagas, el hospital público, que hoy atiende 20 millones de pacientes de cobertura pública exclusiva, ve crecer todas las semanas sus pedidos de apertura de historias clínicas”, destacaron. “Sin presupuesto, sin renovación edilicia, con una crisis de insumos hoy expresada en la crisis de los stents cardíacos, pero que abarca muchos otros rubros, el sector público no está en condiciones de dar respuestas. Es por ello que esta jornada se realiza bajo la consigna de La salud por el piso. Resucitemos la salud pública”, concluyeron. Junto a la movilización en el Congreso de la Nación, en la provincia de La Rioja ya han convocado a un paro de 48 horas para los días 22 y 23 de mayo, y en San Luis han definido distintos puntos de concentración para la jornada, mientras que en el resto de las provincias definirán las acciones en los próximos días.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias