viernes 17 de mayo de 2024 - Edición Nº1990

Gremiales | 7 may 2024

TRANSPORTE PÚBLICO

La medida de fuerza de los transportistas dejó en evidencia la interna de la CATT

Los gremios del sector hicieron asambleas en los lugares de trabajo para discutir la situación que generan las medidas del Gobierno nacional. Algunos intentaron que haya un paro de actividades pero la conducción de la Confederación Argentina de Trabajadores del transporte lo rechazó. Las diferencias entre Sergio Sasia y Juan Carlos Schmid quedaron al descubierto.


Por: Diego Lanese

En horas de la mañana, los 42 gremios que forman la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) realizaron asambleas en sus lugares de trabajo, para debatir la situación que vive el sector a partir de las políticas del gobierno de Javier Milei, y respaldar el plan de lucha que viene realizando la CGT. Con distintas actividades, cada entidad organizó la jornada de protesta, que estuvo cruzada por los reclamos más urgentes de estos días. “Aerolíneas no se vende, se defiende”, dijeron los sindicatos aeronáuticos en el Aeroparque Metropolitano. “Un país sin trenes es una Nación sin futuro”, alertaron los gremios ferroviarios en la estación de Retiro; y así se fueron repitiendo las consignas en cada lugar donde hubo actividades. Además, los metrodelegados levantaron molinetes en cinco estaciones del subte porteño, para protestar por la aprobación de la Ley Bases y la situación del servicio, afectado por la suba de la tarifa. La afectación de los respetivos servicios en las horas donde los trabajadores debatían fue motivo de versiones encontradas, y obligó a la conducción de la CATT a negar que se trate de un paro. “De ningún modo representan medidas de acción directa”, sostuvo la entidad mediante un comunicado firmado por su titular, Sergio Sasia. En la previa su adjunto, el portuario Juan Carlos Schmid, había deslizado que las asambleas “van a interrumpir los servicios”, lo que obligó a la aclaración de Sasia. La interna de la entidad quedó al descubierto, y hay temor que avance al punto de poner en juego la unidad que viene mostrando el movimiento obrero para enfrentar al gobierno libertario.

 

La consigna general de la CATT fue rechazar la Ley Bases y apoyar el plan de lucha que viene llevando adelante la CGT, y que tendrá como punto de inflexión el segundo paro nacional, el próximo jueves. Los trabajadores también repudian el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/23 vigente, que permite entre otras cosas avanzar con “el despido de trabajadores de organismos y empresas del Estado”, y reclamarán “el respeto a las paritarias libres y la inmediata homologación de convenios en algunas de las actividades de gremios que integran la CATT, a la vez que se opondrán de forma decidida a la privatización de las empresas públicas, señalaron los sindicalistas. “Los trabajadores rechazarán la restitución del Impuesto a las Ganancias y los tarifazos impuestos en el transporte público. Analizarán la situación de los jubilados del sector en relación con el contexto actual y coordinarán medidas en el marco del plan de acción dispuesto por el Consejo Directivo de la CGT”, puntualizaron los dirigentes en el documento, que aclaró que no se trataba de un paro, como se deslizó desde el entorno de Schmid, ex titular de la CATT desplazado por Sasia en la última elección de la entidad. El dirigente había lanzado un propio comunicado donde hablaba de “servicios afectados” y contó con el respaldo de Omar Pérez (Camioneros), Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), Jorge García (taxistas), Raúl Durdos (SOMU), Néstor Segovia (metrodelegados), Graciela Aleña (viales), Marcelo Pariente (motoqueros), Roberto Coria (guincheros) y Javier López (apuntadores marítimos).

“Las asambleas fueron convocadas por la CATT y no son un paro, como se dijo en un principio. Todo el plenario nacional acordó esta modalidad, en un encuentro en marzo pasado, por eso no tiene sentido hablar de medidas de otro tipo”, le dijo a Política del Sur una fuente cercana al entorno de Sasia, que no ocultó el malestar por el intento de “confundir a los trabajadores y la población” con versiones distintas. “El plenario fue claro: el único paro al que se adhiere la CATT es el de la CGT el 9 de mayo”, agregó la misma fuente, que admitió que en la implementación de los encuentros se pudieron generar demoras, pero siempre dejó claro que “hubo transporte todo el día”. Estas diferencias ya habían sido expuestas en el plenario en cuestión, que definió la medida de fuerza, y se realizó el 26 de marzo en el predio de la Federación de Taxistas. Allí Schmid sondeó la idea de hacer un paro del transporte antes de la medida de fuerza nacional de la CGT, en especial cuando se confirmó que se impondrá nuevamente el Impuesto a las Ganancias, que golpea fuerte a los trabajadores del sector. Pero en la discusión pesó la opinión de Sasia, que pedía cautela y esperar el impacto del plan de lucha cegetista, que incluyó la marcha universitaria del 23 de abril, la movilización del 1° de mayo y el paro de esta semana.

 

La “guerra” de los comunicados entre Sasia y Schmid terminó con una jornada de asambleas que en general no bloqueó los servicios, pero tuvo repercusiones en la interna. En su última elección, un sector mayoritario ungió a Sasia como conductor, desplazando al portuario, que ya había perdido su lugar en la conducción de la CGT por la falta de apoyo del moyanismo, de quien se distanció hace un tiempo. El dirigente ferroviario tuvo una postura media en momentos que la CGT se dividió, y ganó terreno por su postura dialoguista. Además, sumó a varias organizaciones del ex MASA, un espacio creado para acercar posturas intermedias al peronismo. Pero su elección generó que algunos gremios se vayan de la CATT y reflotaran la vieja UGATT, que curiosamente alguna vez Sasia condujo. Allí recayeron la UTA de Roberto Fernández y La Fraternidad de Omar Maturano, que se volvieron críticos de las medidas de los últimos años de la CGT. Incluso no se sabe si los colectiveros, claves en cualquier paro nacional, se sumarán a la protesta. Si finalmente se tomara esa postura, el impacto de la medida de fuerza no sería tan potente al no estar frenado el transporte de pasajeros. Según trascendió de manera extraoficial, la UTA estaría pensando en una adhesión parcial, asegurando el servicio al menos hasta las 19 horas.

En cuanto a la jornada de protestas, la más importante se dio en el Aeroparque, donde la consigna “Aerolíneas no se vende, se defiende” fue la que nucleó a los trabajadores que participaron de la asamblea en el hall central de la terminal. En ese marco, las organizaciones de aeronavegantes (AAA) que lidera Juan Pablo Brey; de pilotos, al mando de Pablo Biro; del SUCPAP, que dirige Luis Dante; de la ATE-ANAC; y de taxistas, cuyos titulares son Marcelo Belelli y Jorge García, respectivamente, ofrecieron una conferencia de prensa. “La política de Javier Milei es la de Carlos Menem. Aerolíneas ya fue privatizada en los 90 y el 2001, los dos intentos fracasaron y volverá a fracasar si la vuelven a aplicar. A los senadores les decimos que sean conscientes. Rechazamos la postura del bloque radical que en Diputados traicionó sus ideales y acompañó la ley”, dijo Ricardo Cirielli de APTA. El dirigente explicó: “Empezamos un plan de lucha para defender Aerolíneas. Abrir los cielos en la parte aeronáutica es como abrir la importación”. Y adelantó que el jueves los trabajadores aeronáuticos se suman al paro de 24 horas convocado por la CGT. Los trabajadores también repudiaron el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 70/23 vigente, que permite avanzar con “el despido de trabajadores de organismos y empresas del Estado”, y reclamaron “el respeto a las paritarias libres y la inmediata homologación de convenios en algunas de las actividades de gremios que integran la CATT”, a la vez que se opusieron a la privatización de las empresas públicas. “Los trabajadores rechazan la restitución del Impuesto a las Ganancias y los tarifazos impuestos en el transporte público. Analizarán la situación de los jubilados del sector en relación con el contexto actual y coordinarán medidas en el marco del plan de acción dispuesto por el Consejo Directivo de la CGT”, puntualizaron los dirigentes en el documento difundido en los últimos días.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias