sábado 25 de mayo de 2024 - Edición Nº1998

Nación | 5 may 2024

OPINIÓN

“Es un momento crítico para muchos ex trabajadores recientemente ‘caídos’”

El escritor lomense Antonio Novielli evaluó el difícil momento que atraviesan las pymes. También analizó el mercado laboral.


En este Día del Trabajador, es un momento crítico para muchos ex trabajadores recientemente "caídos", como los denomina la actual administración. Si realizamos un paneo sobre lo declarado por distintos sectores, notamos que los Industriales Pymes Argentinos (IPA) han dado a conocer la delicada situación que atraviesa el sector, alertando sobre los riesgos que implica para el empleo y la actividad económica. El desempleo y sus consecuencias sociales incorporan el tema de la exclusión social y sus nuevas formas en las que se manifiesta. Si intentamos buscar y establecer quiénes son los grupos sociales más afectados, la clave interpretativa de los conflictos que plantea la desocupación para el propio individuo, su familia y su entorno.

Si vamos a los fríos números, podemos notar que en la actual gestión de gobierno se registraron más de 20.000 pérdidas de puestos de trabajo en el sector de Pequeñas y Medianas Empresas (pymes), y hay una proyección de que, a partir del mes de mayo, esta tendencia se agrave, según anticiparon Industriales nucleados en IPA. Por su parte, Daniel Rosato, presidente de la entidad, menciona que "en el país hay unas 50.000 pymes industriales, entre las cuales alrededor del 15%, unas 7.500, están en crisis al día de hoy". Estimando que unos 150.000 trabajadores podrían quedarse sin trabajo en el transcurso del año en el sector. Entre los sectores más afectados, sin dudas es el textil. Rosato refiere que "el Gobierno no habla con las pymes", a pesar de los varios intentos de reunión con el ministro de Economía, Luis Caputo, con la imperiosa necesidad de medidas en defensa de las pymes. Y tratar la problemática que genera en el sector el levantamiento de leyes como el Programa Compre Nacional, la Ley de Góndolas, y la apertura irrestricta de importaciones, que se impulsa en la actualidad. Una medida en defensa consideramos que sería que se levante el impuesto País a la compra de insumos al exterior para las pymes. "Es un paso necesario para reducir los costos y hacer más competitivos los productos nacionales en el mundo".

Dentro de este contexto, se considera que sólo 2 de cada 100 empresas evalúan contratar personal, según encuesta de Indicadores Laborales que realiza mensualmente la Secretaría de Trabajo de la Nación. Por su parte, el titular de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro, Walter Sequeira, señala que "se habló que los primeros seis meses iban a ser muy difíciles y hoy el gobierno nacional está más con la cuestión macroeconómica que con las pymes. Se está viendo que veníamos atrasados con el tema de la energía, ya en febrero veíamos un aumento del 400 por ciento de la luz, casi 300 por ciento en marzo y si quieren aumentarlo nuevamente va a haber una importante mortandad de pymes". "Los comercios pasaron de pagar 300 mil pesos la luz a un millón, con caídas en las ventas de un 20 y pico por ciento", indicó. Por su lado, desde CAME tenemos un buen diálogo con la parte de Producción del gobierno nacional y con AFIP, donde le estamos diciendo "esto no y esto sí" cuando quieren tocar algún punto que puede afectar a las economías regionales. Mencionando que "lo que hay que hacerle entender a los gobiernos es que tiene que haber un diálogo y sabemos que ellos también tienen que recaudar, pero hay que empezar a hablar de algunas ayudas a las pymes". Además, expuso: "Los formadores de precios en Argentina son los que se reunieron con Milei en Bariloche, no son los negocios ni los quioscos de los barrios y ellos tienen que ver cómo van a salir a trabajar con las pymes".

Si vamos a los índices, la caída del empleo según datos del INDEC difundidos el mes de abril. Notamos que la tasa de desocupación (TD) –personas que no tienen ocupación, están disponibles para trabajar y buscan empleo activamente, como proporción de la PEA– se ubicó en 5,7%. La tasa de subocupación resultó del 10,5% de la PEA, mientras que los otros ocupados demandantes y los otros ocupados no demandantes disponibles alcanzaron, en conjunto, el 11,3% de la PEA. La presión sobre el mercado laboral, conformada por el universo de desocupados, subocupados, ocupados demandantes y ocupados no demandantes disponibles, alcanzó el 27,4% de la PEA. Al observar las poblaciones específicas, dentro del universo de 14 años y más, desagregada por sexo, la tasa de actividad para los varones fue de 71,1%, mientras que para las mujeres se ubicó en 52,5%. En una mirada geográfica, las regiones que presentaron mayores tasas de actividad fueron Gran Buenos Aires (49,4%), Pampeana (48,6%) y Cuyo (47,9%). Por otra parte, la que presentó la menor tasa de actividad fue Noreste (44,3%). A su vez, si consideramos el tamaño de los aglomerados, en los de 500.000 y más habitantes la tasa de actividad (49,2%) fue superior a la de menos de 500.000 habitantes (45,6%).

Dentro de la población activa (48,6%) se destacó: El 73,7% son asalariados –de ellos, el 35,7% no cuenta con descuento jubilatorio–, mientras que el 22,6% trabajan por cuenta propia, el 3,4% son patrones y el 0,3% son trabajadores familiares sin remuneración. Entre los asalariados ocupados, el 5,2% utilizó sus propias maquinarias/equipos para realizar su trabajo. Al mismo tiempo, del total de ocupados, el 8,3% trabajó desde la vivienda. Al analizar la población ocupada por nivel educativo, más de la mitad de las personas ocupadas (59,6%) cuenta con estudios hasta secundario completo, mientras que el 40,4% posee estudios superiores y universitarios (completos o incompletos). Asimismo, en lo que respecta a la calificación de la ocupación principal, el 54,9% corresponde a un empleo operativo; el 17,5% a calificación técnica; el 16,7% a no calificado; y el 10,5% a profesional. En referencia al nivel educativo de las personas desocupadas, el 71,5% cuentan con estudios hasta secundario completo y el 28,5% presentan nivel superior y universitario, completo o incompleto. En cuanto al tiempo de búsqueda, el 67,3% lleva buscando empleo desde menos de 1 mes hasta 12 meses, mientras que el 32,7% lleva más.

A estos indicadores se les suman los del sector estatal. "Este Día del Trabajador deja mucho que cuestionar". Recordando  ¡Querida Libertad! "Que toda persona tiene derecho a trabajar y a ejercer una profesión libremente elegida o aceptada"

"Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias