viernes 17 de mayo de 2024 - Edición Nº1990

Policiales | 29 abr 2024

EL ACUSADO ES MENOR

Nena quemada en Santa Marta: temen que haya más ataques del supuesto agresor

La víctima se recupera en su casa de las graves heridas. Su madre contó a Política del Sur los detalles del terrible hecho que casi le cuesta a la vida.


Una nena de 10 años estuvo al borde de la muerte durante 27 días en los que estuvo internada en el Hospital del Quemado de la ciudad de Buenos Aires, donde fue llevada de urgencia por las graves heridas, de lo que habría sido un ataque "por celos" de su vecino de 11, quien la habría rociado con alcohol, en el barrio de Santa Marta.

"Cuando mi nena prendió el fósforo, el pibe le empezó a tirar el alcohol. Si era un accidente, se tendrían que haber quemado los dos", contó Alejandra, la madre de la menor, en una entrevista exclusiva este lunes en el programa Política del Sur.

La mujer recordó que el presunto agresor le propuso a su hija hacer "una fogata para (espantar) los mosquitos", en frente de su casa, la tarde del 27 de marzo. Sin embargo, lo que parecía una invitación para un simple juego, casi le costó la vida.

Alejandra descartó que lo ocurrido haya sido parte de "una broma" del otro menor y teme que haya más ataques en el vecindario, debido a la falta de atención de las autoridades con el supuesto atacante. "Pasan mucho tiempo solos, junto a su hermana de 16, porque su mamá trabaja muchas horas", remarcó.

La niña, que iba a viajar ese mismo día a la Costa con sus padres y hermanos, tuvo que ser llevada de urgencia para ser atendida en un centro de salud de la zona, de donde fue derivada al nosocomio porteño, en el que fue operada. "Ese día, él (el agresor) le dijo a mi nena que no quería que se vaya", explicó acerca de sus sospechas sobre un posible ataque premeditado "por celos".

Después de 14 días de internación, le realizaron autoinjertos en el 18 por ciento de las partes afectadas de su cuerpo y en la actualidad sigue su recuperación en su casa tras ser dada de alta días atrás.

Ahora, la víctima afronta un largo proceso de tratamiento de forma domiciliaria, que durará dos años, mientras la causa está a cargo de la UFI del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil 1 de los Tribunales de Lomas de Zamora, bajo la carátula de "averiguación de ilícito".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias