viernes 24 de mayo de 2024 - Edición Nº1997

Gremiales | 17 abr 2024

SALUD EN CRISIS

La motosierra de Milei golpea el sistema sanitario: trabajadores denuncian cierre de planes

Los gremios de todo el país se reúnen para analizar la situación producida por el ajuste, que incluye la baja de programas como el REPROCANN. Hay varias provincias con conflictos locales, producto de la situación general. Críticas por la falta de manejo de la epidemia de dengue.


Por: Diego Lanese

En su habitual conferencia de prensa, el vocero presidencial Manuel Adorni confirmó un importante ajuste en el ex Ministerio de Salud, que terminó en una baja de la planta política. “Se redujo un 60 por ciento la planta política, donde había roles que incluso se superponían. Esto implica un ahorro de 13.464 millones de pesos”, indicó el portavoz, que dio detalles de estas medidas. En este sentido, Adorni explicó que se terminaron los “subsidios a empresas de salud privada y se dieron de baja 48 vehículos de la flota del ministerio y se finalizó el contrato con 619 consultoras en torno a los 1150 millones de pesos en el marco del rediseño del Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA)”. Este plan de ajuste, que fue anunciado como un triunfo del plan motosierra, impacta con fuerza en los sistemas sanitarios provinciales, según denuncian los gremios. Ante esto, se están cerrando planes de intervención nacional, y hay alarma por la falta de recursos para la atención de pacientes, en especial aquellos que no tiene cobertura médica. En la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), los trabajadores se reunirán esta semana para analizar la situación y para aprobar un plan de lucha contra el achicamiento del Estado. Varias provincias comenzaron protestas locales, ante el aumento delos conflictos laborales.

 

El ajuste que lleva adelante el Gobierno nacional sobre el sistema sanitario comenzó apenas asumió Javier Milei, que degradó el ministerio en secretaría, y se profundizó con el correr de los meses. El caso más grave fue el cierre momentáneo de la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (DADSE), que dejó de entregar medicamentos para personas en situación de vulnerabilidad. Las denuncias por abandono incluyen cuatro personas fallecidas en medio de la transformación del plan, que según el Gobierno nacional tenía serias irregularidades, y ahora volvió a funcionar. Lo cierto es que las nuevas medidas de ajuste no hacen más que profundizar el achicamiento de la salud pública. Además, esta semana se confirmó que el Gobierno revisará el funcionamiento del Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN), por irregularidades en la autorización al consumo, por lo que se podrían revisar unos 90 mil permisos. El programa es el que autoriza al cultivo y consumo terapéutico de esa droga con fines medicinal, y que según una reciente reunión realizada con autoridades sanitarias se limitará en su funcionamiento. Según pudo saber Política del Sur, la idea de las nuevas autoridades es “permitir el uso de cannabis sólo en enfermedades donde la ciencia comprobó su efectividad, como la epilepsia refractaria”. Esto limitará mucho su uso.

Además, de los ajustes en el REPROCANN, el Gobierno sigue mirando con lupa las cuentas en el PAMI, ANSES, INADI, la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), entre otras. “No sólo el REPROCANN está siendo recortado y ajustado en el ex Ministerio de Salud, además sabemos que hay un monton de programa que quedaron sin financiación y desmantelados”, sostuvo María Fernanda Boriotti, titular de la FESPROSA. En diálogo con Política del Sur, subrayó que ya hay notificaciones de medidas “muy dañinas”, como “la baja del ENIA, contra el embarazo adolescente, que anunció el Gobierno y que no deja de generar angustia en las provincias”. Si bien en la Argentina la salud pública está en manos de los gobernadores, Nación interviene de forma vertical a través de planes de atención primaria, como la mayoría de los que se fueron recortando o suspendiendo. De esta forma, el Estado nacional se desentiende de la salud de las personas. “El enorme ajuste que lleva adelante el Gobierno nacional y los aumentos exorbitantes en las prepagas no se tradujeron en mejoras salariales ni en inversiones en infraestructura hospitalaria”, recordaron desde FESPROSA.

 

Ante esta situación, los gremios que forman la federación se reunirán esta semana para analizar los temas más urgentes en materia sanitaria. En el marco del Frente de Gremios Estatales, del cual la FESPROSA es miembro, se convocó el denominado Encuentro Nacional de Salud, que tendrá lugar este jueves desde las 14 horas en la sede de la CTA Autónoma. El mismo contará con las exposiciones de referentes de distintos gremios sanitarios, distribuidos en dos paneles. El primero, centrado en las luchas en el sector salud, contará con las exposiciones de integrantes del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud de Tucumán (SITAS), de ASSPUR-Río Negro, de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS) y del Sindicato de Trabajadores de Enfermería (SITRE), y será coordinado por la Asociación de Profesionales de la Salud de La Rioja (APROSLAR). El segundo panel versará sobre la organización nacional de los trabajadores de la salud y contará con las exposiciones de integrantes de Asociación Trabajadores del Estado - Salud (ATE Salud), la Asociación de Profesionales de Servicio Social (APSS), SIPRUS-Santa Fe y la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH), con la coordinación de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud del Hospital Posadas (CICOP-Seccional Posadas). “En el encuentro debatiremos estrategias, estado de situación y acciones colectivas”, dijo Boriotti, que no descartó que la mayoría llame a un paro nacional.

La cumbre tendrá más de 100 delegados de 21 provincias, quienes evaluarán el impacto del ajuste en el sector salud y decidirán sobre cursos de acción común. “Los conflictos con los trabajadores y trabajadoras de la salud pública se agravan en todo el país. El enorme ajuste que lleva adelante el Gobierno nacional y los aumentos exorbitantes en las prepagas no se tradujeron en mejoras salariales ni en inversiones en infraestructura hospitalaria. En ese marco, los gremios sanitarios continúan en pie de lucha en todo el país”, expresaron desde FESPROSA, que informaron de los conflictos locales derivados de esta situación. En Santa Fe, por ejemplo, SIPRUS llamó a movilizarse a la caja de jubilaciones de la capital provincial, en defensa de los haberes jubilatorios. Además, el gremio convocó a “una jornada provincial de protesta para el miércoles, ante la falta de convocatoria a una reunión paritaria para discutir salarios”. Por su parte, en Río Negro ASSPUR convocó a un nuevo paro de 72 horas desde mañana. “Pese a la buena voluntad de los trabajadores de salud rionegrinos, el gobierno provincial no dio muestras de querer incluir en el diálogo a los representantes nucleados en ASSPUR”, dijeron. En tanto, en San Luis, ante la convocatoria a medidas de fuerza, el gobierno provincial dictó la conciliación obligatoria, cuya primera audiencia se celebrará en la capital puntana el próximo miércoles. La Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) espera que “del encuentro salgan propuestas concretas de recomposición salarial que permitan resolver el conflicto”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias