viernes 24 de mayo de 2024 - Edición Nº1997

Avellaneda | 13 abr 2024

¿CRISTINA PIERDE PODER?

¿Explotó Avellaneda? Ferraresi habló de "extorsión" a Kicillof y Máximo le copó el Docke

El intendente de Avellaneda señala extorsiones dentro del peronismo. El titular del PJ bonaerense le mojó la oreja al ex Patria. ¿Quiénes se aliaron en contra de Ferraresi? Todas las miradas señalan al orquestador, González Santalla. Ya no se obedece a CFK.


Por: Ricardo Carossino

Si bien hubo expresas órdenes de Cristina Fernández de Kirchner de calmar el enfrentamiento entre sus dos hijos dilectos: el biológico (Máximo Kirchner) y el adoptado (Axel Kicillof), según afirmó a PDSur una fuente ministerial del gobierno bonaerense, esa orden no abarcó los territorios fuera de La Plata y toda la tensión acumulada explotó en Avellaneda.

Luego de que el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, dejara la vicepresidencia del Instituto Patria, mandara a romper el bloque de concejales de UP en Lanús, donde gobierna el camporista Julián Álvarez, anunciara que el 2025 los encontrará “en lugares distintos” y pidiera por la candidatura del gobernador Kicillof para presidente, La Cámpora salió a responder con artillería pesada.

La interna peronista más caliente de la Tercera Sección Electoral explotó esta semana pasada y la clave de esta pelea que puede escalar aún más en términos políticos y personales, lo que empieza a mostrar es que la dos veces presidenta de la Nación no está controlando el escenario y hasta quienes la defendieron a capa y espada, hoy decidieron no seguir más sus consejos y le dicen “no” a La Cámpora, acusada de ser la responsable de las derrotas por haber tenido el lápiz en todos estos años.

Este último capítulo de la pelea que desnuda la fragilidad de CFK, dejó una foto totalmente intrascendente de Julián Álvarez que se mostró con el rector de la Universidad Nacional de Avellaneda, Jorge Calzoni, enemigo político de Ferraresi, tratando de devolver el golpe que le diera el ex ministro de Hábitat, con la ruptura de la concejala Belén Barrueco.

Pero quien estuvo en esa reunión y en esa foto, fue nada menos que “el culpable” (así lo señalan las fuentes consultadas por PDSur) de esta fractura expuesta dentro del peronismo de Avellaneda, el dirigente de La Cámpora, el senador provincial Emmanuel González Santalla, un claro exponente de lo que el peronismo ortodoxo viene criticando desde 2015: el método kirchnerista de romper al más puro estilo trotskista.

Cabe recordar que Calzoni quiso jugarle la interna dentro del Frente de Todos en 2021 a Magdalena Sierra por la candidatura a concejal y fue una de las 80 listas que la conducción partidaria bajó a nivel nacional, y por el momento, el intendente de Lanús, intenta salir de su ostracismo dirigencial y subirse el precio acercándose al titular de la UNDAV.

De este modo, Máximo Kirchner le moja la oreja a Ferraresi, de la mano de González Santalla, logrando que Julián Álvarez, sea designado del Directorio Consorcio Puerto Dock Sud. El lugar venía siendo reclamado por Álvarez, que recuperó el distrito el año pasado para el peronismo, ya que estaba ocupado por un dirigente del PRO que responde al ex intendente Néstor Grindetti.

La Cámpora se quedó así con uno de los nueve lugares del directorio del consorcio que maneja el puerto de Dock Sud. La presidencia del mismo la define la Provincia, y hoy por hoy la ocupa Carla Monrabal. El otro municipio que tiene participación Avellaneda, representada por Carlos Lombardo. De esta manera, el puerto de Dock Sud será otro espacio más para el despliegue de la discusión entre el armado de Ferraresi y el de Kirchner, tensión que no es nueva y que viene dejando capítulos crecientes desde fines del año pasado.

La disputa terminó por hacer explotar el peronismo de Avellaneda desde que su intendente tomara la posta como el principal enemigo de Máximo y el principal armador de Kicillof Presidente.

Precisamente, semanas atrás, en un acto en Lanús sin la presencia de su par local, Ferraresi dejó en claro en un plenario que su agrupación, la Eva Perón, su visión del armado electoral: “Axel no tiene un solo diputado ni un solo senador provincial y es gobernador. Tenés que hablar con los diputados y tenés que hablar con otro, que es un dirigente que te quiere joder a vos, para que te junte los votos para sacar una ley. Así no funciona. Funciona mal, encima, porque los acuerdos terminan siendo extorsivos: para que te saque esta ley, tenés que darme esto o lo otro”.

Mientras tanto, La Cámpora le pelea la Tercera Sección Electoral, a Ferraresi, Mario Secco y Fernando Espinoza, con Lanús, Quilmes (Mayra Mendoza) y Brandsen en manos de Fernando Raitelli. A su  vez, exhibe esas dos de las cinco bancas para el Senado con Emmanuel González Santalla y Amira Curi. Pero la pregunta es cuánto le puede alcanzar en medio de fuertes barones del conurbano que no quieren más a Máximo Kirchner.

La otra noticia esta semana pasada tuvo que ver con el inicio del ciclo de charlas “¿Qué nos faltó?”, con la que Ferraresi propuso “repensar el Proyecto Nacional”, junto a Julio De Vido, la jefa de gabinete del municipio y esposa del intendente, Magdalena Sierra y el ex ministro de Economía y ex vicepresidente, Amado Boudou, dos dirigentes que terminaron presos durante el gobierno de Mauricio Macri y que esperaron un apoyo público de La Cámpora que nunca se llegó.

Ferraresi, no sólo quiere una renovación sin el “lápiz” de Cristina Fernández y sin la intromisión de Máximo Kirchner, quiere proyectarse como candidato a gobernador, saltar a la provincia y hacerlo con su propio armado, tratando de que La Cámpora no le arme la lista del 2027, para así no quedar atado a las exigencias del hijo de la ex vicepresidenta.

A la vez, el Partido Justicialista de la Provincia es hoy territorio de Kirchner, y no son pocas las voces que reclaman por una mayor apertura y un mayor dinamismo de la herramienta partidaria. La tensión imposible de ocultar entre el diputado nacional y Kicillof quedó reflejada en que el gobernador no fue invitado a la primera reunión del PJ bonaerense desde el cambio de gobierno, y Kirchner no participó del Congreso Nacional del PJ en el que el gobernador ocupó el centro del escenario junto a Gildo Insfrán. En esa segmentación partidaria, algunos señalan a Ferraresi como el dirigente dispuesto a discutirle a Máximo Kirchner la presidencia del peronismo bonaerense.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias