viernes 24 de mayo de 2024 - Edición Nº1997

Provincia | 15 abr 2024

Ex socios políticos

Discrepancias entre el PRO y la UCR respecto a la empresa de producción de medicamentos que propugna Kicillof

Los alcaldes centenarios ven con buenos ojos la producción de genéricos, vacunas e insumos hospitalarios que contribuirían a abaratar costos en los nosocomios municipales. En las filas amarillas hay más reticencia en apoyar la iniciativa y rechazan de plano la concreción de una empresa de emergencias médicas.


Por: Federico Cedarri

Una vez más afloran diferencias de criterios en la Legislatura bonaerense entre los ex socios políticos del PRO y la UCR en torno a dos iniciativas que envió recientemente el gobernador Axel Kicillof.

El mandatario provincial había intentado colar en diciembre pasado durante las negociaciones por el tratamiento del endeudamiento y Ley Fiscal las propuestas de creación de una empresa de producción de medicamentos, vacunas e insumos hospitalarios, y otra de emergencias médicas para complementar con el SAME: las dos iniciativas hacían hincapié en la figura jurídica de sociedades de Estado.

En aquel entonces, los legisladores del interbloque de Juntos se negaron al tratamiento express de ese tipo de propuestas por lo que pidieron al  Gobernador que las enviara más adelante para ser analizadas en las comisiones.

El comienzo del año ordinario combinado con el aumento explosivo de los medicamentos impulsó a Kicillof a insistir con las iniciativas que ingresaron a la Legislatura luego de la Asamblea Legislativa y que deberán comenzar a ser analizadas perentoriamente por los legisladores de la oposición.

En la reunión que sostuvo recientemente con los intendentes del foro radical, Kicillof les pidió como contrapartida a la larga lista de demandas que esbozaron los boina blanca que apuntalen con sus legisladores estos dos proyectos de ley: logró al menos la promesa de que lo van a analizar exhaustivamente.

En rigor, a los jefes comunales centenarios una de las principales cuestiones que los afligen de sobremanera es el fuerte encarecimiento de los medicamentos para abastecer los hospitales municipales, lo que les complica los presupuestos de las intendencias.

Esta situación puntual podría inclinar la balanza para que las bancadas correligionarias de la Legislatura bonaerense den el visto bueno por lo menos a la producción de medicamentos, insumos y vacunas: “Es probable que ese proyecto cuente con nuestro apoyo, el otro me parece más complejo”, anticipan una fuente parlamentaria centenaria a PDS.

No obstante, desde las dos bloques legislativos centenarios sugieren que el análisis de las propuestas será profundo y que no están dispuestos a un tratamiento rápido: “Nos tomaremos nuestro tiempo y tampoco es que aceptaremos presión alguna de los intendentes para sacarlas, si nos convencen las dos propuestas daremos el visto bueno”, destaca un legislador boina blanca a este portal no muy convencido con los dos proyectos del Ejecutivo.

Los bloques que comandan el abadista ortodoxo Diego Garciarena en Diputados y en el Senado el chacabuquense Agustín Máspoli, más cercano al juego de los alcaldes, se comprometieron a analizar durante las próximas semanas las dos iniciativas que irremediablemente deberán pasar el trámite de rigor indispensable en las comisiones según al pacto al que llegaron con la gobernación bonaerense.

El PRO con una postura más esquiva

Si bien el radicalismo dio un guiño a Kicillof de poder avanzar aunque más no sea con el proyecto de producción de medicamentos, en el PRO la cuestión es más compleja, los alcaldes comenzarán a examinar las iniciativas durante los próximos días aunque los augurios no son buenos.

De hecho, ya descartan de plano que la bancada amarilla apruebe la iniciativa que apunta a crear una empresa de emergencias médicas que actuaría, según reza la letra del proyecto, como empalme con el SAME.

“La intención de Kicillof es hacer desaparecer al SAME y además aumentar el gasto cuando debe producir un gesto de evitar erogaciones improductivas, el SAME funciona bien pero como lo creó Vidal molesta”, dispara a PDS una fuente muy cercana a la bancada del PRO en la Cámara Alta provincial.

En concreto, la impresión es que el espacio amarillo nuevamente se diferenciará de sus ex socios políticos y no apoyará en principio ninguna de las dos propuestas de Kicillof, aunque hay fuentes que no terminan de descartar que algunos intendentes impongan la posición de acompañar la producción de medicamentos por el encarecimiento sustantivo de los mismos en los costos de los municipios.

No obstante, la mayoría de los legisladores e intendentes del PRO estarían resueltos a mostrarse contarios a avanzar favorablemente y darle la venia a los proyectos de Kicillof.

En línea con el pensamiento mileísta, cada vez más enraizado en las filas amarillas luego del divorcio con el radicalismo, los legisladores provinciales entienden que no debe inmiscuirse el Estado en la producción privada de medicamentos: “El Estado cada vez que se mete en algo que manejan los privados la termina de pudrir”, disparan.

Lo cierto es que la semana venidera comenzarán los encuentros virtuales entre los intendentes amarillos y los legisladores para bajar una línea directriz concreta respecto a los dos expedientes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias