miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Sociedad | 27 mar 2024

Educación

"El sistema educativo está mostrando sus fallas y sus grietas", consideró Cipriota

La directora ejecutiva de “Enseñá Por Argentina” lo afirmó al referirse a un estudio del Observatorio de Argentinos por la Educación. “Los chicos más ricos del país son más ricos que la mayoría de los Latinoamérica pero aprenden menos”, indicó.


La directora ejecutiva de “Enseñá Por Argentina”, Verónica Cipriota, sostuvo que, aunque los alumnos de los sectores más favorecidos económicamente del país “son más ricos que la mayoría de los estudiantes de Latinoamérica, aprenden menos”. Además precisó que a nivel nacional,  3 de cada 10 de ellos no alcanza los niveles mínimos de lectura.

Los datos se desprenden un estudio elaborado por el Observatorio de Argentinos por la Educación, titulado “Los más favorecidos de Argentina, entre los menos favorecidos de la región. Resultados PISA 2022”, el cual analiza el desempeño de los adolescentes argentinos de 15 años.

En conversación con Política del Sur, Cipriota manifestó que si bien se considera por “sentido común” que la crisis de la educación en el país es un problema de las clases sociales más bajas, “el sector socioeconómico más alto también tiene problemas gravísimos de aprendizaje”.

“Cuando uno mira los resultados de aprendizaje de lengua de los chicos de 15 años, se nota una diferencia muy grande entre los chicos que pertenecen a hogares de menores ingresos, es decir, de nivel socioeconómico más bajo y los de nivel socioeconómico más alto”, detalló.

Aclaró que “esto se repite no solamente en Argentina, sino en toda la región y en todo el mundo” y agregó que “hay algo que se conoce como el efecto cuna, que en términos generales, los sectores socioeconómicos más desfavorecidos tienen peores resultados de aprendizaje por una multiplicidad de factores”.

En el caso de Argentina, mencionó que existe una “brecha muy grande” ya que precisó que, en los sectores de menores recursos, 7 de cada 10 chicos no llegan a los niveles apropiados de lectura, aunque también en el 25 por ciento de la población de nivel socioeconómico más alto, “sigue siendo muy grave el resultado” porque 3 de cada 10 tampoco llegan alcanzarlo.

Esto es todavía más complejo o más duro cuando se compara qué significa ser del 25% más rico de la Argentina en comparación a la región. Los chicos más ricos de la Argentina son más ricos que la mayoría de los chicos de Latinoamérica y, sin embargo, aprenden menos”, subrayó.

“Hay una crisis bastante grave, clara y evidente”

Apuntó que “si uno hiciera la media en la región, cómo le debería ir en lengua según el nivel socioeconómico, por un tema de promedio, la Argentina queda más abajo de lo que le corresponde”.

“Quiere decir esto, que a todos los países que son más ricos que nosotros, les va mejor que a nosotros, pero también les va mejor que a muchos países y a muchos grupos que son más pobres que nosotros”, enfatizó. “Argentina está ante una complejidad y una crisis bastante grave, clara y evidente”, definió Cipriota.

Si bien indicó que existen “un montón de motivos contextuales que hacen que los niveles socioeconómicos más bajos tengan una tendencia a tener peores resultados de aprendizaje”, evaluó que el nivel económico “no debería ser determinante”.

“Hay un montón de cosas que se pueden hacer y que se hacen en muchos espacios y, cuando uno abre los datos, va a saber que, incluso en el cuartil más bajo de nivel socioeconómico, hay muchísimos estudiantes que llegan a los niveles adecuados e incluso sobresalientes de lectura”, destacó.

Respecto de los grupos que más favorecidos económicamente, opinó que los datos obtenidos en el informe sobre su rendimiento en materia de lectura son “un síntoma de que el sistema educativo en general está mostrando sus fallas y sus grietas y está defraudando los propios objetivos del sistema, que es que los chicos aprendan”.

Nos invita a una reflexión muy profunda de qué estamos haciendo en las escuelas. Acá claramente no estamos hablando de problemas graves de infraestructura básica escolar, ni de necesidades de base o de origen de los chicos. Tenemos que reflexionar sobre qué sucede dentro del aula”, completó.

Según el relevamiento, el 32% de los alumnos de 15 años del nivel socioeconómico más alto en el país no alcanzan el nivel mínimo de lectura en la prueba PISA 2022, quedando por debajo de Chile (15%), Uruguay (20%), Colombia (24%), Perú (27%) y México (27%).

De esta forma, los estudiantes argentinos más ricos obtuvieron los peores indicadores de desempeño educativo y solo superaron a aquellos de República Dominicana (55%), El Salvador (48%), Guatemala (48%) y Paraguay (42%).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias