miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Gremiales | 27 mar 2024

PROYECTO DE LEY

La vuelta de Ganancias: buscan que las grandes empresas paguen el impuesto

El legislador y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, presentó una iniciativa para que la reincorporación del tributo no afecte a los asalariados, pero tampoco desfinancie a los gobernadores. La idea es crear “un mecanismo de justicia tributaria”.


Por: Diego Lanese

El Gobierno nacional quiere volver a imponer el Impuesto a las Ganancias a los asalariados, como parte de las negociaciones con los gobernadores para lograr su apoyo para el llamado Pacto de Mayo. El problema fiscal generado en las provincias por el proyecto aprobado por iniciativa del entonces ministro de Economía Sergio Massa enfrenta al Ejecutivo con los mandatarios, y tiene a los gremios en el medio, que rechazan volver a pagar el tributo, pero entienden el reclamo, en medio del plan de ajuste que lleva adelante el presidente Javier Milei. Ante esto, surgió la posibilidad de crear “un mecanismo de justicia tributaria”, que haga que un pequeño grupo de grandes empresas “salven” ese bache fiscal, pagando más Ganancias, y manteniendo alto el piso del Mínimo no Imponible. El mismo fue elaborado por el diputado nacional y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y busca evitar el enfrentamiento entre los gremios y las provincias, en la disputa por la falta de recursos nacional, que genera problemas en todo el país. La iniciativa tiene apoyo de la Mesa Sindical “El salario no es ganancia”, que trabajó con Massa la propuesta actualmente vigente, y que reúne a más de 30 organizaciones sindicales. En el último plenario nacional, la central obrera ratificó un plan de lucha para enfrentar “el ajuste libertario”.

 

El proyecto de ley de Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores, fue presentado esta semana ante un auditorio colmado de dirigentes gremiales de distintos sectores, que respaldaron la propuesta. A partir de la reforma de la Ley de Impuesto a las Ganancias, la idea es poner en marcha una nueva escala para quienes tributen, mejoran la recaudación de las provincias sin afectar el salario de los trabajadores. Para lograr esto, se aumenta “el gravamen para el pequeño núcleo de grandes empresas”. Según los argumentos del proyecto, a los que tuvo acceso Política del Sur, se habla de tres pasos para lograr este mecanismo de “justicia tributaria”. En primer lugar, “desdoblar el escalón más alto de la escala para diferenciar al pequeño conjunto de empresas de la punta de la pirámide de ganancias, y aumentarles, sólo a éstas, 5 puntos la alícuota (pasar de 35 a 40)”. Ello alcanzaría “sólo al 1 por ciento de las grandes empresas comprendidas por el tributo, que concentran la mitad de las ganancias de nuestra economía”.

En segundo término, agrega un paper informativo distribuido por la oficina del diputado Yasky, “incrementar la alícuota de ganancias para la repartición de dividendos al 10 por ciento, retrotrayéndola a los niveles que tenía en 2015”, que actualmente es del 7 por ciento, la mitad de lo que promedian los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Por último, en el marco “de lo recomendado por la OCDE y en línea con el proyecto del diputado Marcelo Casaretto, el establecimiento de un impuesto mínimo del 15 por ciento (dentro del régimen de Ganancias)”. “Su aplicación tiene como objetivo central poder alcanzar a empresas multinacionales que logran pagar tasas efectivas muy bajas gracias a las maniobras de elusión fiscal internacional lo que reduce significativamente la ganancia sujeta a imposición en Argentina”, destacó el material informativo.

 

En la presentación de la iniciativa, realizada la semana pasada, hubo una fuerte presencia de gremios y de legisladores, que respaldan la iniciativa. “Vamos a motorizar esta propuesta, como toda aquella que nos ayude a evitar esta verdadera rebaja salarial”, le dijo a Política del Sur un dirigente de la Mesa Sindical “El salario no es ganancia”, que rechaza la vuelta del impuesto. Si bien la propuesta de Yasky busca evitar el enfrentamiento con los gobernadores, en este espacio creen que la vuelta de Ganancias está vinculada a las presiones de los mandatarios provinciales. “Quieren que el Gobierno les devuelva esos fondos, para sumarse al Pacto de Mayo. Ganancias está de nuevo en la agenda por sus presiones”, agregó el dirigente sindical consultado. El proyecto de Hugo Yasky es uno más de los que se presentaron en este tiempo para evitar el impacto del impuesto en el bolsillo de los trabajadores. La presencia de varios legisladores del oficialismo marca el apoyo que tiene la propuesta, que busca una alternativa para evitar el enfrentamiento con los gobernadores, por el desfinanciamiento que sufren. Por eso en el Congreso estuvieron legisladores que representan en el interior, como Carolina Yutrovic, por Tierra del Fuego, ex obrera y dirigenta metalúrgica, y Juan Manuel Pedrini, por Chaco. Además, estuvo el titular del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez.

La iniciativa de Yasky fue respaldada además por los delegados de todo el país que fueron parte el fin de semana del plenario nacional de la CTA de los Trabajadores, donde se resolvió “profundizar la construcción de un marco de unidad con todas las centrales sindicales, los movimientos sociales, de mujeres y todos los sectores agredidos por las políticas de ajuste y saqueo del gobierno de Milei, a quien acusan de generar “una democracia de doble intensidad: para los ricos hay democracia plena y pueden hacer lo que quieran, para nosotros, los que peleamos por una sociedad más justa, hay persecución y estigmatización”. Como principales conclusiones, los representantes gremiales decidieron “ratificar la participación en la marcha del 24 de marzo, en unidad con todas las centrales sindicales, en defensa de la Memoria, la Verdad y la Justicia, frente un gobierno negacionista. Reivindicar la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas de cara a un nuevo aniversario del 2 de abril, repudiar el ataque sufrido por una militante de la agrupación H.I.J.O.S., entre otras resoluciones". “Necesitamos diputados y diputadas que tengan la decisión de pararse frente a la injusticia, de faltarle el respeto a la lógica de los poderosos”, sostuvo Yasky. “Tenemos que plantearle a nuestro pueblo horizontes distintos. Tenemos que tomar las banderas que están en el corazón. Vamos a demostrar, más temprano que tarde, que nuestro pueblo no perdió la memoria, no perdió la dignidad, que no está dispuesto a ponerse de rodillas”, concluyó el dirigente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias