miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Lanús | 26 mar 2024

LAS LLUVIAS QUE DESBORDARON UNA GESTÍON

Julián Álvarez respondió un informe de PDSur y responsabilizó a Díaz Pérez por las inundaciones

Cuáles son los datos oculta Álvarez sobre una obra que no tiene la confirmación de Katopodis. El intendente de Lanús prometió arreglar el canal Olazábal. Este medio publicó días antes del anuncio un informe lapidario de la Universidad de La Plata. Además, el hombre de La Cámpora sumó un frente interno que su propia tropa consideró “innecesario”.


Por: Ricardo Carossino

El intendente de Lanús, Julián Álvarez, habló de la cuenca Olazábal 10 días después de que Política del Sur le recordara el informe de situación sobre el Municipio de la Universidad de La Plata señalando ese problema como crucial para contener el agua, y lo hizo desde un plano político fundamentalmente, que algunas fuentes consultadas por este medio, consideraron “innecesario”.

El jefe comunal admitió en su cuenta de X que el informe publicado por este medio es de una realidad efectiva y que necesita ser atendido de inmediato para que Lanús tenga un drenaje ante los modificados regímenes pluviales por efecto de fenómenos climáticos como El Niño.

Diez días después de que PDSur diera a conocer el informe de la Universidad de La Plata, Álvarez responde y promete obras en ese sector. En 2019, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP) en el marco de un convenio celebrado con la Autoridad de Cuenca del Río Matanza-Riachuelo (CMR - ACUMAR), realizó un “Diagnóstico Preliminar para el Plan Maestro de Gestión de Inundaciones y Drenaje Pluvial”, y las cuencas analizadas corresponden a Lanús y en particular las aguas que drenan a través de dos colectores principales: bajo las calles Millán y Olazábal.

El estudio arrojó que, según el estado del Municipio, a partir de los 80 milímetros de agua caída, comienza la dificultad para caminar, desde los 100 milímetros como este martes pasado, empiezan la pérdida de estabilidad y peligrosidad de los vehículos por falta de adherencia, y el consiguiente riesgo para personas físicas en el exterior, como quedó demostrado con el cuerpo hallado flotando y que se cree que pudo haber muerto electrocutado. Suma el estudio, lo que denomina un “severo daño a las bases de los edificios”.

Álvarez publicó un video en la cuenca Olazábal dos semanas después de que este diario web alertara sobre esta situación y prometió obras sin explicar de qué manera se harán, involucrando al gobierno bonaerense, “sin que se haya consensuado con (Axel) Kicillof”, según reveló una fuente del oficialismo a este medio, y sin presentar un plan de obras contando cuánto dinero se involucrará, desde cuándo, cuánto durarán las obras y sin la ratificación del gobierno provincial.

De cualquier manera, este medio consultó una fuente del gobierno bonaerense y este aseguró que “habló con (Gabriel) Katopodis el viernes 23 para pedirle la obra” y el ministro de Obras Públicas lo habría autorizado a mencionar al gobierno de Axel Kicillof, pero todo quedó en “veremos”.

“Nos comprometimos con la provincia de Buenos Aires a terminar esta obra. Vamos a terminar la Estación de Bombeo Pluvial de la cuenca Olazábal, a mejorar el estado de nuestros sumideros y a limpiar las tuberías obstruidas de nuestras cuencas”, afirmó Álvarez.

Lo que omite el intendente ante la desesperación de una situación que lo desbordó, como el agua a su Municipio, es que antes de comenzar una obra de ese calibre en el Olazábal, primero debería dar de baja el expediente iniciado por Néstor Grindetti durante la gobernación de María Eugenia Vidal y que nunca concluyó en la entrega de la documentación durante sus dos mandatos en Lanús.

¿Cuál sería el problema y como se solucionaría según acercó su teoría un dirigente bonaerense?: “La realidad es que las cañerías, tanto las troncales, como las secundarias, tienen su circunferencia reducida en un porcentaje mayor al esperable de lluvias”, o sea se tendrían que cambiar todas esas cañerías que son de hormigón.

Para esta fuente, Julián Álvarez, más que pedirle la obra a Katopodis lo que hizo fue adelantarle que iba a decir lo que dijo para notificar algo a la gente en un momento en que no hay divisas reales para afrontar este tipo de obras: “A mi entender, trató de zafar como pudo de una situación que le excedía y sobre la cual lo tendría que haber asesorado un ingeniero hidráulico”, remató este dirigente.

Pero el uso político sobre el cual esta fuente calificó de innecesario, fue la patada al ex intendente y ex titular del PJ de Lanús, Darío Díaz Pérez, cuando dijo que “ninguna de las anteriores gestiones hicieron algo para resolver el problema”.

“Sabemos que para Julián, Díaz Pérez es la personificación del maligno en la tierra –el dirigente se ríe al hacer este comentario- y a Grindetti le tiene que pegar para dejar en claro que su gestión fue de maquillaje y no para resolver las cuestiones troncales”.

De esta manera, al menos dentro de la propia tropa y según análisis de entendidos, al criticar al dariismo, Álvarez obra como Javier Milei en la manera en que desperdicia consensos internos en lugar de consolidarlos, sobre todo cuando una situación de gestión lo pone contra las sogas, porque carece de una promesa real y formal de hacer una obra como la del Olazábal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias