domingo 14 de abril de 2024 - Edición Nº1957

Lanús | 19 mar 2024

CRECE LA TENSIÓN CONTRA LA CÁMPORA

Julián Álvarez enfurecido por el acto de Ferraresi en Lanús

Dicen que el hombre de La Cámpora “puteó hasta en alemán”. El intendente de Avellaneda bajó al municipio vecino y pidió hacer política “sin soberbia”. Realzó la figura de Kicillof y volvió a renegar del kirchnerismo más ortodoxo.


Por: Ricardo Carossino

El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, no tuvo mejor idea que avanzar con su cruzada anti Cámpora en uno de los territorios más importantes de la agrupación que comanda Máximo Kirchner y esto generó un importante revuelo interno en el kirchnerismo de Lanús.

Ferraresi no se detiene y desde que la concejala Belén Barrueco rompió el bloque Unión por la Patria en el Concejo Deliberante de Lanús, el intendente Julián Álvarez padece con cada aparición pública de su par de Avellaneda, dicen fuentes consultadas por Política del Sur. ¿Le tiene miedo Álvarez a Ferraresi?

Según estas fuentes del peronismo local, Álvarez “tiembla” de solo pensar en qué puede decir o hacer Ferraresi, quien en su territorio tiene fama de duro. Si bien cuando la concejala dejó el bloque se enojó terriblemente, dicen que, ahora que el jefe de Avellaneda le piso el territorio, “puteó hasta en alemán”. Las fuentes consultadas señalan que “hay que aguantarlo cuando se enoja” y aseguran que “todos salen corriendo por sus berrinches políticos”.

Por otra parte, trascendió por fuentes presentes en el acto, que en las próximas elecciones de medio término para 2025, Ferraresi estará “en una vereda distinta a la del kirchnerismo”.

La tensión entre Ferraresi y Álvarez no se relaja y quienes hablaron con este medio, insisten en remarcar que el verdadero enojo del intendente de Avellaneda es en realidad con el senador provincial Emanuel González Santalla de La Cámpora de su municipio según contó a este diario web un dirigente de las bases peronistas de Avellaneda y por eso es mayor el enojo del intendente de Lanús, que sostiene puertas adentro que “la está ligando por culpa de otro”.

Ferraresi encabezó el pasado viernes un plenario de su agrupación Eva Perón en Lanús y fue categórico al referirse a la tensión interna del peronismo: “Es clave impulsar una construcción política y solidaria sin lugar para la soberbia”.

Cuando parecía que la espuma había bajado, ya que la discusión por el PJ bonaerense quedó congelada luego de la avanzada que impulsó con Mario Secco (Ensenada) y Fernando Espinoza (La Matanza), el intendente de Avellaneda volvió a mojar la oreja y organizó este acto de su agrupación en el territorio de Máximo Kirchner.  

En rigor, como indicó una fuente de gobernación a PDSur, la interna del PJ bonaerense se enfrió por orden directa de Cristina Fernández que ya supo sufrir la ira de los intendentes del conurbano allá por el 2009 cuando Néstor Kirchner perdió las elecciones con Francisco De Narváez. Astuta, la ex presidenta de la Nación, al ver la avanzada de los nuevos barones levantando en andas al gobernador Axel Kicillof en contra de su hijo, ordenó “desensillar hasta que aclare”, como recomendó el general Perón en los sesenta.

En el acto, de todos modos, Ferraresi insistió con alentar la figura del gobernador: “Intercambiamos miradas sobre este tiempo de ajuste que viene desde el Gobierno nacional”, comentó en sus redes Ferraresi y agregó que “es clave impulsar una construcción política y solidaria sin lugar para la soberbia. Debemos respaldar a Kicillof ante los ataques que recibe (sin revelar desde qué sector) y cuidar a la política como herramienta de transformación”.

Dicen las fuentes consultadas del mismo peronismo de Lanús que las paredes de la oficina del intendente Julián Álvarez siguen agrietándose por los berrinches y las puteadas que profirió cuando se enteró del acto de Ferraresi.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias