miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Gremiales | 19 mar 2024

CRISIS SANITARIA

El dengue pone “en jaque” al sistema de salud bonaerense, denuncia gremio médico

Ante la enorme cantidad de contagios, los hospitales y centros asistenciales de la provincia de Buenos Aires están colapsados, y se pueden ver largas filas de personas con síntomas. Piden que la gestión de Axel Kicillof incorpore la vacuna disponible a los planes de prevención estatales.


Por: Diego Lanese

Las guardias de los principales hospitales del conurbano bonaerense tienen la misma imagen. Pacientes esperando en pasillos y salas, por varias horas, la gran mayoría con síntomas febriles compatibles con el dengue. En medio del brote record que ya supera los 70 mil contagios, el sistema sanitario provincial está “en jaque”, según alertan los propios médicos, que deben afrontar esta circunstancia extraordinaria en medio de los reclamos de mejoras salariales y de recursos. Hasta la semana pasada, eran 24 los distritos con brotes activos de la enfermedad, trasmitida por el mosquito Aedes. Esta realidad se potenció por la invasión de mosquitos de las últimas semanas, y se espera que después de una semana de lluvias intensas la presencia del insecto vuelva a ser importante, despertando la preocupación de los expertos. En el resto del país se vive una situación similar, pese a que este año existe una vacuna eficaz para controlar los cuadros graves de dengue, que se vende en farmacias. Como el Ministerio de Salud nacional no la incluyó en el Calendario Oficial para su aplicación gratuita, hay varios proyectos legislativos para que las provincias la incluyan en los suyos, aunque a nivel bonaerense la gestión de Axel Kicillof no adelantó si dará ese paso.

 

Los datos de dengue marcan la gravedad de la situación. Un total de 79 personas murieron en el país desde julio del año pasado hasta el presente, mientras que se registraron más de 120 mil casos de la enfermedad causada por el mosquito Aedes aegypti, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico Nacional. Como casos autóctonos (personas infectadas que no salieron del país) se detectaron 109.313. En tanto, los casos importados confirmados fueron 3.917 y 6.777 aún están en investigación. “Durante 2024, desde la semana 1 hasta la semana 10, se notificaron 102.898 casos de dengue (lo que representa el 86 por ciento de los 120.007 casos registrados en la temporada 2023/2024)”, asevera el informe. Según consideran los especialistas, estos números podrían crecer en las próximas semanas, si continúan las temperaturas elevadas y el estancamiento de agua provocado por las tormentas que hubo durante estos últimos días. La provincia de Buenos Aires tiene el mayor número de casos fatales, 17, además de una importante circulación viral. Esto hace que las guardias de algunos centros de salud se encontraban colapsadas y los especialistas piden tomar medidas de prevención para mitigar los casos. Las imágenes que pueden verse del país son las de los distintos hospitales desbordados por personas con síntomas compatibles con la enfermedad y, ante este escenario, muchos establecimientos informaron que ya no realizarán el examen, por falta de insumos.

“Hay una situación muy complicada en provincia de Buenos Aires porque estamos en la peor epidemia de dengue que se tenga memoria”, sostuvo Guillermo Pacagnini, secretario General del gremio médico CICOP. En diálogo con Política del Sur, el dirigente afirmó que “de los datos que tenemos los casos superan como mínimo 50 veces lo que tuvimos el año pasado”. Desde CICOP coincidieron que la mayor circulación se da en la zona del AMBA y en los dos cordones del conurbano. “En los hospitales tener guardias con 150 a 200 casos sospechosos por día, lo que hace que se junten los problemas de la debacle de la situación socioeconómica y del aumento de la pobreza, porque el dengue es una de las enfermedades vinculadas a la pobreza”, dijo Pacagnini sobre la realidad que se vive en los centros asistenciales. A esto se le suman “las deficiencias del sistema de salud bonaerense, lo que hace que sea un combo explosivo, esa es la realidad”. Para el dirigente, “la cantidad de gente que vive cerca de los basureros, de lugares sin agua potable o problemas de cloacas es muy grande en la provincia de Buenos Aires, lo que hace que sea un caldo de cultivo para la enfermedad”. Ante esto, Pacagnini aseguró que “hay que mejorar el presupuesto de salud en la provincia de Buenos Aires, que venimos con la curva para abajo, como pasa en el país. hay que atacar los problemas estructurales”. Como medidas urgentes, se planteó “reestructurar el equipo de salud, reformular las guardias, tener sectores para internaciones breves y mejorar las salas para casos graves. Como siempre, cuando hay una emergencia queda expuesta la crisis más sistémica”, destacó el médico.

 

El dengue es trasmitido por el mosquito Aedes, que se cría en agua estancada, por lo cual una de las grandes medidas preventivas es descacharrar las casas, además de evitar las picaduras con el uso de repelentes. Además, desde el año pasado hay una vacuna aprobada para evitar cuadros graves de la enfermedad, pero que hasta ahora sólo se puede acceder de forma privada, comprando las dos dosis necesarias para la inmunización, a un precio que supera los 140 mil pesos. “No hay novedades de que el Estado nacional vaya a poner a disposición de las personas esa vacuna, hay un abandono, a este se le suma la ausencia de una campaña de difusión sobre la prevención efectiva del dengue, con medidas de higiene activa, eso es fundamental”, dijo al respecto Pacagnini. Además, desde CICOP se reclama que la vacuna sea incorporada al Calendario Nacional de Vacunación. “Está bastante estudiada la vacuna, tiene buenos resultados pero recién luego de la segunda dosis, por lo cual para este brote de dengue estamos atrasados, hay que preparar una campaña de vacunación para el próximo período porque el dengue llegó para quedarse”, recalcó Pacagnini. Junto con estas medidas sanitarias, se pidió que el Gobierno nacional coordine “ayuda social con la provincia de Buenos Aires, porque hay un recorte brutal, y en esto también repercute el ajuste”.

A nivel nacional el tema del dengue genera alarma y las mismas situaciones de colapso que en la provincia de Buenos Aires. En Córdoba, ya se registraron 9.316 casos y siete víctimas fatales en lo que va de 2024 y, ante este panorama, las autoridades confirmaron que en las guardias “no se atiende por orden de llegada, sino que se realiza una primera observación de la sintomatología para evaluar a pacientes de mayor gravedad”. Salta es otra de las provincias con récord de positivos y este domingo se indicó que la guardia del hospital Señor del Milagro solo recibió pacientes con pronóstico de dengue. Hace algunos días el Ministerio de Salud de la provincia comunicó que se suspendían las cirugías que no sean urgentes para evitar el uso de camas. Situaciones similares se viven en Capital Federal y Buenos Aires ya que los expertos recomiendan que, ante cualquier síntoma, los pacientes acudan a los hospitales. “Durante 2024, desde la semana 1 hasta la semana 10, se notificaron 102.898 casos de dengue (lo que representa el 86 por ciento de los 120.007 casos registrados en la temporada 2023/2024)”, señaló el informe epidemiológico.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias