lunes 24 de junio de 2024 - Edición Nº2028

Lanús | 12 mar 2024

CALLES SIN DRENAJES

Un muerto en Lanús por las lluvias: Un estudio advirtió “la peligrosidad” en el Municipio y nadie lo leyó

Política del Sur accedió a un informe exclusivo elaborado por La Universidad Nacional de La Plata sobre las cuencas de Lanús. ¿Que determinó el análisis de ingeniería?. Calles anegadas, vecinos que nadan, autos estropeados y una situación histórica que esmerila la imagen de Julián Álvarez. ¿Alguien sabía de estas advertencias? Tarde se llora sobre el agua derramada.


Por: Ricardo Carossino

En un rápido análisis sobre Lanús, que Política del Sur hizo el 23 de diciembre de 2023 advertía que empezaba la época del “Niño”, una etapa climática que traería intensas y periódicas lluvias y que inevitablemente pondría al flamante intendente Julián Álvarez en un ring a pelear contra su imagen negativa.

A diferencia del hombre de La Cámpora, por su parte, Néstor Grindetti había corrido con la suerte del fenómeno de “La Niña”, que es una época de sequías, pero aun así sus ocho años de gobierno terminaron por desgastarlo hasta el punto que se alejó de la gestión apenas empezado su último año dejando el Municipio en manos de Diego Kravetz que enfrentó este problema en mayo pasado.

Y tal como había advertido este medio el Niño que empezó en diciembre, trajo otro temporal de los que jaquean cualquier gestión en el conurbano. No es poco, 100 milímetros en un par de horas. Una lluvia que de nuevo vuelve a interpelar a intendentes de la Tercera Sección Electoral que siempre van corriendo atrás de las obras hídricas y que tienen que enfrentar la saturación de servicios y organismos de ayuda cuando esto pasa.

El añorado plan de obras hídricas capaces de drenar las fuertes temporadas de lluvias duerme el sueño de los justos. Es que no solo se trata del colapso de los barrios por las inundaciones sino que el caudal de agua ha hecho desbordar los arroyos contaminados, el riachuelo, las cloacas, los basurales y los agentes contaminantes que se encuentran en los suelos de todos los barrios pobres.

Hubo noticias respecto de esta problemática por ejemplo en Lomas de Zamora en 2023 se anunció en el marco del proyecto integral de Canalización y Saneamiento del Arroyo del Rey, la inauguración y puesta en marcha de la Estación de Bombeo de Budge. En 2020, en Almirante Brown se presentó una obra de desagües que contemplaba el saneamiento de unas 320 hectáreas que beneficiará a 65.000 vecinos de Longchamps y Burzaco.

Pero Lanús es un caso aparte, tanto que, para colmo, apareció un muerto flotando en una calle inundada. Fue en Valentín Alsina, en el cruce de Habana y Coronel Luna y, según testigos, “vino flotando por lo menos de dos cuadras”. Otro vecino, además, a modo de protesta o de broma se puso a nadar en medio de la tormenta en una calle que parecía un río.

Lanús es un caso especial y Julián Álvarez no parece haber tomado nota de la gravedad mientras encausó sus campañas electorales con su propio sitio web: www.idealanus.com.ar en el que no parecer haber tomado en cuenta los factores climáticos de manera seria, relacionados a las carencias de infraestructura que padece el Municipio. Al cabo, no es más que sentido común.  

Tampoco Grindetti, que no hace mucho mostraba vecinos “contentos” por la limpieza el Arroyo Galíndez durante la sequía, pero sabiendo que todo vuelve a fojas cero cuando cayeron 70 milímetros en mayo de 2023 y Kravetz no pudo hacer frente a la demanda de los lanusenses.

El Riesgo Hídrico está asociado a los excedentes de agua que no pueden ser escurridos a través de conductos (medidas estructurales) y lo hacen por calles, cunetas y veredas, generando velocidades de agua y alturas o calados, que ponen en peligro a los posibles peatones y/o vehículos en puntos críticos.

En 2019, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP) en el marco de un Convenio celebrado con la Autoridad de Cuenca del Río Matanza-Riachuelo (CMR - ACUMAR), realizó un “Diagnóstico Preliminar para el Plan Maestro de Gestión de Inundaciones y Drenaje Pluvial”, y se analizaron las cuencas analizadas corresponden a la localidad de Lanús y en particular las aguas que drenan a través de dos colectores principales: bajo las calles Millán y Olazábal.

Desde luego la conclusión del estudio fue categórica: “Los resultados de estos estudios deberían derivar en un Ordenamiento Territorial que atienda estas peligrosidades asociadas a las cuencas. Las problemáticas sociales afectan a los grandes ejidos urbanos, en particular el conurbano bonaerense, haciendo que se vuelva inviable el uso exclusivo de las medidas destinadas al reordenamiento urbano del territorio cómo solución a tal problemática (medidas no estructurales)”.

El estudio arrojó para Lanús, específicamente, que, según el estado del Municipio, a partir de los 80 milímetros de agua caída, comienza la dificultad para caminar, desde los 100 milímetros como este martes pasado, empiezan la pérdida de estabilidad y peligrosidad de los vehículos por falta de adherencia, y el consiguiente riesgo para personas físicas en el exterior, como quedó demostrado con el cuerpo hallado flotando y que se cree que pudo haber muerto electrocutado. Suma el estudio, lo que denomina un “severo daño a las bases de los edificios”.

Aclara el estudio que estas alturas de agua en calles –calados-y las velocidades asociadas, son la resultante del agua que precipita sobre la cuenca y no el agua que desborda de arroyos cercanos, aunque de presentarse estas situaciones deben ser consideradas.

El análisis de ingeniería realizado por la UNLP, determinó: “Se ha observado que la implementación de estaciones de bombeo sólo impacta en forma local sobre su radio de influencia”.

Además concluyó: “Esto se da porque los conductos han quedado muy subdimensionados. En el mismo sentido, la ampliación de conducciones no sería suficiente y requeriría de grandes inversiones”.

“El concepto fundamental radica en sacar el peligro de las calles por sobre sacar agua de las calles. La vulnerabilidad asociada a la cuenca es crucial ya que no se cuenta con saneamiento cloacal. Esto genera que ante eventos de inundación que puedan alcanzar a las viviendas, la contaminación afecta sensiblemente a la salud pública siendo los problemas más críticos que una simple crecida. Pero la criticidad de estas situaciones, actual y futura, deberá afectarse de la probabilidad que dichos escenarios se produzcan, aún dentro de escenarios de cambio climático”.

En este escenario, como indica el informe en materia de salud pública, estas lluvias generan aún un mayor peligro para las personas por el dengue ante la inundación de cacharrería en las calles, a una semana apenas de que el Intendente decidiera declarar la emergencia sanitaria.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias