martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº1959

Gremiales | 5 mar 2024

DISCURSO EN EL CONGRESO

Reforma laboral y límite a las reelecciones, los cambios que anunció Milei y los gremios resisten

La dirigencia recibió con alarma los anuncios del Presidente de la Nación en el Congreso, que incluyen una reforma y un proyecto de ley que busca frenar los largos períodos de los dirigentes al frente de las entidades.


Por: Diego Lanese

En su primer discurso ante la asamblea legislativa, el presidente Javier Milei relanzó su gestión, en medio de la fuerte disputa con los gobernadores por el ajuste fiscal y la profundización del “plan motosierra”. La principal novedad política del mensaje fue el “Pacto de Mayo”, la idea de firmar un gran acuerdo con los gobernadores para poner en marcha el desarrollo del país. Las primeras reacciones fueron bastante positivas respecto de este llamado, aunque se sabe que el bloque de mandatarios peronistas resistirá los principales ejes de este pacto. Además de este anuncio, Milei adelantó que mantendrá la posibilidad de aprobar el “mega DNU”, que debe ser tratado por las cámaras legislativas, y la Ley Bases, cuyos principales objetivos estarán dentro de un nuevo paquete de reformas, entre ellas una laboral. Según los dichos del propio presidente, la idea es reformar algunas leyes claves, como la que regula los convenios colectivos, habilitando la posibilidad de acuerdos por empresas. Además, apuntó a los dirigentes sindicales que llevan varios años en sus cargos, y propondrá reformar la Ley de Asociaciones Sindicales para prohibir las reelecciones de los secretarios generales. Estos y otros cambios fueron recibidos con alarma entre los sindicatos, que marcan que este tipo de cambios ya fueron intentados en diversos momentos, y que no lograron los consensos. La dirigencia está en alerta por otros cambios que se intentaron antes, como aumentar la declaración de esenciales de varias actividades, limitando las protestas.  

 

Durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso nacional, el jefe de Estado anunció que a través de “una ley o un decreto” se obligará a los sindicatos a elegir a sus autoridades “a través de elecciones periódicas, libres, supervisadas por la Justicia Electoral y con mandatos limitados a un máximo de cuatro años, con una sola reelección posible”. Para eso se debe reformar la Ley de Asociaciones Sindicales, para limitar las reelecciones. No es la primera vez que se intenta dar este paso. Hay varios proyectos que nunca lograron consensos, como pasó la iniciativa de Facundo Moyano, que buscaba que los secretarios generales sólo tengan una sola reelección. Además, planteó la vigencia de los convenios colectivos específicos que realicen en asociación libre los trabajadores de una empresa, o grupo de empresas, primará por sobre los convenios colectivos del sector. “Vamos a terminar con esa locura de imponerle a la gente condiciones laborales que define un señor atrás de un escritorio que no trabaja hace 30 años”, lanzó Milei desde el atril dispuesto en la Cámara de Diputados. En esta línea, también advirtió a los sindicatos estatales que el Gobierno nacional va a descontar la jornada de sueldo a los empleados del Estado que no van a trabajar por paro. Sin dar precisiones, esta medida incluía a los trabajadores de la administración pública, los entes públicos descentralizados, los médicos y docentes, entre otros.

“No son cosas nuevas, ya las intentaron varios gobiernos, desde Raúl Alfonsín y la Ley Mucci hasta la ‘ley Banelco’ de Fernando de la Rúa, recordó un dirigente sindical que suele estar muy cerca de Azopardo, ante la consulta de Política del Sur. Si bien el tema de una reforma laboral alarma, en general son ideas que ya se intentaron, y que estaban incluidas en el DNU 70, que la Justicia declaró inconstitucional. Estas iniciativas de Milei llegan poco después que la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo avaló finalmente el reclamo de la CGT contra el capítulo completo de reforma laboral del DNU 70/2023 y rechazó la apelación presentada el Gobierno, a través de un escrito de más de 30 páginas. El DNU plantea cambios en las indemnizaciones, licencias por embarazo, maternidad y paternidad, los períodos de prueba laboral y los juicios laborales. En primera instancia, la jueza que intervino había declarado la nulidad de 6 artículos del capítulo laboral, pero había dejado vigentes los demás a la espera de que algún trabajador eventualmente afectado por su aplicación pudiera presentarse ante la Justicia. Finalmente, la Cámara dejó sin efecto todo el capítulo. La nueva reforma de Milei parece estar más vinculada a la vida interna de los gremios y deja de lado los cambios estructurales. “El Presidente nos eligió como enemigos, y nos va a intentar poner en contra a la sociedad”, reflexionó el mismo dirigente.

 

A esto se le suma la idea de reflotar la esencialidad de la docencia, lo que limita el derecho a huelga. En el DNU elaborado por Federico Sturzenegger se contemplan modificaciones en la ley laboral entre la que destacaba la inclusión de la educación como “servicio esencial” con intención de limitar el derecho a huelga. En el artículo 97 se establece que se considerará como “servicio esencial a la educación de nivel inicial, primaria y secundaria, como también los servicios de cuidado de menores y la educación especial”. Si bien no hay precisiones respecto a la fecha en la que se concretará la declaración, fuentes de gobierno aseguran que será en lo inmediato y que quedará a cargo de la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello. La intención de la administración libertaria es exigir una “prestación mínima en los días de paro”, y según el vocero Manuel Adorni hay “saña” de los sindicatos contra el Gobierno del presidente Milei.

Para los gremios docentes, este tipo de medidas son una forma de atacar su actividad. “Es evidente que se busca aplastar el reclamo por salarios dignos con este tipo de normativas”, dijo un dirigente del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que por estas horas analiza si comenzará las clases por los problemas salariales que generó por la decisión de dejar de enviar fondos desde Nación a las provincias. Si bien el dirigente consultado no adelantó que puede pasar este año en la provincia de Buenos Aires, admite que “es otro elemento de presión” que tendrá su peso a la hora de decidir si comienzan las clases. Lo cierto es que para los gremios “limitar el derecho a huelga es anticonstitucional”, y muchas veces se intentó dar este paso. “No es legal y no respeta las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que rigen en el país”, agregó. En el país, existe una ley que establece qué actividades son declaradas esenciales, y por lo tanto no pueden paralizarse al 100 por ciento. La norma 25.877 es la que norma estas cuestiones, y en su artículo 24 establece los servicios esenciales que deben sostenerse “más allá de una huelga”, que incluye en este momento a “los servicios sanitarios y hospitalarios, la producción y la distribución de agua potable, la energía eléctrica y el gas, y el control del tráfico aéreo”. Para incluir una actividad o área en la normativa, se debe pasar por un comité de expertos, que decide si se cumplen con los parámetros nacionales e internacionales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias