martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº1959

Provincia | 29 feb 2024

Fuerte puja

Diferencias entre Macri y Bullrich amenazan la unidad del PRO bonaerense

Los intendentes cercanos al ex presidente exigen un debate interno que preserve la identidad del espacio amarillo y ven con recelo una posible fusión con LLA. Los seguidores provinciales de la ministra de Seguridad nacional se radicalizan y trasuntan indicios rupturistas en el Parlamento.


Por: Federico Cedarri

La convulsión interna desatada en el PRO luego de la concatenación de acontecimientos que tuvieron como protagonistas a Javier Milei e Ignacio Torres precipitaron la profundización de las diferencias de criterios entre Patricia Bullrich y Mauricio Macri.

Como bien anticipó PDS, la mayoría de los alcaldes amarillos del interior provincial no la ven y rechazan de plano un acercamiento parlamentario con los libertarios como se especula a nivel del Congreso Nacional.

No ha caído bien en los jefes comunales las formas con las que Javier Milei sacudió al gobernador chubutense en la puja por los recursos coparticipables.

Los intendentes del interior responden todavía a Mauricio Macri de forma directa o indirecta, de hecho el juninense Pablo Petrecca reporta al primo Jorge al igual que uno de los principales alfiles del bloque de senadores bonaerenses, Christian Gribaudo.

El pergaminense Javier Martínez es un lugarteniente del ex presidente y le ha hecho saber sus dudas sobre la conveniencia de avanzar en un acuerdo que podría diluir la identidad del PRO.

Entre los alcaldes líberos que buscan mantener equidistancia tanto de Macri como de Bullrich para evitar complicaciones en la gestión y robustecerse internamente se encuentra al marplatense Guillermo Montenegro, que ya mantuvo un encontronazo significativo con Milei por cuestiones referentes a la actividad pesquera durante la discusión de la desechada ley ómnibus.

En tanto, el sanicoleño Santiago Passaglia prefiere no inmiscuirse internamente y reclama a sus pares un debate interno que reconstruya a la fuerza luego de la debacle electoral.

Las desavenencias intestinas que dificultan consensos podrían representar la causa por la cual la fuerza amarilla orgánicamente no ha tomado posición pública luego de la poda del Fondo de Fortalecimiento Fiscal.

En rigor, los alcaldes se quejan en privado de que el dinero de ese Fondo no se coparticipaba a las intendencias: “Esos recursos se los sacaron a CABA pero los utilizaba a discreción Kicillof y no se distribuían a los intendentes”, suelta a PDS un legislador amarillo alineado con el macrismo.

El ritondismo guarda un sugestivo silencio, de hecho su principal espada legislativa, el zaratense Matías Ranzini, gambeteó poner el gancho en una carta pergeñada por la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, condenando la actitud del chubutense Ignacio Torres que había amenazado con cortar el suministro de petróleo en el puja con Milei.

El bullrismo se radicaliza

Los seguidores de Pato han comenzado desde diciembre de 2023 un sugestivo despegue de las posturas moderadas del espacio amarillo que encarnan los intendentes y los legisladores que les responden.

Esa presunción se comenzó a materializar en Diputados con la desobediencia de las puntas de lanza bullristas Sofía Pomponio, Abigail Gómez y Florencia Retamoso a votar el endeudamiento y Ley Fiscal como habían bajado la orden los alcaldes, y se complementó con el acompañamiento del trío a la misiva que condenaba la amenaza de Ignacio Torres.

El alcalde de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, que desempolvó una vieja amistad universitaria con Milei, también se solidarizó con el Gobierno nacional y apoyó el repudio bullrista al chubutense al igual que su esposa, la senadora provincial y actual titular del PRO bonaerense, Daniela Reich.

La mayoría de los intendentes bonaerenses amarillos sostienen que es tiempo de reconfigurar liderazgos y apoyan la vuelta de Mauricio Macri a la presidencia del partido para negociar condiciones desde una posición de fortaleza frente al gobierno de Milei: “Hoy estamos lejos de una fusión, te diría que estamos hasta en la vereda de enfrente del Gobierno nacional, no concordamos con las actitudes y formas que tiene el Presidente”, descarga a PDS un legislador amarillo enojado con el libertario.

En rigor, temen que el bullrismo comience a erosionar con sus conductas rupturistas la precaria unidad de los bloques legislativos que a duras penas mantienen el santillista Agustín Forchieri en la Cámara Baja y el montenegrista Alejandro Rabinovich en el Senado.

En el espacio amarillo de Diputados especulan que de continuar la puja entre macristas y bullristas es factible que las tres legisladoras rebeldes que responden a la ministra de Seguridad  peguen el salto hacia la nutrida bancada libertaria que conduce el puro Nahuel Sotelo.

Distinto es el panorama en el Senado, donde los libertarios oficialistas despuntan un monobloque que hasta hace unos días lo integraba el armador provincial de La Libertad Avanza, Sebastián Pareja, que escaló hacia un puesto en el gabinete nacional y jurará en su lugar su mano derecha, Carlos Curestis.

El bloque libertario disidente es mayoritario en la Cámara Alta y lo representan el tridente compuesto por el chino Carlos Kikuchi, Sergio Vargas y Silvana Ventura que se solidarizaron con Axel Kicillof en el reclamo por la poda del Fondo de Fortalecimiento Fiscal: “Son massistas culposos”, dispara una fuente del mileísmo ortodoxo ante este portal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias