viernes 24 de mayo de 2024 - Edición Nº1997

Sociedad | 24 feb 2024

TENSA CALMA INTERNA

El peronismo bonaerense marcó la cancha y se pronunció ante el conflicto Milei-Provincias

El enfrentamiento entre el Presidente de la Nación y la Patagonia fue un tema central en el congreso del PJ bonaerense. También se reforzó al apoyo político a Kicillof a pesar de las tensiones internas.


En el marco de la vuelta del titular del PJ nacional, Alberto Fernández y con Máximo Kirchner al frente de encuentro para marcar la cancha internamente, ante el constante asedio de varios intendentes del conurbano para desplazarlo de su lugar político, el Consejo del Partido Justicialista (PJ) de la provincia de Buenos Aires se reunió ayer sábado en Cañuelas en donde se expresaron las distintas visiones sobre la situación social y económica producto de las políticas del Gobierno de Javier Milei, y se emitió un documento titulado (poco originalmente) “la patria no se vende y el federalismo no se negocia”.

De esta manera, el PJ bonaerense difundió este documento crítico con el Gobierno nacional y denunció que “el orden constitucional agoniza” y “el pueblo argentino padece un ataque integral desde la Presidencia de la Nación, replicado por personeros del régimen imperante en redes sociales y medios de comunicación afines”.

Del encuentro en el que estaban convocados los 135 titulares del PJ de la Provincia, participaron las máximas autoridades de la conducción del PJ bonaerense, legisladores nacionales, provinciales, intendentes y referentes de los distintos distritos de la provincia.

De acuerdo a este documento, el “aumento de la violencia y la desigualdad, desgaste de la institucionalidad democrática, vaciamiento conceptual de los valores humanistas, empobrecimiento económico generalizado, entrega inaudita del patrimonio nacional, regresión educativa y cultural y destrucción de la capacidad soberana del Estado”.

También se manifestó que la administración de La Libertad Avanza (LLA) genera un “centralismo mesiánico antifederal, descarte de jubilados, populismo represivo, silencio oficial ante la provocación colonial británica en Malvinas y sumisión al credo fondomonetarista”.

En el inédito contexto del conflicto entre el Gobierno nacional y los gobernadores, el PJ bonaerense sostuvo que “la representación política genera deberes insoslayables a la hora de gobernar y uno de esos deberes es respetar al que piensa distinto creando acuerdos básicos en el proceso constitucional de sanción de las leyes”.

“Cuando el Poder Ejecutivo agrede e insulta a otros representantes del Pueblo, incurre en prácticas antidemocráticas que observamos con profunda preocupación a partir del 10 de diciembre de 2023”, apuntaron.

“La provincia Buenos Aires no es la casta. Es la provincia más grande y la que más riqueza produce. De todos modos, no se arroga superioridad alguna ni exige privilegios. Con 17 millones de habitantes recibe por coparticipación de impuestos solo el 22% y aporta el 39%”, señala el documento.

Para el PJ bonaerense, “esa diferencia merece una compensación para garantizar la educación pública de calidad, seguridad ciudadana, cloacas, rutas, viviendas, autopistas, créditos al consumo y a la producción, energía, agua corriente, transporte, comunicaciones, ayuda social directa, comedores, merenderos, jubilaciones, subsidios y becas escolares”.

“En la Provincia, los peronistas construimos más y mejor Estado, porque es la síntesis del poder de la comunidad organizada, que regula las relaciones económicas y facilita la puesta en acto de los principios doctrinarios de subsidiaridad y solidaridad”, destacaron.

A pesar de una relación tensa que viene existiendo entre el gobernador bonaerense Kicillof y Máximo Kirchner, el PJ bonaerense no dudó en incorporar en el documento un apoyo al Gobierno provincial y sus políticas “en defensa de la producción, el empleo, el desarrollo y la educación pública”, ya que como confirmó Política del Sur, Cristina Fernández dio la orden de bajar los decibeles del conflicto interno entre sus dos principales alfiles.

En tanto, afirmaron en el documento: “Exigimos que se respete el federalismo fundador de la Patria, para que no se les niegue a los bonaerenses los bienes y servicios que por ley les corresponden, y para que los gobernadores – cualquiera sea su pertenencia partidaria- no sean castigados por el centralismo tecnocrático, que ensaya quebrar el desempeño de quienes solo se dedican a preservar el interés colectivo de sus provincias”.

El documento del PJ bonaerense finalizó: “Es ahora o nunca porque la esperanza del pueblo es más fuerte que el pesimismo y la desmemoria de las minorías egoístas, la patria no se vende y el federalismo no se negocia”.

Junto a Kirchner, participaron la vicegobernadora bonaerense y vicepresidenta partidaria Verónica Magario y los funcionarios provinciales Gabriel Katopodis (Infraestructura), Walter Correa (Trabajo), Andrés Larroque (Desarrollo Social) y Florencia Saintout (Instituto Cultural).

También asistieron los intendentes Mayra Mendoza (Quilmes), Fernando Espinoza (La Matanza), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mariel Fernández (Moreno) y Julio Alak (La Plata), entre otros.

Asimismo, estuvieron presentes la jefa de bloque de UxP en el Senado bonaerense, Teresa García; la senadora nacional Juliana di Tullio; y las diputadas nacionales Vanesa Siley y Victoria Tolosa Paz; y las dirigentes Fernanda Raverta y Karina Menéndez, entre otros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias