martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº1959

Avellaneda | 26 feb 2024

SIGUIENDO LOS PASOS DE CACHO

Ferraresi ocuparía un ministerio en el gobierno bonaerense y crece su figura como líder regional

Dos fuentes confirmaron esta chance. El intendente de Avellaneda repite la estrategia de Cacho Álvarez. Su mujer quedaría a cargo del Municipio. ¿Por qué lo hace? ¿De quién fue la idea?


Por: Ricardo Carossino

Jorge Ferraresi, el intendente de Avellaneda, tiene una interesante particularidad, que pocos referentes políticos logran: se habla de él cuando está y cuando no. Esto es porque el hombre se fue de vacaciones con su esposa, que lo sigue en la línea sucesoria, Magdalena Sierra, y el municipio está siendo gobernado por el presidente del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco.

Pero en realidad no sólo se habla del líder de la movida anti Máximo Kirchner por su ausencia, sino por lo que puede llegar a suceder cuando vuelva de su licencia veraniega. Política del Sur dialogó con dos fuentes del peronismo de la Tercera Sección. Un dirigente del gobierno de Axel Kicillof y un dirigente del armado de Ferraresi en Avellaneda.

Estas dos fuentes coincidieron que el intendente estaría muy cerca (estaría ya cerrado el acuerdo) de ser ministro en el gobierno de Kicillof para obviamente darle músculo político al gabinete del gobernador que tendrá un período complicado en la Provincia.

Kicillof tendrá que gobernar en soledad, respecto de las ayudas que recibió de Nación entre 2020 y 2023. Con Javier Milei en el trono máximo, se le terminaron las ayudas económicas, sobre todo a partir de la estrategia del Gobierno nacional de enfrentarse a los gobernadores para sostener el ajuste que está realizando y que hasta sorprende al FMI porque en apenas 60 días de mandato consiguió el déficit primario cero.

De nuevo el gobernador necesita de los intendentes para blindarse frente a las internas del PJ y La Cámpora y una oposición que no dejará pasar un solo minuto sin criticarlo por la pobreza que tendrá la gestión.

Para esto el grupo de Ensenada se abroqueló y lo rodeó de poder territorial, pero es solo una parte (importante) de los intendentes de conurbano: Ferraresi, Mario Secco de Ensenada, Fernado Espinoza de La Matanza, Juan José Mussi de Berazategui, el ministro y dueño político de San Martín, Gabriel Katopodis, y Pablo Zurro de Pehuajó.

Esta mesa habría decidido que uno de ellos, además de “Kato”, como le dicen, fuera parte del gabinete para completar además los casilleros que dejaron libres Martín Insaurralde y Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas.

Pero claro, tampoco se puede prescindir de la teoría de que el alcalde de Avellaneda es uno de los que busca suceder a Kicillof si los votos lo acompañan, o ir con el gobernador a la Rosada, si el ex ministro de Economía llegara a ser un candidato presidencial competitivo.

A la vista de la imagen negativa que mes a mes, Milei empieza a cosechar, un gobernador peronista con una buena gestión de cara a la gente no sería una mala chance para jugar, sobre todo si el ajuste sigue poniendo en jaque la salud, el trabajo y la tranquilidad tanto de la clase baja como de la media y a la vista de que Milei llegó sin experiencia, se piensa en los focus group de Kicillof, que explotar ese costado tendrá relevancia.

De esta manera, Ferraresi por su parte, sigue creciendo políticamente. La fuente consultada del gobierno bonaerense, dijo que la posibilidad está en carpeta porque es uno de los ideólogos del proyecto Kicillof Presidente, y sobre todo, de ir por el PJ de la Provincia de Buenos Aires. De acuerdo a esta fuente en marzo o en abril a más tardar estaría ocupando un ministerio.

En tanto, la fuente de Avellaneda con la que charló PDSur, también confirmó que la chance existe y que se está hablando mucho de ese pase al gabinete provincial porque dicen “Ferraresi ya está lanzado a jugar fuente en la política fuera del Municipio y está bancado por Espinoza, Mussi, Secco y sobre todo Katopodis (otro que compite por la sucesión bonaerense)”.

Quien lo precediera en esta movida, fue precisamente quien lo dejó a cargo de la intendencia en agosto de 2009, Baldomero Cacho Álvarez de Olivera, quien en ese momento jugó hacia arriba con las expectativas puestas en Daniel Scioli (hoy con Milei) y apostó a ser el ministro de Desarrollo Social bonaerense para luego seguir impulsando la proyección de Scioli para que llegara a Nación.

Ahora, su discípulo repite la misma estrategia, se podría decir, calcada, de Cacho Álvarez y por lo tanto el municipio quedaría a cargo de su mujer, Magdalena Sierra.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias