martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº1959

Provincia | 26 feb 2024

Disputa en ciernes

El radicalismo reconfigura su perfil ideológico mientras se avizora una interna por la conducción provincial

Emancipado del PRO, el partido centenario aspira a volver a situarse en el centro del espectro político. Facundo Manes amenaza con pelear por el Comité Provincia bonaerense, corre por izquierda a Abad y planea recorrer el territorio en los próximos meses.


Por: Federico Cedarri

El radicalismo bonaerense busca reconstruir su esencia ideológica luego de la traumática ruptura con sus socios políticos del PRO después de casi ocho años de convivencia bajo el paraguas de Cambiemos y Juntos por el Cambio.

Si bien sectores correligionarios provinciales continúan trabajando en una especie de interbloque con los amarillos en la Legislatura bonaerense y los distintos concejos deliberantes distritales, es un hecho que los centenarios buscarán un nuevo posicionamiento dentro de la convergencia democrática.

Sin embargo, antes de posarse sobre el abanico de posibilidades con la mira puesta en las elecciones de medio término, razonan que la eventual alianza que prohija Mauricio Macri con La Libertad Avanza contribuirá a que el radicalismo vuelva a recuperar un espacio dentro del arco ideológico donde se siente más cómodo, desde el centro hacia la izquierda: “No somos el kirchnerismo pero sí nos ubicamos nuevamente en posturas de centro con tendencia progresista, una especie de un revival de la social democracia que pregonó Raúl Alfonsín en los 80”, sugiere a PDS un referente centenario provincial.

En rigor, el radicalismo vuelve a adoptar un patrón de conducta partidaria independiente de las alianzas que en cierto modo le desvirtuaron su esencia: “La Alianza nos sumergió en la izquierda boba del Frepaso y el PRO nos bandeó a la derecha, debemos encontrar un equilibrio”, sostienen.

Hay un sector del radicalismo bonaerense que mantiene buenos vínculos con el PRO, producto de la sociedad electoral reciente de Maximiliano Abad y Patricia Bullrich.

En este escenario, Abad queda situado como el radical más afín al PRO, este medio fue testigo de hecho cuando en un break de la reunión del foro de alcaldes correligionarios en el Senado bonaerense la mismísima Patricia Bullrich le comunicó telefónicamente al marplatense que había sido designada ministra de Seguridad de Milei.

Abad, ahora convertido en senador nacional, ya avisó a su tropa que no irá por la reelección en el Comité Provincia en la elección de autoridades planificada para fines de 2024, y si bien el marplatense junta a la mayoría de los alcaldes radicales que componen el foro de jefes comunales que ahora comanda el rauchense Maximiliano Suescún, de óptima relación con Kicillof, hay algunos jefes comunales sueltos como el líbero Miguel Lunghi que no se referencian en el oficialismo boina blanca y ve con simpatías el armado de Facundo Manes.

Por cierto, el neurólogo marcó la cancha dentro de la esfera radical, en primera instancia mandó a romper el bloque en la Cámara de Diputados bonaerense molesto por la exclusión de sus legisladores de la mesa de negociación con el peronismo por el paquete fiscal y elendeudamiento.

Luego, el flamante espacio comandado por el platense Claudio Frangul votó negativamente los proyectos que habían consensuado Kicillof con los intendentes radicales y del PRO.

Y para completar la animadversión con el sector abadista, Manes y su lugarteniente Pablo Juliano votaron de manera negativa en general la ley ómnibus que naufragó en el Congreso Nacional diferenciándose de la postura de la mayoría de los diputados radicales bonaerenses que acompañaron la norma marcando disidencias en particular.

No obstante, los intendentes centenarios por el momento están más preocupados por la gestión que por los alineamientos internos.

Tienen la promesa de Axel Kicillof de que en los próximos días comenzarán a desembolsarse los fondos convenidos para reactivar las alicaídas economías de los distritos del interior que se han visto afectadas por la parálisis de las obras públicas que empuja Javier Milei: “Necesitamos que lleguen los fondos provinciales para poder comenzar a girar la rueda ya que el parate económico es grande y se empieza a sentir en la recaudación”, sostiene ante PDS un legislador ligado a un intendente.

Manes evalúa ir por la conducción partidaria bonaerense

La embestida del diputado nacional de Salto podría contemplar también la chance de que el propio Manes decida ir por la presidencia del Comité Provincia.

Su alter ego Pablo Juliano podría dar la pelea en La Plata, uno de los principales bastiones de Evolución que se quedó con el Comité local luego del triunfo de Pablo Nicoletti.

Es una incógnita el juego que desplegarán los seguidores de Martín Lousteau, ya que si bien en el 2022 conformaron una lista de unidad con Abad y el possismo ahora los indicios marcan que habilitarían la consolidación de un polo de poder partidario alejado del oficialismo y los seguidores de Facundo Manes.

El neurólogo aspira a recuperar centralidad, siente que perdió dos años sumergido en el laberinto de las disputas internas de Juntos por el Cambio: “Facundo se está reseteando, pero es el mismo del 2021, con el mismo discurso de renovación partidaria de entonces, él no se movió un ápice, los que se desviaron del camino fueron los demás”, pasa factura al abadismo un referente manista ante este portal.

Según pudo confirmar PDS, Manes iniciará una vez entrado el mes de marzo una gira bonaerense buscando rescatar el protagonismo perdido, se presume que luego mensurará los resultados y de ser positiva la evaluación la potabilidad de su candidatura para comandar el Comité Provincia adquiriría entidad concreta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias